domingo, 1 de marzo de 2015

EL CINISMO DE LA CRUELDAD: HERMANN NITSCH.

Es ominosa la protesta y la sumisión intelectual por la clausura de la exposición de Hermann Nitsch. La obra de este hombre es un espectáculo gore que se sostiene en ideas falsas que el “gremio artístico cultural” defiende sin avergonzarse.
Afirman que su performance indaga en la ritualización del sacrificio. Falso. El sacrificio tenía una razón: la ofrenda era una demostración de fe a una divinidad para que ésta se mostrara benévola, no era un acto estético o recreativo. Sin esa intención esta acción se reduce a matar por matar, es la exhibición de las patologías de una persona. Nitsch y sus supuestas orgías “dionisiacas” son un invento que carece de bases documentales. No hay ritual puesto que no hay misión, no existe una fe o religión que sacralice sus descuartizamientos. Las ofrendas humanas o animales fueron expulsadas de las religiones cuando la civilización entendió el valor ético de la vida, entonces el sacrificio fue metafísico. Matar en nombre de un credo o una ideología es criminal. 
Las atrocidades de Nitsch son intelectualizadas, incompatibles con la salvaje o primitiva “fe ciega” que cree e ignora. Cada vez que él ha matado a un animal para jugar con la sangre y las entrañas, lo hace con la consciencia de que los argumentos teóricos alrededor de su “ritual” son un disfraz que le permite complacer sus apetitos. Con premeditación manipula un estilo artístico y pervierte el valor de la libertad creativa y de expresión como el fanático que esgrime la religión para asesinar, los dos lo hacen bajo la impunidad de la “libertad de las ideas”.
Es un cinismo descomunal afirmar que está retomando sacrificios cristianos. Históricamente la crucifixión existió antes de Cristo, siguió existiendo después y nunca fue un ritual religioso, era una ejecución judicial pública. Las crucifixiones que hacen cada año en Iztapalapa son performances colectivos con énfasis en un voluntario que se prepara para personificar al profeta, y la exacerbación del sufrimiento es un ritual religioso para una divinidad. Las crucifixiones con personas y cadáveres de animales de Nitsch son la apología y el divertimento de un castigo que se prohibió por su crueldad. Los académicos tendrían que ser congruentes, si es que eso es posible, y también aceptar como arte contemporáneo las de Iztapalapa. Ante la protesta de los defensores de los derechos de los animales, Nitsch advirtió que él es un “amante de los animales”. Es la eterna demagogia del estilo contemporáneo VIP. Si denuncian daños ecológicos lo hacen contaminando; hacen obras feministas reduciendo a la mujer al más inmediato estereotipo y critican el hambre desperdiciando alimentos. Es el caso de Nitsch y de muchos artistas VIP que “aman a los animales” y gozan maltratándolos, matándolos o manipulando sus entrañas. Cualquier persona que respete la vida es incapaz de utilizar restos mortales para hacer un show con algo que invariablemente significó dolor. La muerte no se recrea porque la muerte es única.
Clamaron mundialmente que lo “censuraron” y cancelaron su exposición. No hay censura, hay indignación social. En Nueva York en el 2011 presencié uno de sus performances y ahí se disciplinó, lo hizo con pintura de colores y esa memorabilia la vendieron como “obras pictóricas”. En cambio acá trató de aprovecharse porque no hay ley que detenga la barbarie artística y delincuencial. La tolerancia ante la impunidad nos ha llevado a la degradación social que padecemos, la indignación es un gesto de civilidad, de urgencia para tomar consciencia de que la crueldad es insoportable.

La sangre derramada siempre significa muerte y violencia. El que exhibe esa sangre hace escarnio del dolor de otro, de su indefensión y su tragedia. Durante milenios los animales han sido víctimas de los humanos, esa vulnerabilidad, nobleza y generosidad no merecen el menosprecio del “arte”. La antropocéntrica arrogancia de Nitsch y su irracional superioridad sitúa a los animales como indignos de respeto y que tienen la función de soportar los caprichos patológicos de los seres humanos. Es intolerable que un matadero y su memorabilia sean llamados arte, y es abyecta la defensa de los “intelectuales” a una “obra” sociópata.  

29 comentarios:

Loam dijo...

