domingo, 13 de julio de 2014

MATERIAL GIRL.


“Lady, you're the one that I want to spend my cash on. Spend my cash on my baby like.” Canta Madonna. ¿Cuánto dinero ha circulado alrededor de la obra y vida de Frida Kahlo? ¿Cómo pasó de ser una admiradora de Stalin a convertirse en souvenir del más vulgar mercantilismo? Así es la fama, o te encumbra o te abarata. La obra de Kahlo existió para el mundo capitalista cuando Madonna era la reina de los 80’s y compró el Autorretrato con Chango, 1940 y la convirtió en un icono pop, en un modelo de la bisexualidad de sus videoclips. Después de eso la cotización de sus pinturas brincó a los millones de dólares. El mundo del arte y los medios abrazaron a Frida porque, además, su obra posee la virtud de la ubiquidad, su temática es más fuerte que su factura y logra lo imposible: conjuga en su iconografía los ideales más conservadores, el activismo feminista y el ultra nacionalismo.  Sus pinturas tienen como único tema su cuerpo, son como carteles de Provida o de cualquier ONG anti aborto que reducen el valor de la mujer a ser una fábrica de hijos y al mismo tiempo se enfrasca en el eterno y exaltadísimo panfletarismo del cuerpo y la vagina que es bandera feminista. Su folklorismo estético se convirtió en canon decorativo con el estallido del neo nacionalismo de los 90’s que desató una cultura ultra patriota y kitsch. La integraron a la “nueva cocina mexicana”, a los tamales de autor, a los tacos de diseño, a ese espejo deformado y sin proporción que tenemos de nuestras insulsas tradiciones. Sobre valoramos los antojitos que han existido siempre y nos sorprendemos de que una pintora burguesa se ponga un huipil y pose con macetas porque eso significa dejar nuestra identidad populista y cambiarla por otra más mundana: ahora pretendemos ser multiculturales. Surge el mex-nice.
El circo crece gracias al oportunismo de sus familiares y la complicidad del patronato Diego Rivera y Frida Kahlo del Banco de México que explota su obra y permite que la imagen de la pintora sea vendida como si fuera una caricatura. A los biógrafos y las productoras de películas de biopics les encanta el mito del artista que vive un calvario y que al final es reconocido y si además es exótico, es el pase a la inmortalidad. Frida se convirtió en la virgen dolorosa del arte, su marido Diego la engañaba, ella anhelaba ser madre y estaba imposibilitada. Su causa mórbida se elevó a los altares de la crítica, el masoquismo se convirtió en lección: fue la mujer-mártir que todo aguanta y que una sociedad necesita para redimirse. Heroína de estampita y santa de relicario. ¿Cómo no iba a pegar tal melodrama? Ser famoso no es algo condenable, el arte es para venderse, lo que sucede con la figura de Kahlo es que este culto a la persona, el narcisismo terapéutico que es el centro de su obra, está llevado al ridículo. Frida hizo de la pintura una terapia y un púlpito, pintó para que el mundo se enterara de lo que padecía, para que sus amigos y su entorno sintieran lástima y empatía por ella, para ganar el campeonato del dolor, y lo consiguió. Detalló cada uno de sus padecimientos y esa flagelación, como una venganza del destino, hoy es motivo decorativo, es pegatina, disfraz y comida rápida. Este derroche de sufrimientos contrasta con la careta insensible que hizo de su propio rostro, siempre igual, inalterable en todas sus pinturas, anestesiado por las drogas, se auto nombró nuestra mexican Monalisa con bigotes. 
El chantaje emocional de su martirio protegió a su obra del análisis de su limitada realización con un dibujo torpe, con problemas de composición que hacen que la pintura sea una estampilla postal y, en el colmo del absurdo, su escaso dominio de la anatomía.

 ¿Es suficiente ostentar la victimización personal para que la obra tenga valor? El arte tiene otras exigencias, no es una telenovela ni una excusa para exhibirse, es algo más que la obra de Kahlo no tiene. Los autorretratos, trágicos o folk, apenas integran la tercera parte de su obra y son la estrella de su fama, el resto, menos de 100 pinturas, sólo tienen interés porque permiten apreciar su verdadera capacidad y sus limitaciones. Vidas interesantes o trágicas hay muchas. Vidas con una gran obra, hay pocas. 

20 comentarios:

Mario Calvo dijo...

¿Hola como te puedo contactar para hacerte una invitación?

Moisés dijo...

