domingo, 22 de julio de 2018

NAHUI OLIN, AQUÌ SIGO

NAHUI OLIN, EL PAISAJISTA CARLOS LANDI
 La inmortalidad es un capricho, a veces impone pruebas portentosas que justifiquen la permanencia, exige que las obras contengan la fuerza de cien vidas, que la biografía esté saturada de leyendas que marquen la Historia; y en otras ocasiones pide poco, con apenas un gesto llega el golpe de la eternidad y levanta una estatua al cadáver. Impredecible, no admite imposiciones, desoye recomendaciones, se burla de los apologistas y los historiadores que a través de la invención forzada de un mito buscan construir el propio. 
NAHUI OLIN, AUTORRETRATO 
 La exposición de Nahui Olin, La mirada infinita, en el MUNAL, tal vez sirva para vender libros, posicionar el precio de sus obras y sus fotografías desnuda, pero no sirve para erigir al mito. La descripción de “genio Implícito” en su trabajo, la insistencia en que fue un ser excepcional se derrumba ante las obras. Se entretuvo con la poesía, pintura, música y todo con mediocridad y superficialidad, soportado con una belleza que ella misma y la exposición presentan como un factor capaz de transformarla en artista revolucionaria. Carente de un universo pictórico, sin un tema desarrollado, con un estilo que determinado por sus limitaciones, la exposición muestra a una perpetua amateur que nunca maduró como artista y que no aprendió a pintar ni al lado del Dr Atl. El pánico a envejecer que describe en sus poemas se refleja en su obra plástica, estancada y utilizada para decir que era “artista”. 
RETRATO DE NAHUI OLIN, POR EL DR ATL
Es muy sincera al afirmar que su “cuerpo es una obra de arte”, porque es lo único que de verdad valora, el narcicismo encegueció su “mirada infinita”, impedida o negada para aceptar que su insulsa obra plástica era el verdadero espejo de su existencia. Tener ojos verdes y ganas de desnudarse no es suficiente para trascender, en ese momento ya había miles de hombres y mujeres posando, la diferencia la hacen los fotógrafos, no la modelo, Nahui tiene el nivel de una instagramer, su único “mérito” fue ser una burguesa exhibicionista. 
NAHUI OLIN, MUJER CON ANTEOJOS

La tendencia políticamente correcta del nuevo feminismo baja las exigencias de las mujeres para consagrarlas y no es justo, en la misma época estaban pintando Frida Kahlo y María Izquierdo que desarrollaron una obra comprometida en su estilo y discurso; la poesía de Villaurrutia o Gorostiza dejan a los poemas de Nahui en el sitio que les corresponde, en berrinches egocéntricos. Esas mismas pinturas realizadas por un hombre nunca hubieran trascendido, y menos dentro del contexto de obras que estaban realizando los Muralistas, en la misma exposición la diferencia con las obras del Dr Atl es evidente, y los retratos que él le hizo a Nahui son los que han sembrado el mito que ahora tratan de inflar. Es una contradicción enorme que insistan en verla como “feminista” porque explotó su cuerpo, y posó en circunstancias que para el mismo feminismo es reducir el cuerpo femenino en un objeto, mientras, además parte de su “trayectoria” sea su historia amatoria, y que eso determine sus cualidades “intelectuales”. Rodeada de la intelectualidad, no fue poeta, ni pintora a la altura de su momento, buscó ser admirada, posar desnuda fue lo más que ofreció, aspirando a que eso determinara cómo se debería ver su obra. Los hobbies de “pintura de mujer rebelde” y de posar para sentirse hermosa, son el caparazón de una existencia que dice “aquí estoy”  sin saber para qué.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola Avelina!
Te acabo de descubrir y eres fascinante. Ya leí algunos de los artículos de tu blog y opiné en algunos, pero voy lenta porque son muchos. Ya vi muchos de tus videos y no puedo dejar de escucharte. Despiertas una parte de mi conciencia de manera muy especial, sobre todo cuando hablas del sentido poetico del arte.
Sobre Nahui Olín, vi su obra sin saber quien era y en principio, me gustó su manejo del color y estilo naïf, aunque ignoraba que es porque en realidad -como mencionas- nunca aprendió a dibujar. Al parecer las feministas retoman su imagen por esa libertad sexual con la que llevó su vida, lo que me lleva al tema del erotismo. Leí algo que mencionas sobre el mismo y su conexión con lo sagrado en el artículo de los mayas. Sería muy interesante que compartieras con tus lectores algo sobre el erotismo en el arte.
Saludos cordiales

Unknown dijo...

Cómo siempre un placer leer lo que públicas y una vez te escuché en un programa de radio decir q la psicología era un fraude o algo así y me interesaría mucho el saber por q piensas así o cual es tu punto de vista.
Saludos desde SLP
Haces un exelente trabajo!

nkixos dijo...

brutal y certero as always <3¡

Anónimo dijo...

Alguien tenía que decirlo, no me sorprende que hayas sido tu la siempre valiente, crítica y punzante. Gracias <3

Suso Medin dijo...

Si esas pinturas son representativas de su talento este parece bastante escaso.

Anónimo dijo...

Siempre me había llamado la atención Carmen MOndragón, sin embargo creo que tienes mucha razón en todo lo que dices; me has abierto los ojos en más de un sentido. Si bien no siempre coincido con lo que dices, admiro la gran crítica que eres.

CM CORP dijo...

Estimada Avelina, felicidades por este texto. Me alegra saber que existe una visión crítica sobre una mujer sobrevalorada, cuyos intentos artísticos se estancaron en lo naíf.

Me gustaría conocerte en persona algún día y conversar.

Un abrazo desde Xalapa.

Unknown dijo...

Comparto totalmente su pensamiento el sólo ver sus fotografías y los comentarios hacia su "mirada encantadora" me hicieron pensar en cuestionarme ¿Qué no había más mujeres con ojos verdes o porque chingados tanto encanto? Me parece absurdo el valor que el munal le dio a esta"artista" que como bien escribe estuvo rodeada de grandes personajes pero su obra no trasciende en absoluto. Hasta para hablar de poesía podríamos poner de ejemplo a Pita amor que fue de su tiempo.