Vergonzoso espectáculo-fórmula el de este Hermann Nitsh, al cual no conocía y pienso seguir ignorando.
Una mente ahíta de coágulos y sedienta de dinero. Eso es todo.

Salud

Adriana Cantoral dijo...

Hola Avelina, me gustaría ponerme en contacto contigo por correo electrónico. Saludos desde Puebla.

Rüth Smith dijo...

Vergonzosa retorica de doble moral.

kizna dijo...

Gracias por tus aproximaciones al mundo del arte.
Sería genial si nos dieses tu opinión o aproximación sobre el Festival ARCO de Madrid. Una de sus obras está llevando mucha polèmica.
Gracias.

mariana semino dijo...

Excelente articulo, como siempre. Gracias Avelina por poner en palabras tan bien escritas lo que muchos artistas pensamos, saludos, Mariana

nalleli dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Avelina, yo soy una trbajadora del cuerpo, y este sr no tiene idea de lo que significa el sacrificio , las energías sutiles del cuerpo humano, y sus conexiones emocionales cuando son tomadas sin sentido, es un asco ver cómo los artistas de vanguardia, sólo defienden esto, hecho en los 70s, en lugar de defender la vida en un momento de horror para este país

LILIAN HICEL dijo...

Soy artista plastico y lo que hace este enfermo es degradar el ARTE , el arte CREA no destruye ni mata. esta enfermo.
Yo PINTO PARA CIEGOS y pienso que el arte debe aportar algo a la sociedad, no destruir ni dar malos ejemplor e ideas a los jovenes!!
el esta loco y mas toda la bola de ignorantes que lo defienden. SALUDOS!

LILIAN HICEL dijo...

Soy artista plastico y lo que hace este enfermo es degradar el ARTE , el arte CREA no destruye ni mata. esta enfermo.
Yo PINTO PARA CIEGOS y pienso que el arte debe aportar algo a la sociedad, no destruir ni dar malos ejemplor e ideas a los jovenes!!
el esta loco y mas toda la bola de ignorantes que lo defienden. SALUDOS!

Mariano Esquivel dijo...

Tristemente, en este momento, otras personas con problemas semejantes a los del Sr. Nitsch matan y torturan con la excusa de el fanatismo ideológico religioso. Es grave continuar elevando esas patologías a la categoría de arte y pretender dignificarlas en los museos.

luis aguirre dijo...

Independientemente si es arte escenico o no , la sociedad mexicana aun no estaba preparada para Nitsch...existe aún mucho tabú en el subconciente colectivo... en semiologia la sangre ha significado sacrificio y/ o muerte y hay que entenderlo desde ese punto de vista sea o no de nuestro agrado...

Victor Eme Campos dijo...

Hola, Avelina.
Una pregunta que, espero, no peque de ingenua: si "la ofrenda era una demostración de fe a una divinidad para que ésta se mostrara benévola…", ¿no cabe pensar que gran parte del arte contemporáneo sí ofrenda, a través de este quehacer suyo de las distorsiones (ready-made, por ejemplo), a cierta divinidad o, mejor aún, a la Divinidad posmoderna por antonomasia: es decir, el Yo; esta cosa que llaman arte y que más parece un acto de autocomplacencia, de onanismo, etc., de la que habitualmente escribes? Como sea, y de antemano, gracias por la respuesta. https://www.facebook.com/EmeCamposVictor

AMALTEA dijo...

No puedo añadir mejor argumento al que desarrolla en esta entrada.
Es simplemente una abyecta manifestación del delirio narcisista de quienes creen estar en posesión de la verdad, lo peor es que poseen los recursos para imponer al mundo su impostura.

Mario Puentes dijo...

El arte debiera ser un refugio de libertad, sin censura. Aunque estas expresiones despierten escozores, no hay que confundir la busqueda de belleza a traves de la construcción con elementos plásticos con expresiones de diferente raíz, quizas conceptuales, literarias, psicológistas, etc. let it be, y no lo mires.

Eugenio Leguizamon dijo...

