martes, 12 de septiembre de 2017

PICASSO O RIVERA

Paisaje Zapatista de Diego Rivera
 La anécdota que desata la narración de una novela puede ser mínima, tal vez es sólo una sensación, y recobrar ese instante evoca una investigación interna que requiera varios libros. Las exposiciones de arte pueden detonarse con una imagen, que obligue a recuperar obras y plantear narraciones, este no es el caso de la exposición Picasso y Rivera: Conversaciones a través del tiempo, en el Museo del Palacio de Bellas Artes. La historia que supone el motivo para montar esta exposición es injustificable e insignificante, las obras de los dos pintores puestas en diálogo o comparación lo evidencian. La posibilidad de que Hombre apoyado sobre una mesa de Picasso “copiara” el follaje del Paisaje Zapatista de Diego Rivera, no demuestra nada, ni a nivel artístico ni a nivel anecdótico. En la exposición, y finalmente en los hechos incontrovertibles de la trayectoria de cada artista, es evidente que para Rivera el acercamiento al cubismo fue un ejercicio de estilo, en sus pinturas se aprecia la imposición personal de copiar lo que está de moda o surgiendo como vanguardia para ser de su tiempo. 
Hombre apoyado sobre una mesa, Picasso
En las obras de Picasso el cubismo, como su lenguaje personal y su único camino, está presente antes de que se llame así “cubismo”, el trazo es geométrico desde sus primeros años, los ángulos de los rostros y la composición determinaron su obra. La posibilidad de seguir con esto la tenía Rivera incluso cuando inició sus obras muralistas en México, y no lo hizo, él nunca fue cubista. Las obras de caballete que eran piezas más personales, muchas de ellas retratos, continúan el lenguaje que mantuvo en los muros, no regresó a la experimentación cubista. La obra de Picasso fue una línea estética que exploró y perfeccionó hasta su muerte, el paralelismo planteado por la curaduría no existe. El interés de la exposición está en que a pesar de que las obras cubistas de Rivera no son brillantes, y muchas veces están poco logradas, lo que le dejó estudiar a Braque y a Picasso fue la síntesis en la composición de sus obras, la organización del plano y los elementos narrativos.
 Picasso hizo de ese orden su obra y su búsqueda, por eso no necesitó  de abordar “grandes temas”, la mayoría de sus pinturas son naturalezas muertas, retratos, escenas con personajes. El Guernica son rostros y el toro, la tragedia es un sentimiento de terror que invade la obra, el orden es el prodigio que nos permite verlo. Lo de introducir sus “reinterpretaciones de sus culturas originarias” fue una excusa para incorporar más obras, lo vemos en la Suite Vollard, que carece por completo de esa “reinterpretación” y que nunca tuvo ese objetivo, colgada con el Popol Vuh, es una necedad nacionalista, como lo es el resto de la exposición. La curaduría forzó sus conceptos para imponer la visión actual para curar exposiciones. Los “significados históricos” que le tratan de aportar al arte convirtiéndolo en una nueva demagogia, otra vez el lamento del español robándonos, no le aportan ni a la pintura, ni a Rivera. 

7 comentarios:

Cristina Lopez Casas dijo...

son burócratas a cargo. sin procesos para evitar el amarillismo artístico.

enuk dijo...

Que agasajo ver semejante exposicion, RIVERA Y PICASSO, PICASSO Y RIVERA, maravilloso, algunas personas a mi juicio intentaron llevar esto a ''un enfrentamiento'' entre los dos colosos de la pintura del siglo XX, para nadie es un secreto que PICASSO era un arrogante y que RIVERA no cantaba mal las rancheras, asi que un desencanto entre ambos pudo ser muy probable pero es todo al menos asi lo veo, hay estan sus obras para la eternidad, la inmensidad de ambos es infinita, RIVERA llego tarde al cubissmo y PICASSO llego tarde al muralismo, los dos con su estilo que tal ves choco entre ambos, al fin genios algo tenian que tener en comun aparte del inmenso talento, felicidades a los amigos capitalinos por tener tan excepcional exposicion, tambien quisiera traer a escena a la directora del museo nacional de antropologia e historia DIANA MAGALONI, cuando la entrevistaron sobre esta exposicion y sobre ese supuesto desecuentro entre RIVERA Y PICASO dijo tanto pero no dijo nada, desde que murio TOVAR Y DE TERESA como que ya no existe esa vos de autoridad sobre estos directores de museos que dicen cada soberana tonteria que dejan a la gente en las mismas, realmente MAGALONI dejo a mi parecer mucho que desear con una respuesta larga dandole vueltas por todos lados...

Como siempre AVELINA excelentisimo articulo, maravilloso.

Luis Filipe Gomes dijo...

