domingo, 16 de diciembre de 2012

LA ESCULTURA HIPERREALISTA Y SU OBSESIVA OBVIEDAD.

Jamie Salmon
 La recreación de la realidad, es invención. La realidad es un punto de partida que arroja al artista a inventar, a crear algo que no podemos encontrar más que en ese lienzo, en ese dibujo, en esa escultura. Un cuerpo que se esculpe en una pieza de piedra, en una cerámica, en un trozo de madera pasa por las manos del artista, y éste se deja impregnar por los materiales para trasmitirles su particular noción de las proporciones. Por exacta que sea esta escultura, por mucho que tenga una propuesta verídica, nunca es una realidad. La pose, la actitud, la textura, la síntesis de las formas que el escultor elige es una propuesta imaginaria que se une al artificio de su aislamiento en un entorno al que va a definir y controlar con su presencia. El contacto con los materiales guían hacia su interpretación: la cohesión molecular del metal, la imposición de la monocromía de la piedra, las rugosidades y suavidades de la madera son un idioma que el artista utiliza para expresarse y reinventar a la realidad. Las opacidades y oquedades arrojan al escultor a buscar la luz y la dimensión lo obliga a estudiar el espacio. Los oscuros bronces de Rodin, los mármoles transparentes de Bernini o las placas oxidadas de Serra son una respuesta estética a la pregunta sobre forma, concepto y material que el escultor se plantea.

Ron Mueck, Head. 
 La mimesis que está empecinada en llamar escultura a piezas tipo museo de cera de Madame Tussauds, como son las obras de Maurizio Cattelan, Ron Mueck, Jamie Salmon, no son escultura, ni por sus dimensiones, a veces descomunales, ni por sus motivos. Son piezas que carecen de una propuesta estética, analítica y humanista. Su hiperrealismo absolutista es de maniquíes, de muñecos de museo de excentricidades, o dobles inertes para películas de efectos especiales. Los museos exhiben muñecos y convierten a las salas en el Circo de P.T. Barnum, en parques de diversiones. Su perfección no los transfigura en escultura por el hecho de reproducir una figura humana o ser tridimensionales. Aquí vemos con claridad como el hiperrealismo, el acercamiento obsesivo y técnico no arroja una obra de arte porque carece de una propuesta estética, conceptual y emocional que nos aporte una presencia que no podríamos ver en la realidad.

Duane Hanson, Supermarket lady. 
 Estas obras no implican decisiones por parte del artista porque no hay uso de la imaginación, ni una recreación estética que lo obligue a crear un lenguaje. El artista al copiar de forma literal evade el serio compromiso de aportar un estilo, de desarrollar un tema y de inventar algo, de innovar con su propuesta. Si el artista no es capaz de reinventar la curva de una masa de cabellos y necesita poner una peluca, si no puede recuperar los pliegues de una tela y recurre a poner un vestido real, no es creador, no es escultor. Esta literalidad, este acercamiento sin interpretación carece de pensamiento abstracto y hace de la obsesiva obviedad, de la idea inmediata y la facilidad de una propuesta cómica o amarillista un vehículo para llamar la atención como lo hacen los circos y museos de cera.

Maurizio Cattelan, Horse. 
 Nos encontramos ante la increíble contradicción de que la imitación sin invención revela poco o nada de nosotros mismos, y que es justamente en la distancia de la reinterpretación en donde está la búsqueda de nuestro ser. Para interpretar hace falta entender y para esto es necesario analizar y abstraerse: el artista se separa del objeto de su observación y a su vez separa lo que decide hacer visible para el espectador. Con una copia literal, no hay un trabajo de análisis y de abstracción que permita al artista elegir los aspectos que desea destacar, se asume un todo de golpe, de forma igualitaria, no se establecen valores ni estéticos ni filosóficos. La pieza es un bulto, que aunque se presente como una osadía técnica, no aporta un trabajo artístico.

Marc Sijan. 
Porque el arte no está en hacer duplicados, ni en la pirotecnia de una mimesis tajante. El arte está en la comprensión de una realidad para rehacerla en otro plano al que no tengamos acceso. Este hiperrealismo apela a una masa de visitantes ávida de sensaciones, no a una búsqueda interpretativa de formas estéticas que resignifiquen el peso de lo real, es decir, de la condición humana.

54 comentarios:

Ivan FD dijo...