Creo que la iconización de Frida es una perversión post mortem, que por supuesto que no es responsabilidad de la propia Frida, más bien de la mercantilización del arte en general. Salvo contadas excepciones (como Warhol) los propios artistas hubiera frenado la banalización de su obra, pero una vez muertos los herederos de los derechos de explotación hacen de las suyas. Debe ser la parte mala del paso a la posteridad. Por otro lado, creo que la obra de Kahlo (más allá de ser utilizada como icono pop) es limitada en cuanto a temática pero esto no obsta que tenga profundidad en su contenido.

Interesante visión, no obstante.

Un saludo.

Kitsch Macu dijo...

Excelente tu punto de vista, me encantó el análisis.

Anónimo dijo...

Partir del supuesto "La obra de Kahlo existió para el mundo capitalista cuando Madonna era la reina de los 80’s y compró el Autorretrato con Chango, 1940 y la convirtió en un icono pop" me parece una visión muy corta, sus relaciones con gente como André Bretón o con León Trotzky no eran a traves de Diego, la pareja en si, era notable y atractiva y no solo por Diego.

Cuauhtemoc Rodriguez dijo...

Frida es el icono del feminismo en las artes, y si, el arte feminista es de pésima factura, porque donde valga más el género del autor que la obra termina en pura deyección y fluidos corporales.

Han pasado 100 años de la liberación femenina y el arte ha producido una especie de "realismo feminista" que es tan inocuo como el realismo socialista que mediatizó la realidad del socialismo de la misma manera que la publicidad vuelve inocua a la realidad del consumismo capitalista.

Lo mimsmo se extiende al arte como expresión de la diversidad sexual, sirve sólo si ilustra un texto autobiográfico.

Paulina Ramírez dijo...

Me gustó mucho el artículo, en especial porque es la primera vez que leo sobre su falta de conocimiento de la anatomía humana. Saludos Avelina.

Tomás Pariente Dutor dijo...

Bueno, el drama personal no explica del todo a Frida. Un argumento similar se podría esgrimir en el caso de muchos otros artistas mitificados por sus vidas desgraciadas. Van Gogh sin ir más lejos, y de él tambien he oído a veces decir que es un mal dibujante. Pero en el arte eficaz hay lo necesario, y a veces un dibujo virtuoso no lo es.

Anónimo dijo...

Muchas veces recuerdo esa frase "el ganador escribe la historia"; lo que me lleva a una de mis primeras impresiones, hacerca del calvario en que se ah convertido el arte. Se considera arte a la pieza o la obra que esta patrocinada y difundida por el círculo social de cierto y distinguido grupo de cierto estatus economico que rodea al supuesto artista. Esa fué la explicación que nos dió a entender la maestra de paradigmas del arte. Al analizar detenidamente ese argumento, me llegan varias reflexiones de distintos calibres. La primera sería de disgusto, por saber que una persona talentosa que carece de contactos con gente importante de los medios morirá de hambre o nunca será reconocido hasta que muera y sean encontradas sus obras en el sotano del olvido. Aquí en México, es muy sabido que tu círculo social es el que te distingue de los demás, no es tu talento. Este arte contemporáneo parece ser un plan bien elaborado para destruir las buenas costumbres estéticas y técnicas. Ya que es bien sabido, que muchas personas que entran a la carrera de artes visuales no tienen pulso, y no saben pintar y dibujar, por lo que se les difículta realizar una obra de mucha envergadura como Diego Velazques, Rembrant o Miguel Angelo. Tal vez es por eso que de ah desglorificado el arte, para crear una democracía, para que cualquiera pueda ser artista y ser llamado como tal, pues en realidad no es muy fácil poder llegar a profesionalizar, eso lo enteiendo, pues soy pintor y dibujante, pero yo no soy considerado artista, más bien artesano o ilustrador, y comprendo profundamente que la técnica es muy dificil de dominar, pero todo es posible si lo haces con amor, no por dinero, y eso me distingue del resto de mis ex-compañeros, que solo quieren sacar una carrera, no un logro personal.

Quiero que sepas que soy seguidor tuyo, no es que esté completamente en contra del arte contemporaneo, solo me parece injusto desprestigiar el talento por relaciónes y contactos. Me ah costado llegar al nivel que tanto eh querido llegar, pero lo estoy logrando, gracias a mi perseverancia y mi fe, porque desde muy chico yo sabía que era lo mío, que nadie más tenía. Y que te critiquen por hacerlo bien es algo que considero estupido, pues estas personas nunca podrán caminar en mis zapatos, y ni siquiera sabrán como usarlos. Muchos saludos.

Larii Joplin dijo...

