domingo, 21 de julio de 2019

DIOSA LUNA

Sainte Colombe (1640–1700) Concertos for Two Viola da Gamba

La Luna tiene luz propia, emana de su centro alimentado por las fiebres nocturnas de los embrujados,  por las  preguntas sin responder de los insomnes. La Luna ilumina escaleras torcidas, provoca sombras púrpura que me guían al huir de puertas y premoniciones, que en las noches deliran en los secretos que no revelo. La ciencia sabe muy poco de ella, cree que si envía naves con científicos que hurtan sus piedras y ensucian su silencio, conquistan y triunfan, dan certezas descalificando el misterio, demostrando que el poder oculta su impotencia destruyendo. Celebran el aniversario de su ignorancia, y desde su eterna vigilia, la Luna se burla de que pretendan saber en dónde está y que además, les pertenece.

En la lejanía que nos trastorna, que nos pierde en las pesadillas, la Luna está en la densidad de los Conciertos para Dos Violas da Gamba de Monsieur de Sainte-Colombe, que en la austeridad su pequeño estudio interpretaba para la soledad de su alma, piezas que creó con virtuosismo egoísta, dedicadas al espacio de su vacío. Martin Marais fue su alumno por unos meses, rompiendo ese rito del espíritu que se confiesa en la creación, el maestro apenas lo guiaba y lo expulsaba, regresando a su silencio. En las noches Sainte-Colombe y la Luna mantenían un diálogo largo, sabio, amoroso, mientras eran espiados por Martin Marais, oculto bajo una ventana atendía cuidadosamente, memorizando cada nota, cada espacio, entregado al  concierto más pleno que puede dar un artista, el concierto de su alma. Marais así aprendió los secretos de la creación, y años más tarde, así se apartó del mundo, habitando en la realidad  de su música. La luz transparente, líquida, lejana de la Luna lleva esas partituras en sus largos túneles, las violas da gamba producen silencio, el paso de una nota a otra, deja una pausa, un espacio, la continuidad lleva dentro respiración, la música fluye inhalando, exhalando. La ciencia no sabe de eso, el progreso no tiene tiempo, invaden lo sagrado y claman grandes avances para sus minúsculos fines, se embriagan con la estridencia del poder, y no saben eso, no lo saben.
En el centro de esa diosa, de esa Luna, los conciertos suenan, los cantos se enredan, el agua de la Luna son lágrimas, los cráteres son súplicas, y esa oscuridad en la que flota, ingrávida y magnifica, es mi alma. No han llegado a la Luna, han entrado en otro grado de codicia, y entre más la ambicionan más la pierden. La poesía no es para los que alcanzaron la gloria, no, la poesía es para Sainte-Colombe, para Marais, para los que estamos solos. La Luna no necesita al Sol, y es falso que brilla con su luz, el Sol es fuego, la Luna es música, el Sol finge abrazarte mientras te calcina, la Luna es la perdición de las tormentas. Nació antes que la Tierra y antes que el Sol, los vio llegar mientras esperaba a que Sainte-Colombe naciera, en su centro laberíntico, vientre y cráneo, vibraban sus partituras que escapaban por los cráteres, se las entregó bañándolo con luz, entonces la música fue para la soledad del alma.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Avelina por todo lo que me haz dado

emejota dijo...

👍👏

Gallego Rey dijo...

Un texto admirable.

Moisés dijo...

Hola, Avelina. Me gustaría invitarte a un ejercicio periodístico. ¿Me puedes pasar un mail? Saludos.

Anónimo dijo...

MAESTRA AVELINA LÉSPER. SUS ACERTADAS CRÍTICAS SOBRE EL ARTE SIEMPRE ME DEJAN UN AGRADABLE SABOR DE BOCA.

EN ÉSTA OCASIÓN DESEO PEDIRLE QUE SE DETENGA UN POCO Y SE DÉ UNA VUELTA SOBRE EL TEMA DE LA SEGUNDA BIENAL NACIONAL DE AUTORRETRATO RUBÉN HERRERA, MISMA QUE ORGANIZA EL GOBIERNO MUNICIPAL DE SALTILLO, CAPITAL DEL ESTADO DE COAHUILA Y CUYO PREMIO FUE UN JUGOSO MONTO DE 120 MIL PESOS PARA EL GANADOR. LA POLÉMICA SE DESATÓ LUEGO DE QUE EL JURADO ELIGIERA UNA OBRA CONSIDERADA ANTI-AUTORRETRATO Y DONDE NO EXISTÍA UNA SOLA REPRESENTACIÓN DEL ARTISTA PREMIADO. MUCHOS ARTISTAS QUEDARON FUERA DE REGISTRO POR ERROR DE LAS FECHAS DE CIERRE DE LA CONVOCATORIA, CREANDO UN AMBIENTE DE DESCONFIANZA SOBRE LA BIENAL DESDE UN INICIO. EL RESULTADO FINAL DEJÓ AL PÚBLICO EN GENERAL Y MUCHOS ARTISTAS EN COMPLETA DECEPCIÓN Y CON UN ESTADO DE CONFUSIÓN. EL JURADO DIÓ UN FALLO QUE A MÁS DE UNO DEJARON ATÓNITOS. CABE MENCIONAR QUE LOS COMENTARIOS DE QUEJA Y RECLAMO SE HICIERON DENTRO DE LA PÁGINA OFICIAL DE FACEBOOK DEL MUSEO RUBÉN HERRERA, CUYA OBRA PERMANENTE ES DE UN COMPLETO ACADEMICISMO DEL PINTOR DE INICIOS DEL SIGLO XX QUE VIVIÓ Y ESTUDIÓ EN ROMA Y EN CUYOS AUTORRETRATOS SERÍAN LA INSPIRACIÓN LOS ARTISTAS CONVOCADOS.