En tu artículo esta claro que tú no, pero yo añadiría todo lo dicho para la pintura hiperrealista también, personalmente me parece un absurdo pintar intentado imitar una fotografía. saludos

Anónimo dijo...

¿Muchas gracias por este nuevo post Avelina!.
Solo que me gustaria preguntarte cual es tu opinion acerca del nombramiento de Rafael Tovar y de Teresa en Conaculta y de "Maraki" al INBA, ¿lo ves bien o mal, habra un cambio en la manera de dirigir estas instituciones respecto a los pasadas administraciones?, que por cierto fueron pesimas.

Te mando un saludo afectuoso!!

Jorge

Luis Blanchard dijo...

Arte de supermercados, para consumidores .... Pero como dicen por mi pueblo , "la culpa no la tiene el cerdo, sino el que le dá de comer...."

Juan Pardo dijo...

Comparto la opinión, estas piezas no cuentan nada. Es más, para mi las podría firmar todas el mismo autor y no pasaría nada. No se busca la creatividad si no el show. Los directores de los grandes museos se preocupan más de llenar las tiendas de souvenir y los restaurantes de sus edificios de diseño, que de lo que se expone dentro. Lo digo desde València en España, donde acumulamos faraónicos museos que nunca han albergado contenido, y algunos ya están cerrados. Esto ellos lo saben, su intención es no exponer algo que provoque que la gente piense.
Un saludo.

Anónimus dijo...

Jorge, yo como lector de Lésper, veo que siempre opina a partir de los actos de los funcionarios. Pero yo sí puedo adelantar mi opinión. Se dice de Tovar que no es muy inteligente y por eso es muy institucional, que respeta la estructura y la misión de los organismos. Por lo mismo, es un gestor conservador. De Maraki, es que es una funcionaria que opera el Auditorio y lo mantiene en buen estado, y es estable. Lleva quién sabe cuántas décadas de discreta gestión. Este par en definitiva son muy diferentes al dúo dinámico que se fue. Consuelo Sáizar y Teresita Vicencio querían dejar marca de su trienio. Es increíble todo lo que hicieron en tan solo 3 años. Quienes trataron con ellas, dicen que eran unas déspotas, majaderas y autoritarias, yo en lo personal encontré a Consuelo Sáizar muy amable y entusiasta con las nuevas ideas. Pero allí están sus obras: La Estela de Luz; las giras internacionales paseando a sus escritores favoritos, como Volpi, Ruy Sánchez, Rivera Garza, Álvaro Enrigue, y un largo etcétera de intelectuales derechistas y obsequiosos que ahora se estrenarán como “oposición”; el encumbramiento artificial de Gabriel Orozco, el artista más gris de los mediocres que han pisado el Guggenheim; la “remodelación” de Bellas Artes que sólo sirvió para destruir la acústica diseñada por Adamo Boari y convertirla en un auditorio moderno de Clase Mundial (¿qué es eso? Todavía no lo sé) con bancas de melanina y aluminio en lugar de las butacas de terciopelo; la destrucción de la Cineteca Nacional y la cereza del pastelazo, la Ciudad de los Libros, sin mesas de trabajo. Demasiadas ideas en tan poco tiempo. Con que no vuelva a ver otra gira de 6 millones de dólares de Gabriel Orozco y Teresa Margoles en los museos del Primer Mundo, me doy por satisfecho con Tovar y Maraki.
Anónimus.

Brasas dijo...

No veo qué tienen de malo los escultores como Ron Mueck, además de tener mucho oficio son hábiles y muy currantes; que sus muñecos tengan pestañas y pelos pegados en lugar de buclecitos de mármol no pienso yo que los descalifique. Lo fundamental es que son escultores, y en el fondo se dedican a lo mismo que los escultores clásicos: a representar la forma humana en determinadas escalas y poses que luego unos espectadores las encontrarán asombrosas o sugerentes y otros feas.
Precisamente por eso, sus exposiciones son eventos a los que acude gran cantidad de GENTE NORMAL con la natural curiosidad del "¿qué sensaciones experimentaré aquí? ¿admiración? ¿grima? ¿asombro? ¿nada?"

Con figurones como por ejemplo Richard Serra no cabe esa curiosidad; ahí sí que la obviedad es obsesiva, rectángulos de hierro curvados para que deambule por ellos la liturgia del pijerío y del esnobismo más tedioso y vacío xD

AMALTEA dijo...

