sábado, 20 de enero de 2018

MUSEOS DE DINERO

Museo Louvre  en Abu Dhabi 
 La pintura fraudulentamente atribuida a Leonardo Da Vinci y subastada en 450 millones de dólares será donada por su comprador, un príncipe saudí,  al Museo Louvre de Abu Dhabi, con esta pieza ahora ya existe el museo y no porque sea una gran obra, no lo es, de hecho no es auténtica, es porque van a colgar 450 millones en la pared. Los nuevos museos se han convertido es un alarde económico, han abandonado su misión de generar y resguardar el conocimiento, concesionan su nombre o marca, son escaparates de la riqueza económica y la ostentación. La arquitectura estrambótica, como el de Louvre de Abu Dhabi, derrocha un lujo que no es lo primordial en un museo, que debe ser funcional y seguro. 
Museo Louvre  en Abu Dhabi 
 El precio de los museos es parte de la campaña, cada museo reciente posiciona a ese país como rico y poderoso, es el caso más que obvio de los museos en Dubai y Abu Dhabi que se presumen como si fueran hoteles de lujo o atracciones de Las Vegas. Los podrían rellenar con cajas de cerillos, que no dudo que un artista VIP lo haga un día, lo importante es que ese edificio inmenso y estrafalario sea un espacio para que algo costoso esté adentro y sea un símbolo de la capacidad adquisitiva. Los arquitectos lo saben y diseñan edificios que parecen naves espaciales o escenografías de películas de Spielberg, los supuestos concursos de construcción los gana la propuesta más delirante, con espacios muertos, materiales ultra costosos, mantenimiento difícil  y carísimo, acceso imposible, lo de menos es el público, están pensados para la fotografía en la revista de arte y en los periódicos, para declarar a nivel planetario que invirtieron una fortuna, para el lucimiento de patrocinadores y gobernantes en la fiesta de inauguración. El público va a estos museos a ver dinero colgado en las paredes, derrochado en la construcción, son parques temáticos del lujo, como los centros comerciales, son millas doradas inaccesibles y el público se comporta igual, hacen window shopping, ven obras por lo que costaron. El acervo de esos museos está pensado en base a su precio, las obras son las sumas que alcanzaron en subasta, esa es la temática, la misión y la vocación del estos museos, son bóvedas para exhibir inversiones rápidas, de adquisiciones en subastas mediáticas, ser el escaparate de la especulación del arte. 
Abu Dhabi Performing Arts Centre by Zaha Hadid.
Los primeros museos modernos provienen de la Revolución Francesa, se hicieron con el objetivo de formar un acervo social de esa riqueza individual, la de los reyes en ese caso, ahora esa misión ha perdido ese sentido porque la apreciación del arte está trastocada en valor económico, exponerlo al público no es una búsqueda social, es una campaña de publicidad. El mecenazgo está desvirtuado, los compradores son los nuevos apostadores en el casino de las subastas, no es una vocación dirigida a coleccionar cierto tipo de obras. Es el nuevo capitalismo, la dictadura del dinero, un poder supremo que carece de valores y de escrúpulos.  

11 comentarios:

Mariya T. Pav dijo...

Muy buenas tardes!
Quería agradecerle por su trabajo y decir que me encantan sus videos. Empecé a verlos justo después de su entrevista sobre el fraude de arte contemporáneo, Usted dijo toda la verdad, estoy completamente de acuerdo con cada palabra.
Usted tiene mucho conocimiento y pensamientos profundos. Muchas gracias nuevamente por su trabajo!
Lástima que no tiene FB. :) Saludos desde Monterrey.

Anónimo dijo...

Creo que los museos, principalmente los estatales, deberían, ante los innumerables eventos como ferias, galerías y muestras, actuar como grandes mapeadores de la producción de los artistas. No se encuentran pinturas de Monet, Da vinci y Picasso en cada esquina para construir un acervo. Los artistas que están realmente preocupados por la calidad de su producción y no con milagros de mercado para convertirse en iconos, se sienten desalentados sin ningún feedback por parte de aquellos que deberían ser los críticos y curadores. Estos profesionales no quieren más que promoverse y convertirse en más estrellas que los propios artistas. Por eso la selección de los artistas siempre atienden a un ego inflado y mediocre de estos 'papas del arte contemporáneo'. Y el escenario que vemos es lo que está lamentablemente ahí!

Jose Luis Barros dijo...

