sábado, 17 de junio de 2017

WARHOL Y EL POWER-FAKE

 “Andy Warhol es el único genio que conozco con un IQ de 60”  dijo Gore Vidal. Teniendo en cuenta que el más bajo es de 69, Warhol queda a la altura de sus coleccionistas y sus admiradores. Está de moda lo falso, ya se venía anunciando desde la peluca de Warhol, ahora su país está gobernado por un presidente que usa una peluca igual de cutre y con el mismo IQ de 60, cosas del destino. La fama posa con cuerpos de ficción plastificada moldeados por cirujanos, y perfeccionados virtualmente en Photoshop. 
 El Museo Jumex no se queda atrás y realiza una exposición con la Andy Warhol Art Fundation, que en pose de celebrity, instaló en las salas decenas de guardaespaldas. Entérense, esta no es una selfie-exhibición, ni es para Instagram-adictos, el protocolo es fingir que es arte real, caro, para teóricos y expertos en gastar dinero. La exposición presenta el “lado oscuro de Warhol” ¿Cuál? En esa obra no hay ni oscuridad ni profundidad, si de algo hizo su carrera fue de la superficialidad con la que vivió, es obvio que nadie lee sus memorias porque además de voluminosas son aburridas, ahí pueden conocer la “oscuridad” de las ideas un grupie, que dictaba por teléfono sus cotidianas naderías en ligues, fiestas y chismes, hoy sería un twittero más. Se sobreactúan presentándolo como denso, original y valioso, contradicen la filosofía warholiana que amaba la fama y lo falso, lo dijo en la histórica travesía de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, en la National Gallery de Washington en 1963, que si expusieran una copia nadie lo habría notado. 
La obra de Warhol desde su origen carece de autenticidad y originalidad, las realizó el staff de la Factory que en ocasiones hasta firmaban las obras, él no hacía, ni decidía, fuera de sus bocetos publicitarios y las pinturas que orinó en pareja con Basquiat. Los esclavos de la Factory calculaban que produjeron, en el vergonzoso anonimato, más de 20 mil trabajos, que no han sido catalogados. La Fundation tiene el monopolio de la obra, vende sus propios warhol’s que certifican como originales, los cotizan, los ponen en subasta en Christie's, administran las regalías de la venta de sus obras para hacer miles de productos y el 5 por ciento lo destina a donaciones para instituciones. Es un gran negocio para blanquear impuestos. El servicio de autentificación externa fue un cash machine, hasta que los demandaron por certificar y valuar las cajas de madera Brillo realizadas después de la muerte de Warhol, falsificaciones postmortem. En un criterio arbitrario declaraban como falsos otras obras, y autentificaban a su antojo, lo que les provocó muchos problemas, a ellos que les gusta ser populares y tener amigos o clientes. La Fundation ya sólo autentifica sus obras, así que ahora son originales todos los miles y miles de warhol´s que continúan fabricándose y circulando por el planeta, como las pelucas y las cirugías plásticas, eso dicen los teóricos del arte VIP y los galeristas.

La autenticidad está demodé, la gente presume el bronceado de spray y las extensiones, la Fundation debería relajarse, ganar más dinero y publicitar la autenticidad de las copias en el tiempo de la reproducción mecánica del arte y las personas, el power-fake ha llegado, gobierna el arte y el mundo. 

domingo, 11 de junio de 2017

IDEA Y ARTE

Yoko Ono, Painting for the wind
 La idea con fuerza propia, capaz de transformar a la sociedad que planteó Alfred Fouillée o la idea como puente entre la razón teórica y la razón práctica de Kant han quedado atrás en el arte VIP. La noción de idea como el modelo inicial para hacer o crear algo, o formas del pensamiento y directrices de la acción, no existe. Perpetuador del error del arte conceptual, el arte contemporáneo VIP cifra su existencia en el slogan de que lo importante de una obra es la idea, no la realización de esa obra. En el arte una idea debería concluir en una evidencia que demuestre la validez de esa idea, el artista en el proceso tiene muchas ideas, que elimina, evoluciona, corrige y están dirigidas a la obra misma. 
Yoko Ono, My Mommy Is Beautiful, 2004
 En el arte VIP todas las ideas son ocurrencias axiomáticas, completamente válidas y suficientes para dar existencia a una obra de arte. No existen las ideas equivocadas, en la afirmación de que lo importante es la idea, no la obra, la posibilidad de que esa idea sea errónea no existe. Como “arte de las ideas”, no ha sido capaz de generar ninguna idea trascendental o revolucionaria, que aporte comprensión de la realidad o la irrealidad, si la idea es más importante que el objeto ¿por qué la idea no es capaz de demostrar su propia importancia? Formulan ideas obvias e inmediatas o que ni siquiera pueden ser comunicadas, que carecen de un puente entre el objeto y la idea; entre la obra y el espectador. 
Yoko Ono, Wish Tree for Washington DC
La “idea” requiere de una explicación extra que le aporte sentido o por lo menos presencia en el contexto de la obra. Si esas ideas no van a ser reflejadas, comprobadas o manifestadas en un objeto, para qué existe ese objeto o acción, de esa forma tanto la idea como el objeto son desechables. El ejercicio de separar a los objetos de las ideas demuestra que esos objetos no se pueden sostener como arte, ¿qué pasa en el sentido contrario? Despojando a esas ideas de la parte material que las complementa, las ideas tampoco se soportan como formulaciones, son incapaces de generar planteamientos complejos, autónomos y perdurables.
 Al tomar las ideas de artistas como Yoko Ono, Bárbara Kruger, Tracy Emin, Gabriel Orozco, ¿se puede fundar una escuela de pensamiento con esas ideas, establecer una filosofía con el substrato intelectual que motivó cada uno de sus objetos? Imposible. Esta corriente inició para desmaterializar al arte, y el caso es que no lo desmaterializan, al contrario, continúa siendo “algo”, hasta una habitación vacía es la habitación en sí misma, es el contexto del museo, es la cédula. 
La consecuencia de la desmaterialización es el arte desaparezca, esto lo evitan girando certificados que le den constancia legal y continuidad a la obra. Lo que desmaterializaron fue la factura, el objeto material realizado con talento y responsabilidad creativa, acabaron con la materialidad independiente de una explicación. El único concepto que maneja, repite y que es el soporte de todas las obras VIP es que cualquier idea y objeto están validados como arte, nada más.  

