lunes, 12 de diciembre de 2016

¿COMPRENDER O ACEPTAR?

 La frase más repetida del arte contemporáneo VIP es “si no te gusta es que no entiendes”, cuando afirmamos “esto no es arte” la respuesta es “es arte que no entiendes” o “el arte ya no se limita a un tipo de objetos” o “esa cuestión ya es inoperante en nuestro días”.  La diferencia entre comprender y aceptar o asumir algo es enorme. El que comprende no necesariamente tiene que aceptar, se puede entender algo claramente, discernir una situación y eso no implica que tengamos que aceptarla como tal, integrarnos a sus condiciones. Lo que el arte contemporáneo VIP presenta como arte es fácilmente “entendible”, en su presencia o contenido no hay complejidad o misterio, el rechazo no es falta de asimilación de lo visto o escuchado, el espectador disiente, se manifiesta contrario a la aceptación desde el entendido de que eso lo están presentando como arte. Lo “real” es el término que usamos para designar a lo que materialmente existe, lo que es, en la contradicción entre lo que vemos y lo que nos dicen que la obra es entra nuestra negación de aceptar y entonces dicen “es que no entiendes”.
 El arte VIP pretende que aceptemos, no que entendamos, el sometimiento ante lo preestablecido que impide el diálogo, las cosas no son como son, son como los gestores VIP dicen que son. Es muy común que en la vida cotidiana se afirma que hay circunstancias que tenemos que asumir porque no hay opción, porque son fatales o irreversibles, por ejemplo, una mala decisión gubernamental, contra el poder se puede muy poco, si el ministro de Hacienda paraliza la economía por una política persecutoria, no podemos evitarlo. De la misma forma funciona el arte VIP,  los académicos deciden que es arte un video de un tipo que canta en la bañera, fuera de foco, mal audio, penosa edición, amateurismo grosero, proclaman que no está en nuestro poder decir “esto no es arte”. Sin embargo si nos rebelamos ante una política impositiva o por lo menos manifestamos nuestro malestar le demostramos a la prepotencia del poder que no debe subestimarnos. Al negarnos a aceptar que las obras VIP son arte le estamos diciendo a la poderosa academia, los teóricos, docentes universitarios y artistas VIP que no pueden manipularnos.
 Las palabras no son y nunca serán suficientes para distorsionar los hechos, lo que alguien imagine o crea de su obra no es una obligación para los demás y mucho menos altera la presencia de la obra. La mediocridad no se sustituye con lenguaje o preceptos, tampoco se ve transformada por una teoría, porque es una insuficiencia intelectual. El resultado de la obra depende de las capacidades y limitaciones del artista, no de las teorías, la receta no genera al arte, el arte en su creación genera su propio camino. Los espectadores y los artistas no van a tener arte como resultado de la asimilación de los conceptos VIP, la contemplación y la creación son experimentación en libertad de ver, pensar y sentir. 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Avelina, buenas tardes.
Soy seguidora suya y la leo de hace tiempo pero recién me atrevo a comentar.
Vivo en Puebla, un lugar dónde la cabida al arte es poca, y si la hay es arte vanal, sin corazón, sin conciencia...
El sábado pasado asistí a la apertura de la exposición "9 El último hombre muerto" de un artista poblano llamado SAMO, la exposición se realizó en la Galería de Arte del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, y dónde la primera sorpresa que me dio fue que es la primera vez se dio un espacio digno a un verdadero artista, un artista completo que me dejó impresionada por la calidad de su trabajo, es una obra que impacta, una obra que piensa por si sola, transmite, envuelve y además hace pensar a quién la observa, es una obra que reta de frente al pseudo arte contemporáneo, una obra con una calidad intelectual inmensa, que eriza la piel y que da esperanza...
Ojalá pudiese ir, observar la obra en la Galería de Arte del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, en la ciudad de Puebla, y compartir su crítica sobre ese trabajo con quienes la seguimos...

Un afectuoso saludo desde Puebla.

Anónimo dijo...

Infelizmente, os grandes artistas de hoje são muito menos em quantidade do que os medíocres...Então, os usurpadores pisam em lugar sagrado. Mas, acredito que os artistas devam fazer movimentos paralelos aos acontecimentos oficiais e sempre mostrarem sua obra. No entanto, é hora de brigarem por estes lugares que só são destinados à arte VIP, questionarem e usarem todos os recursos que tirem a credibilidade perante a sociedade destes responsáveis, curadores etc.. Precisamos de profissionais com critério para julgar a arte produzida e colocá-la no lugar onde ela mereça estar.