Todavia Quando vi o pequeno "deux femmes courant sur la plage" lembrei-me de Rivera mas também de Candido Portinari. Penso que por vezes não é necessário um artista copiar outro; o espírito do tempo, o imaginário colectivo de que fala Jung, o "zeitgeist" faz com que artistas distintos, que nunca se conheceram, separados geográficamente tenham abordagens semelhantes.
Caso não conheça, se puder e tiver tempo gostaria que visse Amadeu de Sousa Cardoso (1887-1918).

Anónimo dijo...

Maestra Lésper, estos tipos "curan" las exposiciones como si los grandes maestros necesitaran de su ayuda.

Orestes De La Paz.

Rafael dijo...

Bom-dia, Avelina.

Desculpa-me, não domino a escrita em espanhol.

Sou brasileiro e resido no Brasil. Recentemente, tivemos uma polêmica envolvendo uma exposição
de "arte" pós-ultra-super-hiper-moderna, sob o nome (já percebemos o embuste) "Queermuseum: cartografias da Diferença na Arte Brasileira".

As obras tratavam subversivamente de símbolos religiosos e há acusações graves (para mim, verdadeiras) de incentivo à pedofilia, zoofilia, homossexualismo. Para piorar: a exposição contou com recursos da "lei Rouanet" - as empresas deixam de recolher impostos para financiar projetos artísticos e culturais (obviamente, durante muito tempo e, principalmente, sob o governo do Partido dos Trabalhadores, o sistema foi usado para promover revolução cultural em moldes gramscistas).

Bem, após pressão de católicos e demais cristãos, a exposição foi suspensa pela própria entidade que a mantinha: o Santander Cultural (sim, do banco Santander).

A esquerda e a grande imprensa consideram censura; a direita considera um boicote legítimo - até porque, no código penal brasileiro, artigo 208, há lei que pune quem escarnece de símbolos religiosos (cito o artigo 208: "Escarnecer de alguém publicamente, por motivo de crença ou função religiosa; impedir ou perturbar cerimônia ou pratica de culto religioso; vilipendiar publicamente ato ou objeto de culto religioso. Pena – detenção, de 1 (um) mês a 1 (um) ano, ou multa".

Creio que seria interessante se escrevesses a respeito, buscando uma crítica a algumas das obras expostas - cada absurdo! Deixo aqui alguns links para mais informações:

http://zh.clicrbs.com.br/rs/entretenimento/arte/noticia/2017/08/fotos-veja-imagens-da-exposicao-queermuseu-cancelada-apos-criticas-nas-redes-9869624.html#showNoticia=QDhtTDV1Y1wxNTYxOTk2NTczNjM2ODI5MTg0Q2ZqMjk0ODg3OTI3NDkwODAyOTI0MiQmSjczNDk2ODg5OTYxMzEyNDE5ODRYWVVxWkhqYV5acFlhVEheIXA=

https://g1.globo.com/rs/rio-grande-do-sul/noticia/justica-nega-por-liminar-reabertura-da-exposicao-queer-museu-no-santander-cultural.ghtml

http://epoca.globo.com/brasil/noticia/2017/09/como-movimentos-ultraconservadores-conseguiram-encerrar-exposicao-queermuseu.html

https://www.youtube.com/watch?v=N42k_zPK5l0


A propósito, gosto muito do teu trabalho.

Abraços,
Rafael Stoll

Pablo Angel Lugo dijo...

Saludos Avelina,
Me encantaría saber tu opinión sobre mi obra. Justo ahora estoy por viajar a México para un par de conferencias en La Esmeralda y la UAEH. www.pablolugo.com y las actualizaciones en instagram @PolHaygnes, sé que no miras en facebook, pero instagram no es facebook! hehe Gracias, saludos!

pablolugo@hotmail.com

criticon tropus dijo...

Picasso y Rivera, dos formas de la soberbia.
Machistas hasta el tuétano, el español y el mexicano pelean un origen y destino: la fuerza política de la imagen.
Son instrumentos de control social.
Los dos pelean contra el espacio, y contra el arte.
Mientras el español pelea contra el plano el mexicano contra la profundidad; pero en el plano del discurso ideológico, mientras para el español, el color es un recurso inútil, para el mexicano, es "El" discurso.
Los dos desprecian el tiempo. Todos los tiempos confluyen...la historia es toda presente.
Los dos, siendo grandes comunicadores (como Reagan), ciertamente que dicen "cosas"...pero todas falsas, arbitrarias...como si jugasen a las metáforas, a predicar con el ejemplo, a proponerse como "caminos".
Pero "caminos" que nadie recorrió.
Son desiertos. Porque desde aquella expresión no surgió una síntesis...demasiado fuerza de gravedad...son agujeros negros de la estética (como Bach, y las escalas del clave bien afinado).