lunes, 5 de junio de 2017

¡DESCUÉLGALO!

El Señor de la Humildad detalle, S VII

El señor de la humildad, S XVII Anónimo.
 De la melancolía pasé a la desesperación y de ahí a la decepción. La exposición Melancolía en el MUNAL cuelga casi 140 obras con un guión erróneamente descrito, que hace alarde de una lectura superficial, inmediata y banal. La arbitrara curaduría responde a que no ven las pinturas, la psicoanalizan; los núcleos temáticos parecen terapia de grupo. La museografía presa de un ataque de pánico, cuelga este exceso innecesario en cuartitos y pasillos con nula visibilidad y agobiante circulación. La cédula del inicio afirma “la iconografía del melancólico de la cabeza agachada en la mano ha servido para caracterizar el abatimiento anímico, introspección, contemplación religiosa” y de ahí a colgar y colgar obras. 
El Señor de la meditación, Cristóbal de Villalpando
 La iconografía no es la pose de un personaje, una apariencia “triste” no significa melancolía, ni que manifieste un sentimiento depresivo. El misticismo del arte sacro es teología, no es forma, es una construcción visual que “nos hace partícipes de la naturaleza divina” la búsqueda es que los humanos en nuestra condición mortal, necia y voluble seamos capaces de comprender la naturaleza del Infinito. El éxtasis no es melancolía, es ausencia de esta realidad, un encuentro sobrenatural con un ser Divino, como tampoco la resignación que es el optimismo sublime, de aquel que se rinde, nada espera y no resiste. La melancolía es la ociosidad del espíritu burgués, la entrega al egoísmo de un sentimiento; Spinoza afirmaba que la tristeza es el triunfo del mal sobre el bien. 
Ignacio Nieves Beltrán, Complejo sexual mexicano 1955
 Decir que la melancolía produce creatividad es distinto que representarla, Proust aconsejaba la depresión como un detonador para escribir, y ésta no tiene por qué verse reflejada, eso es evidente en el arte sacro y su estricta guía iconográfica. La selección nos tortura, si les pareció que el personaje sufre, está muerto o es una escena con dolor, entonces es para llorar y se cuelga. ¿El voto de silencio es lo mismo que el mutismo de un desequilibrio mental o emocional? ¿La revelación de El Sueño de San José fue una depresión? Exponen obras de gran valor con otras muy mediocres en el afán de ajustar su concepto curatorial en un diálogo inviable porque el misticismo, justamente, busca distanciarse de los desequilibrios emocionales, es la prevalencia del espíritu sobre las pasiones. Actualmente no existen místicos porque les diagnosticarían desordenes de conducta y los medicarían. El genio de Villalpando apreciado con nivel de autoayuda. 
Juan Patricio Morlete Ruiz, Cristo consolado por los ángeles, SVIII
 Decenas de obras fatales, la angustia de ver cuadros de Cordelia Urueta, la sacan de su merecido olvido y le dedican una sala con Tamayo que es una de las pocas obras melancólicas. Los cuadros de Manuel González Serrano, con uno basta. Montones de las restauraciones criminales de las obras del Novohispano, las destrozaron, carecen de valor artístico, son un testimonio de la falta de talento de los restauradores, no las exhiban más. Al final un horrendo Complejo sexual mexicano de Nieves Beltrán, nos deja abatidos. La curaduría ya exhibió su estado de ansiedad montando al mismo tiempo dos exposiciones distintas, ahora alcancen la felicidad descolgando la tercera parte de las obras. 
La Inmaculada,  SVII, anónimo

Nicolás Enriquez, La Flagelación, SVIII

jueves, 1 de junio de 2017

AVELINA LÉSPER CONFERENCIA Y SEMINARIO EN QUITO, ECUADOR

Ubicación: Juan Larrea y Río de Janeiro
Seminario El sentido poético del arte.  
 20, 21 y 22 de junio, de 10 hrs a 12 hrs.  
Cupo limitado.
Encuentro con estudiantes de arte de la Facultad de Arte de la Universidad Central de Ecuador. 
21 de junio a las 14:30 hrs.
Inauguración del a exposición y mural 
Travesías y Naufragios de Pavel Éguez.
Inauguración de la exposición Eko y Cervantes, El Quijote Reimaginado.
22 de junio a las 19 hrs.
Conferencia La destrucción del Arte, Razones y Consecuencias.
23 de junio 18 hrs.

La conferencia será grabada en video y puesta en la red.