Desde luego, reconozco que como reclamo publcitario funciona de manera admirable.Y no es raro que deje boquiabiertos a quienes confunden el arte con la fotogenia esperpéntica.

Brasas dijo...

Amaltea, no entiendo porqué dices eso de la "fotogenia esperpéntica"; mismamente tu foto de perfil podría pasar por una escultura de Ron Mueck. No es un artista que se recree particularmente en fotogenias esperpénticas, (como sí lo hacía por ejemplo Fellini -sin por ello dejar de ser un extraordinario y gran artista-).

Dimo Java-Lee Garcia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tomás Pariente Dutor dijo...

A mi me parece que la escultura hiperreal, o la pintura, puede ser arte perfectamente. No es la realidad, es una representación hiperreal,una reconstrucción de lo real, y en ese sentido puede, al igual que cualquier otro objeto, provocar sensaciones estéticas. Para un experiencia estética, entendida tal como fué enunciada por la ilustración (Kant,Hegel, etc.), ni siquiera hace falta arte, podemos sentir la belleza, la fealdad, lo sublime, etc. en algo que no sea una representación, que no sea un objeto de la cultura.


El cambio de escala, la fragmentación o el esperpento son recursos habituales de las artes desde hace mucho. Una escultura puede ser de madera, pero también de plástico, en ambos casos es un material al que el artista da forma. Descalificar la escultura hiperrealista comparandola con las esculturas de cera de los mueseos de cera es como descalificar la pintura comparándola con las pinturas que te regalan al comprar los muebles de un bodegón o las que venden en un mercadillo.

Me pareció que el arte conceptual no gusta por aquí porque es una cosa de Snobs,de minorías que nos imponen su criterio a todos, y ahora resulta que el arte que si gusta a mucha gente es vulgar.
A mi Richard Serra si me gustó en sus piezas del Gugenheim, me pareció que torcían el espacio.
Un saludo a todos.

Toledo dijo...

El ideal de perfección de estas obras está más que demostrado, esa la intención de un museo de cera, la gente va y se fotografía con un muñeco que representa al Rey Juan Carlos porque es perfecto, así lo hacen ante un “escultura” de Mueck. Cattelan (que no hace sus obras, las manda hacer por otras personas) o Mueck, hacen lo mismo que un museo de cera de excentricidades, entonces los museos de cera deberán de estar considerados recintos de arte contemporáneo. Sus propuestas son las mismas, la calidad también, y el público busca lo mismo, un espectáculo, ver una cabeza gigante que tiene como propuesta estética impresionar, dar un show. Esto es como confundir el cine de efectos especiales con arte únicamente porque esos efectos impresionan. Si una película de descabezados y sangre que sale a chorros por la pantalla es hiperrealista e impactante ¿entonces es arte? ¿O está realizada así para atraer, para dar al público una emoción fácil, darle adrenalina? Que les gusten esas cabezas y esos cuerpos es una cosa, es natural que todo el mundo tenga una debilidad por el espectáculo, por eso tienen éxito el cine y la televisión chatarra, pero considerarlo arte solo porque te gusta, es muy diferente.

Tomás Pariente Dutor dijo...

Un comentario muy interesante el de toledo, me ha recordado mi visita al moma, donde la gente se fotografiaba ante la noche estrellada de Van Gogh tal como él dice que hacen en los museos de cera. Será cierto que estos escultores hiperreales no hacen sus esculturas, peroeso no es una característica de ese estilo, sino de la escultura (¿O es que Rodin hacia sus esculturas, por poner el ejemplo que cita Aveliona? No solo no hacía sus bronces, sino tampoco sus mármoles).
El cine con efectos especiales no hace que ese cine sea arte, pero tampoco lo invalida como tal, dependerá del empleo que se haga de ellos. Cine basura hay de cualquier estilo.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Brasas dijo...

Coincido con Tomás: sensaciones estéticas o místicas es claro que las podemos tener con cualquier cosa, sin que haya sido necesario un artista para crearla. Por ejemplo el espacio también se te puede torcer sin falta de Serra, solo mirando espejos convexos, girando un rato a lo derviche o tomando dos botellas de vino sin las convenientes pausas. Por eso para mí lo distintivo del Arte es la REPRESENTACIÓN (sí, REPRESENTACIÓN, justo eso que desdeñan por igual los conceptuales y los abstractos!)