AMALTEA dijo...


De acuerdo con su argumentación. En realidad, desautorizar a quienes no aceptan ese tipo de exhibiciones que son jaleadas como arte de vanguardia, es convertir en sagrado aquello que satisface a una minoría -que obtiene un beneficio económico-.
Encumbrar o defenestrar según criterios muy alejados de la consideración artística, está dejando fuera a un público que no se atreve a disentir, a expresar su opinión por temor a ser calificados de ignorantes o antiguos y predigitales.

Nicholas Petrus dijo...

hola, trabajo con arte, haciendo, pensando, investigando y pienso que para cada problematica conceptual debo buscar una solucion estetica que corresponda a lo que intento sacar de idea-pensar, y transportar esa imaterialidad a la imagen, lo tridimensional, al espacio, a la gente... me gustan tus ideas hasta cierto punto donde empezo a discordar, pero no puedo dejar de admirar una persona que defiende el pensamiento propio con ganas, Sin embargo no deje cerrar, intentar descubrir ese mundo actual es confrontarse con el cotidiano mediado por el capital, asi que la crisis es permanente pero al mismo tiempo en cambio. El arte tiene un poder brutal de cambiar ideas, asi que debemos pensar que hay algo bueno en lo contemporaneo. Se puede asi detectar - por lo menos - que hay un conflicto, y tenemos lo que hablar o hacer.
Encuentre un tiempo, te invito a visitar mi sitio web donde publico un par de obra de arte - o no. un comentario seria bacan, un gran saludo desde el sur, Nicholas Petrus

Cecilia Rivera dijo...

Estimada Avelina,
Eres una frescura para mi alma artística, nací crecí y me encontré con el arte, se volvió mi Universo de universos, hace años que viví en Miami, era la única que me atrevía a decir y a criticar el arte conceptual, que necesita tantas miles de explicaciones para ser entendido y con la frustración enorme de encontrarme siempre sola ante esta retórica mediática . Que necesidad tiene el arte de tornarse en reportero de lo obvio y de lo cotidiano? Que no es arte aquella alquimia , aquella magia que a través de la disciplina transforma lo cotidiano, un instante en algo trascendente? En algo que me maravilla , me inquieta y me intriga, pero que no me deja estupefacto ante tanta tontería y basura?
Si por favor continúa con esta crítica inteligente, que analiza, que se atreve, que vive y que definitivamente es acertiva,
Te cuento una experiencia al entrar a una famosa GalerÌa en Berlín, que Por medio de unos amigos tenían el contacto, a donde fui a pedir una referencia de sobre dónde podría insertarse el tipo de obra que realizo, de entrada me paralizó el ver en las paredes solo marcos de ventanas viejos pintados con spray barato plateado y donde en algunos casos " artísticamente" el atrtista "se atrevió a dar un spraysaso también en la pared! Obvio que me quedé indignada , simplemente por el hecho de estar ahí esa obra colgada, a la vez que impotente, me recibió uno de los directores diciéndome que no tenía ni idea de donde pudiera yo exhibir lo que hago " pintura" porque ellos exhibían solo el arte que yo veía en las paredes, que a mí como artista se me hacía solo una tomada de pelo!, como se me ha hecho el Arte conceptual = arte vacío de generaciones sin cultura desde sus comienzos.
Una obra debe maravillarlo a uno, detener el tiempo de lo cotidiano para transformarlo en una comunión sagrada, al menos en un encuentro y no en un desencuentro.
Avelina me siento feliz de que existes! Solo yo en mi grupo de amigos artísticos me he atrevido a hacer exactamente la misma critica que tú haces al arte conceptual, por favor MIL AVELINAS MÁS!
Cecilia Rivera

ALBERTO EDUARDO NÚÑEZ LÓPEZ dijo...

Estimada Avelina,

En primer lugar la felicito por tener el valor de defender su posición y ser la voz de muchos de los que compartimos sus afirmaciones sobre el arte contemporáneo.