Hola.
Me gusta tu perspectiva con referencia a que es un vulgar objeto de la mercadotecnia. Pero justo como mencionaron anteriormente, no fue gracias a ella, sino a que vivimos en una aldea global y en un mundo de completo capitalismo.
Y, desde mi punto de vista el arte depende de él cristal con que se mira. Ella era una artista surrealista, y evidentemente no era buena pintora porque empezó ya grande; incluso ella afirmaba que no era buena y que no pintaba más que para retratar su realidad, lo cual no tiene que ser la realidad de los demás.
También ha sido exitosa puesto que la gente se siente comprendida e identificada, además de que siente empatía hacia su persona.
Claro que la Artista no puede ser del agrado de todos, porque todos sufren de maneras diferentes, y aunque la depresión sea una condición humana, no todos la viven al extremo como ella. Y tampoco todos vives sucesos trágicos de la magnitud de ella. Aunque también existe quien si, los minimiza o no es famoso.
Igualmente, ella dijo que el artista mexicano es más famoso por su exotismo que por su verdadero talento.
También podrías hacer una crítica sobre lo extraña que es la corriente Dadaista, por los objetos que usaban. O el Fauvismo y la sobresaturación de colores. O lo inconsistente de los dibujos de Picasso y que de haber sido bueno con la anatomía no hubiera creado el cubismo. Así como Frida no hubiera sino parte importante del surrealismo en México.
Saludos.

Alfredo dijo...

Avelina Lésper, eres una crítica de arte muy valiente por atreverte a decir lo que muchos piensan, pero que sólo los niños o los borrachos se atreven, lo de: “el rey va desnudo”. Me encantan tus artículos y éste en especial porque expones tus ideas con claridad, sin esconderte en tópicos o ambigüedades. Creas verdaderas polémicas, porque hay mucha razón en tus verdades como puños sobre el arte contemporáneo.

Anónimo dijo...

Hola Avelina

Me gusta mucho tus comentarios y sobre todo que los dices tal cual son, como debe ser pues sin mas, te escucho en el programa de Alfredo Sanchez senales de humo de Guadalajara adelante y espero que nunca te dejes intimidar por nuestra hipocirita y zinverguenza clase politica y los persinados!!!!

Brasas dijo...

"El chantaje emocional de su martirio protegió a su obra (...)"

Me parece muy inteligente esa frase, es una observación que nunca podríamos encontrar fuera de este blog, da igual cuántos cientos de libros o charlas o documentales sobre Frida vea uno, su talento siempre aparece como multiplicado, elevado a la potencia de su sufrimiento.
Aun siendo algo repelente esa comercialización global -casi Disney- de su tragedia, ...aun así a mí me gusta su pintura porque es nuy narrativa; si sus errores de composición o anatomía fuesen una objeción seria, lo primero que deberíamos hacer es volcar fuera del Arte a todos los abstractos, (que no sólo no cuentan nada con sus manualidades sino que además evitan cobardemente toda posibilidad de "error").

Anónimo dijo...

Generalmente me gustan las criticas de su autoría, pero esta vez hablando desde la trinchera del arte mismo, ni espectador ni teórica, solo puedo decir que concuerdo en lo fatal de transformar la obra de Frida Kahlo en mercancía, pero no concuerdo con el resto de las apreciaciones, Van Gogh también pintaba mirándose el ombligo, Toulousse Lautrec sacaba sus obras del enanismo deforme que mantenía sus narices hedonistas en la decadencia. Debo decir que cuando entré a estudiar arte fue mas bien influenciada por este tipo de pintores mas que el santo devoción de conceptuales como "Duchamp" solo alguien con conocimiento estético puede evaluar como tu lo has hecho a Frida, lo que coloca al Arte nuevamente en la trinchera burguesa que excluye y es juez con salones de los rechazados. Hay muchos pintores cuyas obras son de una factura impresionante, casi fotografica pero fomes hasta la muerte. En la escuela de arte me enseñaron que en las cuevas de Lascaux los dibujitos sobre la piedra era Arte Rupestre o Paleolítico, si Avelina fuera blogera de las cavernas diría que esos monigotes son producto de mujeres aburridas pasando el tiempo mientras esperaban que sus machos volvieran con el alimento? o tal vez mujeres sin hijos y animalistas desplazando su instinto maternal?

Anónimo dijo...

Buenas Tardes, me fascino su critica, me pongo en contacto con usted para comentarle que tengo una obra dela pintora Frida Kalho y quisiera que la viera si es que le interesa, o si conoce a alguien que la quiera.