Toledo: Yo francamente las figuras de cera casi nunca veo que sean "perfectas" pero en el raro caso de alguna que lo parezca ¿va a ser justamente eso un argumento contra su artisticidad? Para mí incluso las personas que produjeron este monstruo son más artistas que Damien Hirst o Martin Creed:
http://st-listas.20minutos.es/images/2012-05/330495/3526513_640px.jpg?1336751523

Y ya que hablas de cine... hace poco volví a ver "La delgada línea roja", película de género bélico que me parece una representación hiperrealista con algunos momentos gore, también un espectáculo de masas, que impresiona, da un show, provoca emociones y adrenalina, se vale de efectos especiales, hecha por equipos de gente, ... y al mismo tiempo es una soberbia obra de arte, que de paso contiene reflexiones profundas (hablo de reflexiones reales, no como cuando se dice que los hierros de Serra son "reflexiones sobre la fisicalidad del espacio" xD)

Jasmine Flores S. dijo...

Concuerdo con tu artículo Avelina, hice mi servicio social en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en septiembre del año pasado y justo se me capacitó para la difusión de la exposición de Ron Mueck, quien prefirió no asistir a la inauguración porque tanta atención no le gustaba. Considero que la muestra Hiperrealismo de Alto Impacto, que fue una de las más concurridas en la historia de San Ildefonso como museo, fue simple y sencillamente hecha para los medios de comunicación y para los fotógrafos quienes lograron realzar las proporciones de las pequeñas piezas ahí expuestas, y fue precisamente por esa difusión tanto en programas de televisión( que nunca han hablado de arte y por supuesto no muestran, ni han mostrado el mínimo interés en el tema),internet, redes sociales y el gran despliegue de formatos impresos en escuelas preparatorias y universidades, que la exposición gozó de tal éxito. Fueron filas interminables de personas ansiosas por ver por un momento las enormes esculturas de las que se hablaba, pero que nunca llegaron, gente preguntando por el "bebé gigante"y el"¿por que hubo tan poquitas?". Pero eso sí, todos desbordándose para tomar fotografías con su celular para después subirla al facebook y dar cuenta de que se estuvo ahí, de que se tuvo la fortuna de ver al artista que la industria mediática consagró como genio.

Jasmine Flores S. dijo...

Concuerdo con tu artículo Avelina, hice mi servicio social en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en septiembre del año pasado y justo se me capacitó para la difusión y promoción de la exposición de Ron Mueck, quien prefirió no asistir a la inauguración porque tanta atención no le gustaba. Considero que Hiperrealismo de Alto Impacto, que fue una de las muestras más concurridas en la historia de San Ildefonso como museo, fue simple y sencillamente hecha para los medios de comunicación y para los fotógrafos quienes lograron realzar las proporciones de las pequeñas piezas ahí expuestas. Y fue precisamente por esa difusión, tanto en programas de televisión( que nunca han hablado de arte y por supuesto no muestran, ni han mostrado el mínimo interés en el tema)internet,redes sociales y el gran despliegue de formatos impresos en escuelas preparatorias y universidades, que la exposición gozó de tal éxito, sobre todo gracias al público joven. Fueron filas interminables de personas ansiosas por ver por un momento las enormes esculturas de las que se hablaba, pero que nunca llegaron, gente preguntando por el "bebé gigante" y el"¿por que hubo tan poquitas?". Pero eso sí, todos desbordándose para tomar fotografías con su celular para después subirlas al facebook y dar cuenta de que se estuvo ahí, de que se tuvo la fortuna de ver al artista, ese que la industria mediática consagró como genio.

Tomás Pariente Dutor dijo...

Hola Brasa. Si, ya me imaginaba que torcer el espacio no es gran cosa, me imagino que has ido y sabes a lo que me refiero, es una confusión perceptiva muy curiosa, porque ni has bebido ni dado vueltas ni hay espejos. Precisamente lo que hay son unas masas de hierro enormemente pesadas y eso es lo curioso. ¿Has visto la del Reina Sofía? Es más una relación de proporciones tipo proporción aurea. He visto poco más de Serra y no me ha impresionado nada, más allá de la presencia física del hierro corten, pero eso da igual el escultor que sea.
¿Así que no te gusta ninguna pintura abstracta? A mi me parece muy dificil, incluso en la pintura abstracta, liberarse de la intención de representar algo. Pienso en Kandinsky y todas las primeras propuestas de abstracción, donde siempre hay una pretensión muy cercana a la representación, pero de cosas no visuales, como la música o los sentimientos.

