jueves, 9 de abril de 2020

SUEÑO CUMPLIDO


Los dioses nos atemorizan cuando cumplen nuestras necias plegarias, dice Nietzsche que esa es su venganza. El terror es porque significa que nos escuchan y es preocupante pensar que algo tan grande se ocupe de nuestras humanas obsesiones. Los dioses escuchan al poder, le consienten sus caprichos, lo hemos comprobado, iniciamos con la austeridad como guía redentora de los pecados del despilfarro, y eso se prolongó al concepto de “cultura y arte para el pueblo” o los creyentes, entonces la cultura se empobreció: se acabaron las exposiciones con obras de otros museos del mundo; se cancelaron los ballets, conciertos y las funciones de ópera con artistas internacionales de la música clásica; el Festival Internacional Cervantino se redujo a un festival de cine y talleres de  reggaetón y graffiti, se debería llamar Festival popular Cervantino. Llegaron a la conclusión de que el pueblo no merece los lujos de grandes exposiciones ni espectáculos artísticos, no, el pueblo merece pobreza cultural, que eso purifica el alma, nos hace más sencillos y menos pretenciosos. La pandemia consagra esas decisiones, y cumple el sueño de esta administración cultural, todos los museos, los teatros, las actividades, todo está detenido. 
El ahorro es fenomenal, el pueblo no está recibiendo las malas influencias del arte y la cultura que lo vuelven contestario y lo orillan a cuestionar la realidad. El virus de la austeridad se unió al virus de la pandemia, una pareja perfecta. Pensemos en el día después, cuando la emergencia sanitaria termine, ¿van a volver a abrir los teatros, escuelas de arte y museos? ¿La cultura va a entrar en un grado de pauperización más grave? ¿Los museos serán centros de proselitismo? Ahorran en el arte y cultura porque los consideran no esenciales, son gastos superfluos, vanidad que nos aleja de la senda de la bondad. 
Los dioses que cuidan del poder han sido muy hábiles, la crisis económica por la pandemia va hacer más daño que la enfermedad, a los Jinetes del Apocalipsis se unirá uno más, que cabalgará junto del hambre y la peste, será la ignorancia, que triunfante mostrará su estandarte. 
Los recintos abandonados pueden tener usos más “populares”, como en el Museo del Barroco en Puebla, que montaron un tianguis, cancelaron exposiciones, y llevaron un ring de lucha libre con luchadores y demás, porque eso le "gusta al pueblo”. En un derroche de incongruencia se gastan 1000 millones en el Orozcopark, que servirá sólo a la Cuidad de México, y por supuesto en el agujero negro que es PEMEX, es decir farolazos y nada de cultura. 
El arte “elitista” se cambia por acciones proselitistas, la fe es más importante que el conocimiento. Revelen la verdad, el último mandamiento será: la ignorancia los hará felices. El amor que el poder tiene por el pueblo es peor que el odio por sus enemigos. El pueblo ignorante es más leal que el sabio.

5 comentarios:

Augusto Germán Marchak dijo...

Mucho gusto Avelina,

Ante todo, muchísimas gracias por su trabajo, yo enseño dibujo en Secundaria hace 14 años y me dedico constantemente a romper el estigma que les imponen a los chicos en las primarias arruinando y frustrando sus capacidades de dibujo teniéndolos hasta los doce años manchando hojas como si fuesen chiquitos de Jardín y haciéndoles creer que eso es el Arte. Yo les muestro (y con muy buenos resultados en muchos casos) que el dibujo se constituye como actividad psico-motriz y que por tanto se puede aprender como cualquier otra actividad psico-motriz. Ya que después sean Leonardo o simplemente tengan al dibujo como un recurso más para el desenvolvimiento en la vida dependerá de la afinidad y dedicación que cada quién tenga para con el mismo (como ocurre con todo, yo se nadar pero no soy Michael Phelps).

Ingresé a descargar su libro y noto que empieza con un texto cortado desde la página 10. ¿Esto es así o tengo algún problema con mi máquina que no entiendo?

Muchas gracias desde ya, saludos!

sarahidalgop dijo...

Querida Avelina,
Me quedé con ganas de escucharte hablar sobre el tema del vampiro-murciélago y la relación con la pandemia.

En estos días el tocarnos, está prohibido, no se diga besarnos. Me encantaría escucharte/leerte abordando el tema del beso, y su rechazo actual, sobre todo tomando como ejemplo el filme Cinema Paradiso.

Linda noche.

Ernesto Del Toro dijo...

Avelina, usted es arte.

Unknown dijo...