Mi correo es nidia_arte@hotmail.com

Espero me contacte. saludos.

Att. Nidia Vidales

Boris Tabare Ag dijo...

Por supuesto que la obra pictórica de Frida Kahlo es de lo màs irregular, y su importancia artística no se corresponde con su popularidad(comercialización); pero no dudo que alcanzò a crear un puñado de obras auténticamente perturbadoras -para mì y seguramente para algunos màs- ("Lo que el agua me ha dado", "Hospital Ford", y algunas otras). En esta ocasión, percibo que la mayor parte de de su crìtica se sustenta en hechos extra-artísticos: si era una narcisista que se regodeaba en su condición deplorable para manipular la pinta moralmente, pero no es, en principio, un argumento contra la existencia o no de cualidades creadoras que, al parecer, usted le niega radicalmente. Muchos críticos que considero serios, desde muchos años antes de que surgiera la mercadotecnia "fridomaniaca" atendieron a su obra ponderàndola con màs equilibrio (Jorge Alberto Manrique, Antonio Luna, Raquel Tibol).
Las insuficiencias técnicas de un pintor (evidentes en el caso de Kahlo), no son el único parámetro que debe considerarse para evaluar la validez o resonancia que puede alcanzar una obra: tan poco, o menor aùn dominio de la anatomía humana han tenido algunos de los mayores soñadores del arte moderno, como Henri Rousseau.
Leyendo sus artículos -los cuales sigo con frecuencia- y oyendo sus entrevistas, a veces me recuerda las opiniones y criterios de Bernard Berenson al expresarse sobre lo que èl consideraba los valores fundamentales y perdurables del arte. Admiro a Berenson, y aprecio la labor de usted, Avelina, pero evidentemente no requiero estar de acuerdo en todos sus puntos de vista.
Salud y siga adelante.
P.D.
Hablando de Berenson: èl tenia planeado escribir un estudio sobre la "patología del arte", refiriéndose a la naturaleza "enfermiza" -desde su perspectiva- de las creaciones plásticas que aun le toco presenciar antes de morir. Acaso sería un tema que le interesara retomar, Avelina, en alguno de sus futuros artículos.

Boris Tabare Ag dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gpoliterario dijo...

Muchas gracias por este y todos tus articulos, de verdad que es un alivio saber que no se esta sola en esta sensacion tan surrealista sobre lo que esta pasando en este momento en el mundo del arte. las ferias me deprimen muchas veces y los museos de arte moderno me dejan perpleja.
Avelina, quisiera contactar contigo de una manera mas privada para una invitacion, ya que esto hay que difundirlo lo mas que se pueda y por todos lados. No vivo en Mexico, pero como puedo comunicarme por correo electronico para explicarme en una forma mas amplia y clara?
yo tampoco tengo o ultlizo redes sociales. solo correo electronico y telefono.
muchas gracias!

Avelina Lésper dijo...

GPOLITERARIO dame un mail y te escribo.

Débora dijo...

Y qué difìcil es explicar esto a quien la admira, sin ofenderlo...!

Paloma Dávila dijo...

Estimada Avelina, solo para dar una opinión a esta artículo... quizá un poco a destiempo. Estaba buscando tu opinión sobre la obra de Frida y encontré este artículo que ya fue devatido hace un par de años, en fin...
Comparto contigo la mayor parte de lo que dices, sin embargo te quería compartir lo que me pasa con la obra de Frida, que si bien es cierto que su obra no consta de una variedad de temáticas o una prolífica producción, a mi me pasa que veo una obra con la que muchos y muchas se identifican... con el dolor, digo, con un dolor del cuerpo, del alma, quizá también con esa "insoportable levedad del ser" de ese "vivir duele" que al parecer nos universaliza a todos ... también me pasó que mientras te leía, pensé en tantos otros artistas que hablan mucho de si mismos, también considerados genios...

Por otro lado, si bien es importante tener un conocimiento de la anatomía, sus proporciones, su técnica, etc... en la obra de Frida no me fijo en eso, por lo menos no en una primera impresión, tampoco siento que es importante. Me pasa que veo una totalidad, una totalidad de si misma, una totalidad de su calvario, claro esta, pero también una reivindicación de la identidad mexicana, tan venida a menos por el procesos de blanqueamiento que sufren nuestro pueblo originario, y en esas totalidades veo a través de su obra también un espejo en el que muchos pueden identificarse.

Quizá esto es para mi importante, lo demás marketing, comercio, faranduleria, me atrevo a pensar que poco o nada le importaba a Frida de todo esto...