Oval dijo...

A mi modesto entender el hiperrealismo regodeándose en la perfección técnica es el extremo opuesto de conceptualismo radical que rechaza de plano la ejecución y la materialidad de la obra, del encuentro de esos dos extremos tendríamos un arte más sensato...no sé si sensatez sea el calificativo correcto pero sí un arte más necesario y a necesario me refiero a que evite el show y asuma profundidad y a que deje de lado las galimatías para ser un hecho contundente.

Tomás Pariente Dutor dijo...

Pero el problema de lo que dice Jasmine, ese tipo de atención artificial, es que pasaría igual con una expo de Rembrandt, de Van Gogh o de Picasso. Y la respuesta del publico que acude en masa es esa, hacerse una foto para decir que estuvo ahí. Eso no dice nada de la calidad de lo expuesto, solo de la efectividad del medio que lo difunde.

Brasas dijo...

Tomás, que las obras de Serra producen confusión mental lo doy por hecho sin falta de viajar a Madrid o Bilbao, sólo así se explica que aun siendo tan banales causen impresión favorable no sólo a los lameculos del éxito artístico sino también al parecer a personas inteligentes como tú o Avelina ;D
Mi problema con el arte abstracto no es de "me gusta/no me gusta" -(por ejemplo hay muchas texturas casuales, naturales o artificiales que me fascinan)- lo que veo estúpido es que se rindan honores de Gran Arte a creaciones expresamente vacías de contenido.
Como a fín de cuentas el vacío es algo un poco insulso, que aburre... esta clase de artistas abstractos siempre se acaban revistiendo de una AFECTACIÓN pretendidamente mística, lírica o intelectualoide, que es lo que yo encuentro particularmente vomitivo y digno de la crítica más mordaz.
En los escultores hiperrealistas esa afectación se suele dar mucho menos, y por eso creo que me caen mejor (aunque su estilo no sea mi preferido).
Quizás con la futura proliferación de aplicaciones como esta: https://www.youtube.com/watch?v=3toTkQ3DPVs
...llegue un momento que la representación hiperrealista sea algo inmediato que todo el mundo pueda crear e imprimir en 3d en su propia casa. ((Si yo tuviera que hacerles una crítica tiraría por ahí, Avelina, no por tachar de "no-artístico" su oficio actual, que como dijo Dimo se ve una argumentación un tanto débil)).

Bruno Tobias Eyzaguirre dijo...

"El hiperrealismo aprende de estos maestros que hacen de los simples detalles, portentos de técnica. Monedas dentro de un frasco de vidrio de Greg Haynes" Avelina Lesper
¿Me gustaría saber porque en la pintura lo que es una muestra de meastría en la escultura es una falta de visión y propuesta estéticas

pablo inclán dijo...

para quienes han visto en vivo las esculturas de edmé buchardon (como el fauno dormido en el louvre), las han rodeado, las han visto a contraluz, e incluso, les han tomado fotografías en blanco y negro; no podrán dejar de apreciar su notorio realismo. no podrán dejar de apreciar la notoria intención del artista de hacer una escultura lo más cercana a la realidad. y del mismo artista existe el busto del papa clemente xii; una pieza que; en los ojos tiene hasta pupilas y las cejas están trabajadas a gran detalle.

-¿qué le detuvo hace casi 300 años para no lograr la perfección representativa, la copia fiel, incluso?

-¿qué les detuvo a sus precursores como policleto, en la grecia clásica, 2000 años antes no llegar a detalles como el de las cejas y las pupilas?

-¿qué les detuvo a los egipcios, contra quienes los helénicos representan un gran salto en cuanto a resultados “realistas” se refiere?

muchas cosas relacionadas con el estado de la tecnología de cada tiempo. cosas que cambiaron radicalmente las herramientas y el uso de los materiales o los materiales mismos.

si policleto hubiera tenido los polímeros que usa mueck y el conocimiento de como usarlos, seguro que lo habría hecho, muy a pesar del conservadurismo de avelina.

pues antes, no es que se detestara una representación demasiado realista en la escultura y las artes gráficas. es que los tiempos no lo habían permitido hasta nuestros días. ignorar eso, resulta en una gran falla argumentativa en el texto de avelina.

policleto decía que la escultura debía guardar debidas relaciones de proporción y balance entre los músculos relajados y tensos. -¿de dónde sacó esto y porqué lo decía? lo dedujó de la observación detallada del cuerpo humano (igual que hicieran los grandes artistas en épocas posteriores) y lo decía porque quería una representación exacta del mismo.

esa, creo yo, es la analogía clara con los poros de la piel que mueck representa porque ha observado el cuerpo, igual que policleto, y quiere hacerlo en todo su detalle.

la gran diferencia es que mueck tiene el acumulado de más de 2000 años de conocimiento en representación de la naturaleza por el arte y tiene el acumulado de más de 2000 años de historia en mejora tecnológica de herramientas y de materiales.