Estimana Avelina Lesper antes que todo permitame hacerle llegar mi más sincera admiración sin ninguna dosis de adulación, sino por la valentía, el compromiso y la responsabilidad con la que ha defendido sus criterios con respecto al arte contemporáneo, los cuales he tenido la posibilidad de acceder desde mi humilde experiencia en ese mundo tan controvertido en que se ha convertido hoy, eso que llaman arte.
Me identifico mucho con su manera concisa y directa de exponer sus criterios para sostener la  tesis de que el arte contemporáneo es un fraude, me identifico en la medida en que combate todo aquello que se hace llamar arte y no lo es, y  es sobrevalorado.
Aunque diverjo con usted en la percepción del problema.
Ciertamente estamos hablando de una crisis del existencial del hombre y del arte como forma de la conciencia social, de una crisis de conceptos y de pensamientos. En una era donde el valor de las obras de artes visuales va dejando de estar intrinsico en la obra misma para caer en poder de la palabra de aqueyos autorizados a hablar en la materia,  y donde el arte se vuelve cada vez más excluyente, abandonando por su puesto este valor a merced de la especulación más desenfrenada, deberíamos reflexionar si la crisis del arte no forma parte de una posible crisis existencial de la propia humanidad, en la que el hombre se debate y reflexiona constantemente sobre los principios y leyes que ha definido para entender y convivir consigo mismo y con el mundo que le rodea, del cual no escapa el fenómeno del arte.
Concidero que habría que detenerse en algunas cuestiones antes de referirse a la farsa del arte contemporáneo. En este sentido me refiero a la propia descontextualizacion del concepto de arte y su manipulación según las sociedad y sus leyes, y en la falta de una sistema o estructura adecuada del lenguaje, en este caso del lenguaje visual, que defina un marco valorativo para las creaciones pictóricas. Quizás por la no visualización en la historia del arte hasta ahora, de un debate sobre las creaciones pictórica como arte desde el enfoque de la evolución de un lenguaje y no de una sucesión de estilos. Esto sumado a la no valoración de este tema desde un análisis de las necesidades del ser humano, y no desde el pensamiento y los juicios heredados e impuestos a través de los años que se han convertido en dogmas. Creo que si partimos desde estos puntos se podría abrir un debate diferente que exponga las verdaderas dimensiones de este problema y llegar a un punto sólido para definir tales marcos normativos, quizás no para definir que es arte o no pero si para definir cómo valorar cuando se hace un uso pertinente, eficiente, y eficaz del lenguaje visual. Disculpe el atrevimiento de acerle llegar estos criterios de alguien que al igual que usted, ve en el arte un herramienta imprescindible para llegar a un estadio superior de la humanidad como especie, un ser con la capacidad racional de cambiar al mundo y hacerlo para bien, en el respeto a la vida y a la naturaleza por encima del hombre.

samuel27943@gmail.com

Unknown dijo...

Estimana Avelina Lesper antes que todo permitame hacerle llegar mi más sincera admiración sin ninguna dosis de adulación, sino por la valentía, el compromiso y la responsabilidad con la que ha defendido sus criterios con respecto al arte contemporáneo, los cuales he tenido la posibilidad de acceder desde mi humilde experiencia en ese mundo tan controvertido en que se ha convertido hoy, eso que llaman arte.
Me identifico mucho con su manera concisa y directa de exponer sus criterios para sostener la  tesis de que el arte contemporáneo es un fraude, me identifico en la medida en que combate todo aquello que se hace llamar arte y no lo es, y  es sobrevalorado.
Aunque diverjo con usted en la percepción del problema.
Ciertamente estamos hablando de una crisis del existencial del hombre y del arte como forma de la conciencia social, de una crisis de conceptos y de pensamientos. En una era donde el valor de las obras de artes visuales va dejando de estar intrinsico en la obra misma para caer en poder de la palabra de aqueyos autorizados a hablar en la materia,  y donde el arte se vuelve cada vez más excluyente, abandonando por su puesto este valor a merced de la especulación más desenfrenada, deberíamos reflexionar si la crisis del arte no forma parte de una posible crisis existencial de la propia humanidad, en la que el hombre se debate y reflexiona constantemente sobre los principios y leyes que ha definido para entender y convivir consigo mismo y con el mundo que le rodea, del cual no escapa el fenómeno del arte.
Concidero que habría que detenerse en algunas cuestiones antes de referirse a la farsa del arte contemporáneo. En este sentido me refiero a la propia descontextualizacion del concepto de arte y su manipulación según las sociedad y sus leyes, y en la falta de una sistema o estructura adecuada del lenguaje, en este caso del lenguaje visual, que defina un marco valorativo para las creaciones pictóricas. Quizás por la no visualización en la historia del arte hasta ahora, de un debate sobre las creaciones pictórica como arte desde el enfoque de la evolución de un lenguaje y no de una sucesión de estilos. Esto sumado a la no valoración de este tema desde un análisis de las necesidades del ser humano, y no desde el pensamiento y los juicios heredados e impuestos a través de los años que se han convertido en dogmas. Creo que si partimos desde estos puntos se podría abrir un debate diferente que exponga las verdaderas dimensiones de este problema y llegar a un punto sólido para definir tales marcos normativos, quizás no para definir que es arte o no pero si para definir cómo valorar cuando se hace un uso pertinente, eficiente, y eficaz del lenguaje visual. Disculpe el atrevimiento de acerle llegar estos criterios de alguien que al igual que usted, ve en el arte un herramienta imprescindible para llegar a un estadio superior de la humanidad como especie, un ser con la capacidad racional de cambiar al mundo y hacerlo para bien, en el respeto a la vida y a la naturaleza por encima del hombre.

samuel27943@gmail.com