El Louvre de Abu Dhabi exhibe obras de Cezane, Gauguin, Picasso, Tiziano, Da Vinci (La belle ferronnière), Matisse y hasta un Tamayo entre otros grandes maestros. Piezas arqueológicas, y de arte sacro; todas de museos estatales de Francia incluidos Orsay, Pompidou, Rodin con el Louvre como la gran "holding" y Al final hay una galería dedicada al arte "contemporaneo" con aquello que ya sabemos...
Saludos y muchas gracias

José Martín Serrano dijo...

Hola, me ha encantado escuchar tus argumentos sobre el fraude del arte contemporáneo. La verdad, yo realizo acuarelas, lo llamo pintura emocional. Es un trabajo que reside en una imperiosa necesidad. Y a veces me deshincho por la tremenda soledad que conlleva esta carrera de fondo. Y más en estos tiempos. Que como bien dices, o se tiene nombre, y se le incluye una cifra y una cita o parece que no se existe.
Muchas veces, incluso personas que me compran, me dicen, ¿qué significa?, yo respondo: Lo que tu sientas. Pero parece que esa respuesta les resulta hueca. Como si desearan una explicación verbal y conceptual. A veces hasta improviso, pero es una tristeza creer que la cultura social nos hace, por lo general, obviar de lo más esencial. Las emociones, el instinto, la percepción.
Me encantaría, si puedes, que eches un vistazo a mi obra. A ver si te hace sentir, o qué es lo que te provocan.
Muchas gracias por tu tiempo y enhorabuena por tu dedicación al mundo.
mi página web es: http://www.isabelsalas.es/
Atentamente, IsabelSalas.

is dijo...

Hola. Me encantaría, si puedes, que eches un vistazo a mi página web.
Realizo acuarelas, y lo llamo pintura emocional.
Saber si te hacen sentir o te provocan algo.
Gracias por tu tiempo y tu dedicación.
Es un placer escucharte.
http://www.isabelsalas.es/

Atentamente, Is.

Luis Filipe Gomes dijo...

Por estes dias ouvi que as entradas em exposições e museus britânicos suplantaram as entradas nos estádios de futebol. Não sei como fizeram a estatística.
Imagino que brevemente farão contratos publicitários com as cadeias de televisão à semelhança do futebol.

Anónimo dijo...

........"los nuevos museos han abandonado su misión de generar y resguardar el conocimiento"; Maestra Lésper, con toda la certeza de sus palabras, ahora los nuevos museos resguardan fraudes y mercadotecnia, las soberanas mentiras. Un acertado artículo. Siempre es una delicia leerla. Gracias por darle eco a nuestras palabras. Abrazos fraternos.

Orestes De la Paz.

Gabriel Zapata dijo...

El mundo de los artistas modernos, en sus pobres ideologías, debe residir en construcciones estrambóticas donde lo único que importa es gastar cantidades ridículas de dinero para recibir más a cambio. Los que hacen estos negocios son obviamente los artistas contemporáneos (llámense VIP). Aquellos que persiguen los cheques y olvidan al verdadero arte. Qué pena estar ante estas mentiras cuando grandes piezas de arte acumulan polvo en algún rincón. No nos tienen que engañar, el museo no hace a las piezas ni les da su valor.

Carlos Gorrindo dijo...

Hola Avelina. Hace unos meses que sigo tus escritos y entrevistas y me gustaría comentar mi caso. Llevo cincuenta años pintando y he participado en numerosas exposiciones colectivas y unas cuantas individuales. Aparte de vender algún cuadro a conocidos y amigos no consigo interesar a ningún profesional del arte. ¿Estoy condenado a almacenar todo lo que pinto hasta el punto de no caber ya en mi estudio? ¿Vale para algo mi trabajo? Te agradecería un pequeño consejo o crítica. Dejó mi dirección, aunque poniendo mi nombre en Google (imágenes) puedes ver mucha obra mía.
www.carlosgorrindo.blogspot.com
Muchas gracias. Un cordial saludo
Carlos Gorrindo Lasheras

Anónimo dijo...

El arte cuando se pone a la venta es un producto mas que tiene un valor que los compradores le quieran dar así que no tiene importancia cuanto cuesta, ademas el arte siempre se ha a seguido al dinero y siempre se ha usado para ostentar para eso hay que ver el vaticano así que yo no se donde esta el problema de que se muestren obras que valen millones.

Romeo dijo...

Completamente de acuerdo. Amé lo de los cerillos <3