Estimados: " La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad "_ Thomas Mann.
"Nunca mojes tu pan en la sangre de los animales ni en las lágrimas de tus semejantes "_ Pitágoras
"Llegará el tiempo en que se considerará la matanza de un animal como un crimen , igual que el asesinato de un ser humano "_Leonardo da Vinci.
"Vive más simplemente para que otros simplemente puedan vivir "_Gandhi El cinismo de la crueldad no solo lo ostenta el Sr Nistsh, ya que él, es el reflejo de la sociedad hipócrita en la que vivimos. Este Sr asesina en nombre del arte, la sociedad lo hace en nombre de sus días festivos ( navidad, días de los cientos de santos a los que idolatran , etc )..En nombre del esparcimiento; Circos, corralejas, acuarios, zoológicos, etc.. En nombre de la salud, con los miles de animalitos que son torturados a diario. Al igual que las empresas de cosméticos,peleteras, etc... Para cada cual, su argumento es válido, pero en definitiva son igual de criminales. En conclusión este Sr es bien puede llamarse artista para la sociedad a la que representa.
Eugenio Leguizamón_ Escultor en Metales Mixtos_Técnicas Medievales. (Toda vida es valiosa por pequeña que parezca )

Loam dijo...

@Eugenio Leguizamon

Extraordinario comentario el tuyo. Estoy completamente de acuerdo.

Brasas dijo...

Disiento de Eugenio Leguizamon:
Tenga en cuenta que a eso que usted llama "la sociedad" le damos forma entre todos. ((Si su interés por las técnicas medievales incluye el autoflagelarse, problema suyo; Yo ni me siento "hipócrita" ni "representado" por el Nitch ese, ni voy a entonar el mea culpa por el hecho de que exista gente asquerosa que disfruta "torturando" animales)). A mí me dan tristeza los pájaros que pasan toda su vida metidos en una jaula, pero no me siento culpable por comprar y comer de vez en cuando un filete de ternera o una docena de langostinos. Pienso que este artista VIP -como dice Avelina- sí que utiliza la crueldad como reclamo y como show. Y si yo pensase que haciendo eso me representa (a mí o a "mi sociedad") sería como para pegarse un tiro.
Afortunadamente sólo lo veo como uno de tantos hombres-bala que se disparan con el cañón de la provocación y cruzan veloces el cielo de la fama directos al olvido. Hace años hubo uno que "incendió las redes" (como se suele decir), exhibiendo en una galería un perro muerto de hambre. Muchos recordaran el suceso... el nombre del "artista", casi nadie.

luis aguirre dijo...

Como me gustaria que la Sra. Avelina Lesper, entrevistara a artistas de talla internacional como al humanista y representante del realismo español , Antonio López García... saludos!!!

Brasas dijo...

Ahora que me acuerdo, también habia por ahí una loca que hacía juguetes y “peluches” macabros con cadáveres de animales, y los exponía en galerías -de Vanguardia, claro está-
La chica aquella traslucía un sentido del humor muy de psicópata ((pero seguro que en su discurso pseudo–teórico tambien echaba la culpa a “la sociedad” ;D))

Anónimo dijo...

Avelina, creo que mi comentario no va con este tema, pero me gustaría que hicieras una investigación sobre la corrupción y el mal manejo de la Bienal Tamayo, la pasada Bienal uno de los ganadores Miguel Vega obtuvo un premio por conocer a una parte del jurado,el curador Erick Castillo es su representante, varias exposiciones en las que participa dicho artista están curadas por el señor Castillo de igual forma es el que le vende su obra. Antes que saliera la convocatoria al autor ya le habían elegido la pieza.

David Grunshtein dijo...

Hola Avelina soy un simple amante de el ser humano y la cultura occidental, de hecho también de otras culturas pero conozco más a la que vivo día a día, no lo digo con orgullo solo con alegría. Al leer tus comentarios, he experimentado el asombro de leer la sensatez de una niña, el sentido común de una anciana y la belleza profunda de una mujer. Dos años atrás estoy involucrado en un proyecto artístico, digamos casi callejero que sucede en este espacio tan increíble y maravilloso así como peligroso que es internet, también por que soy mexicano e israelí, me encantaría saber tu opinion www.bimestral.com, no soy artista y entiendo que tu profesión es la critica y entiendo el tamaño de mi grosería y si me disculpas apelo a la fe que dentro de la proFEsion habita.

Cuauhtemoc Rodriguez dijo...

Los accionistas vieneses tuvieron sentido como hijos malditos del arte de posguerra, después de dada eran los punks del arte, o mejor dicho, los anti artistas por excelencia http://www.ubu.com/film/vienna_actionists.html.