En 2014 escribí la tesis que titulé “Reflexiones sobre la Belleza y el Arte” que está publicada en la web y que dejo el link más abajo para que otros puedan acceder a ella también. La investigación que realicé para escribir la tesis me ayudó enormemente a comprender mejor aquello que pensaba y sentía casi instintivamente. Uso instintivamente porque es justamente lo que algunos teóricos del arte llaman “el sentido interno de la belleza”, que hemos desarrollado por miles de años, el que nos permite evaluar las configuraciones visuales y, específicamente para nuestro interés, las obras de arte visual.

Admiramos la belleza de lo creado, la belleza de la naturaleza. Hegel concibe al arte como una conversión de la belleza de la naturaleza. Es justamente ese valor agregado del pasaje por el razonamiento humano lo que la consagra.

EL ARTE CONTEMPORÁNEO ADEMÁS DE SER UNA FARSA, ES ANTINATURAL. Hay algo incoherente, algo inestable en su presentación que nunca podrá eliminar la percepción de lo bello que ya traemos. Joseph Addison reflexiona de una manera muy sensible sobre esto, el dice;

"No hay nada que se abra paso de forma más directa en el alma que la belleza."

¿Entonces por qué negarnos? ¿Por qué no honrar esta evolución que nos permite ser mejores, hacer nuevo arte que esté a la altura de las grandes obras? ¿Por qué negar la posibilidad de que hoy en día contemos con genios entre nosotros?
Nuestra constitución fisiológica es la misma que en la edad media, el renacimiento, etc. Algunos científicos afirman que nuestro cerebro aumentó su tamaño. ¿No deberíamos entonces estarnos exigiendo más si tenemos tales estándares como los que establecieron, Goya, Rubens, Velázquez, Rafael, Bernini, etc?

El arte se ha desdibujado, el arte ha perdido su función y su esencia. El artista se ha convertido en un personaje triste, un charlatán. Desde mi formación profesional en arte, y más importante, desde la práctica de la creación de obras de arte, puedo decir que la satisfacción que se siente al saber que se influyó de manera positiva en el público, provocando la experiencia estética y exponiéndolo a la belleza, una belleza que es la materialización de una idea perfecta, es la mayor recompensa que puede recibir un artista. Es saber que se está contribuyendo a la sociedad con lo mejor de uno mismo, porque no hay que olvidar que lo creado es a imagen y semejanza de su creador. Si vemos una obra bella eso es lo que puedo esperar de su creador.

Yo creo en el arte como un camino válido al conocimiento, a la verdad. Como usted dice es exacto y no necesita explicaciones ya que se explica a sí mismo. Las obras se pueden comparar con fórmulas matemáticas, universales. Las obras de arte contienen realidades.

El pensamiento artístico es abstracto, así como el pensamiento matemático pero no llega abstracto a este mundo, llega resuelto por el artista. Es por esto que no cualquiera es artista y también por esto es que no cualquiera es matemático. Se necesita de una predisposición y pasión naturales en estos individuos. El artista sale a la calle y percibe una infinidad de patrones, configuraciones, cánones que luego representa en sus obras.

Estimada Avelina, la felicito nuevamente y la invito a usted y sus seguidores a ver algunas de mis obras en mi página oficial, domus-demiurgo.com. Estas obras son muy significativas para mí ya que representan un antes y un después en la práctica y la investigación de un hombre joven que se indigna por lo que está pasando hoy en el mundo del arte, no por rebeldía, sino que por el simple hecho de que siento que es mi misión contribuir con lo mejor de mí tanto teóricamente como en el ejercicio del arte.

Atentamente,

Alberto Eduardo Núñez López
A. E. Demiurgo

https://drive.google.com/file/d/0BxGRiVdMk0eNbm9PQUlvQWx0UTA/view

Gustavo Amenedo dijo...

Querida Avelina,
Desde Argentina te agradezco por tu claridad y por echar luz sobre el estado actual del arte.
Saludos!

Gustavo Amenedo

Anónimo dijo...

Avelina, gracias por expresar tan claramente lo que muchos de nosotros pensamos.
Es hora de recuperar los museos para el publico y la calidad para el arte.
Cuando voy a un museo, quiero sentirme elevado, impresionado, conmovido y aprender algo positivo. No quiero sentirme asqueado, defraudado y timado, y desafortunadamente esos son mis sentimientos luego de visitar algunos museos de arte moderno. (El ultimo Miami....).