OJALÁ ESCRIBIERA USTED ALGÚN ARTÍCULO EN TORNO A DICHO ESCÁNDALO. CABE MENCIONAR QUE UN CRÍTICO DE LA CIUDAD DE SALTILLO, LLAMADO ALEJANDRO PÉREZ CERVANTES, HA ESCRITO TAMBIÉN SOBRE ESTE ESCÁNDALO, LO CURIOSO DEL ASUNTO ES QUE NO SE HA ESCUCHADO NADA A NIVEL NACIONAL Y ESO ES LO PREOCUPANTE.

GRACIAS POR PRESTAR SIEMPRE OÍDO A LAS QUEJAS DEL PÚBLICO ANSIOSO POR RECIBIR ARTE VERDADERO DE LOS ARTISTAS.

GRACIAS ¡¡¡¡

Alejandro Barreto dijo...

Saludos Maestra Avelina!

Cómo podría contactarla para invitarla un conversatorio que daré sobre estampa rusa/ mexicana en el museo de la ciudad de México?
Saludos!

Adrián dijo...

Maestra Avelina, lo antes mencionado es verdad, el autor de la obra se jacta de decir que es un anti-autorretrato José Carlos zubiaur.

Marco Antonio dijo...

Tal vez seamos cotados lo que compartimos contigo la misma forma de ver el arte, pero el que seamos minoría, no quiere decir que no apreciemos el arte.
nos gusta lo real, las sensaciones, si un artista no puede hacer que tengamos sensaciones al ver su obra entonces bien podríamos decir que eso que esta frente a nosotros no es arte...

Saludos, me encanta tu Blog... ^_^

Miguel dijo...

Las palabras parecen plastilina en sus manos...wow! Como escribe

Diego Sierra dijo...

Avelina, soy un verdadero admirador de tu crítica del arte. Un muy amigo mío, el cual admira mucho el arte de periodos antiguos, fue el que me llevó hasta ti. El día de hoy me dirijo hacia ti con una gran inquietud y al mismo tiempo cierta decepción. Hace algunos meses, trate de entrar a la UNAM, a la carrera de composición. Desde luego que desde un enfoque clásico. Mi sorpresa fue que al llegar a este lugar, fui juzgado por el estilo de mi composición. Es decir yo siempre he sido un fanático del piano y sobre todo el periodo romántico. La persona que me hizo la audición, criticó mi arte, diciendo que el siglo XX, había revolucionado la música y que mi música era muy antigua, que estaba "atrapado en el romanticismo." Desde luego que ella me rechazó para entrar, aspecto que el día de hoy agradezco porque me enteré después que la que me había hecho la audición era la directora de la carrera de composición, por lo que iba a tener muchos choques con ella.
Me siento muy afortunado de encontrar personas que todavía admiren el arte verdadero, la magnífica sonoridad del siglo XIX, XVIII, XVII. desafortunada la transformación atonal en la música del siglo XX. Siempre he sido un fiel admirador de Frederic Chopin y de Franz Schubert en el piano, desde luego tenían un sistema muy tonal y muy emotivo. Realmente las composiciones que han dejado huella y que llegan al corazón de la humanidad, como tu mencionas son aquellas que exaltan el componente más interesante y complejo de la humanidad: nuestras emociones. Habiendo encontrado a personas como tú que tienen una visión más centrada en el arte más antiguo, quisiera preguntarte: ¿Qué es lo que tú piensas que ha ocasionado que tantos músicos o compositores opten por el sistema atonal que no tiene un sistema preciso de expresión emotiva? Qué puedo hacer yo, y que lugares me recomendarías irme a estudiar que tengan un enfoque cercano al romanticismo del siglo XIX, época en la cual también surgió el piano en una forma mucho más cercana a la que conocemos hoy en día?
Envío muchos saludos y con honestidad, mis mejores deseos. Nunca dejes de defender tus puntos de vista.
-Diego.