A la luz contemporánea su obra se antoja naif, escandalosa y de rebeldía adolescente, pero es que en los sesentas eran adolescentes. Más de 40 años después sus formulas de escandalosas se ven mal, lo que se aprecia en un joven es inaceptable y ridículo en un anciano.

Los performans de Nitsch son acciones obligadas para los transgresores simbólicos, participar en ellas, como en los encueraderos multitudinarios de Spencer Tunik, es un rito de paso obligado del Flaneur del arte actual, única opción participativa que ofrece la escena contemporánea.

Hoy Nitsch escandaliza por razones ajenas al arte, su obra envejeció mal, no cultivó una disciplina estética, no generó una escuela escénica, no inscribió un rito original en la espiritualidad moderna. Es un ejemplo vivo del fracaso cultural de occidente.

ana maria dijo...

Entonces la culinaria no es un arte y las personas que comen carne asesinos despiadados.
Que tal si a los mataderos les ponemos en la entrada "museo de arte". Todo el mundo debería por educación básica asistir a tal museo, o al montaje de Hermann, y reflexionar sobre su responsabilidad en semejante atrocidad.

Girão dijo...

Hola Avelina, me gustaría ponerme en contacto contigo por correo electrónico.
Yo soy Portugues pero te saludo de Natal-RN, Brasil

Anónimo dijo...

"La sociedad no estaba preparada para Nitsch", ¿En algún momento debe estarlo? Ese argumento sólo avala que se creen superiores, cuando saben que el morbo y la provocación siempre generarán curiosidad o sacará ronchas. Espero que no llegue nunca el día que la sociedad se olvide que existen ciertos valores y derechos de todos los seres vivos, y que no admiremos la "obra" de gente que parece desequilibrada, o que juega al margen de la ley invocando el argumento de "todo es arte". Si seguimos así en un futuro las cárceles se considerarán palacios de artistas porque asaltar, matar y violar serán expresiones artísticas de una sociedad enferma. Que pena la degradación del arte. No es nada contra ti, sólo me llamó la atención tu come tario. Saludos cordiales

Alejandro Gonzalez dijo...

Este anciano me da miedo y a la vez asco, eso que hace yo no lo llamaría arte. Todo lo que hace es darle muerte al verdadero ARTE.
El arte es belleza, la vision, la relacion y la paz de un ser humano con la naturaleza.
Pobres animales me da coraje pensar en lo que hace este infeliz anciano.

Saludos

Lorein dijo...

Es una patología llamada necrofilia, como la que tenía el asesino serial estadounidense Ed Gain. eso me hace pensar que, si Ed Gain hacía esculturas, muebles, vajillas, con las partes que mutilaba de los cuerpos de sus víctimas, se le debería considerar "artista"? a nadie se le ocurriría semejante desvarío. Acá le llamaron "Grupo interdisciplinario semefo". La cultura de la muerte se enseñorea en México, Dios nos ampare.

Cassandra Palmeros dijo...

No la sociedad no está preparada para nitsch, para cualquiera con sentido común resultaria igual de atractivo ir a un matadero a ver cómo descuartizan a un cerdo o una vaca,es más cualquiera podría ir y pasearse por las carnicerías ponerles una placa con un discurso que explique que es una representación del salvajismo del ser humano y argumentar que es arte no importa quién entienda o no.
Si definitivamente la sociedad no está preparada para nitsch tendríamos que descender en nuestro sentido común hasta llegar a lo más profundo de nuestra estupidez humana para entender a nitsch y su "arte"

eduardo ramirez dijo...

En una sociedad que carece de estructura moral, etica y de respeto por la vida cualquier maldito loco como este tal NITSCH esgrimen sus demencias y perversiones como arte...
Hacia donde vamos.

Anónimo dijo...

he leído comentarios de individuos que probablemente ni siquiera se tomaron el tiempo de leer completa la critica (luis aguirre). Es todo lo contrario, acá trató de aprovecharse porque no hay ley que detenga la barbarie artística y delincuencial. Es muy curioso que estos progre tengan la bandera de indignación social por corridas de toros, pero cuando se trata de matar animales injustificadamente para exposiciones de arte lo llaman arte modernidad. Estoy contra el maltrato animal y a favor de lesper.