Anónimo dijo...

El hiperrealismo ,tanto en Escultura como en Pintura, es el opio de los que confunden representación con reproducción literal y mimética, asunto este que no incumbe al Arte.
Aclarar primero que (por ejemplo) ni la Escultura helenistica,ni el retrato romano,ni la pintura flamenca del s.XVII,nada tienen que ver con el hiperrealismo.
Tampoco es este un problema exclusivamente basado en la evolución d los materiales y d la tecnología,pretendiendo deducir qué tipo d escultura hábría hecho Polícleto si este hubiera conocido los polímeros ; en un caso tal,el llamado "milagro griego" ni siquiera habría existido siendo tales argumentos puras elucubraciones.
Ciertamente ni la pintura ni la escultura "hiperrealistas" pueden ser llamadas con propiedad "Arte pictorico o escultórico" porque NADA tienen en común con ambas disciplinas,con todo,a pesar de la indudable y paciente habilidad de muchos de sus creadores.
El concepto de estos es literalmente idéntico al del "escultor fallero" valenciano,cuyos famoson NINOTS son una suerte de caricaturas hiperrealistas ejecutadas con más o menos habilidad o torpeza técnica ,pero cuyo contenido artístico (esculoricamente hablando)es harto pobre.
Esta forma de artesanía valenciana es loable y admirable si no se la saca de su contexto,y a nadie con un mínimo de buén sentido se le ocurrirá confundir un ninot con una auténtica escultura,cosa que ,sin embargo, hacen los entusiastas de la escultura hiperrealista porque no saben en qué consiste realmente la Escultura como arte,confundiendo a esta con el émulo mimético de la aparente "realidad" visual,factor este ultimo que nada condiciona la calidad del arte escultórico(y pictórico),siendo tal imitación epidérmica de las formas mas bién un triste resultado que fácilmente degenera en la horterada y el Kitch.
Quizás sea por esta tendencia innata del hiperrealismo hacia el Kitch,que sean tan concurridas muchas de las exposiciones de sus más famosos representantes por parte de una masa avida de novedad mediática (pero que el Arte les trae sin cuidado),y también que los "pintores" de tendencia hiperrealista abunden tanto en Internet.Las nuevas tecnologias han sido ,realmente aqui, la Panacea Universal para estos pseudoartistas,muchos de los cuales no saben apenas dibujar.
Esto de ver "hasta el último pelito" es lo que siempre ha entusiasmado a los ignorantes en cuestiones de arte.
El mayor elogio por parte de este público filisteo es aquello de: "es perfecto porque parece una foto" o "parece de verdad".
El Arte es otra cosa por entero diferente que nada le debe al mimetismo hiperrealista.
Advertir que el Hiperrealismo,lejos de ser una alternativa real a los desmanes del "arte contemporáneo",es una de sus muchas ramificaciones cuyo contenido es ,al igual que el antiarte del que aparenta distanciarse,gratuitamente iconoclasta e igualmente banal y esteril en cuanto a poseer un contenido genuinamente artístico.
Es por tanto, el "arte hiperrealista" un poderoso aliado de la gran farsa que representa el "arte contemporáneo".

Anónimo dijo...

No estoy totalmente de acuerdo con "11:07". El arte no necesita de filtros para ser apreciado. Desde el más inculto hasta el más estudioso tiene sensibilidad a la belleza. No hay que ser un conocedor para impactarse con el Caravaggio. A diferencia del "arte contemporáneo " que todo el tiempo grita que necesita educar "públicos" para que sus ocurrencias sean consideradas, tazadas, y expuestas en los espacios del gran arte y "dialogar" con las obras maestras. Fenómeno que se da en el Reina Sofía con el Guernika y los Caprichos, que conviven con Bésale el culo al mono de Nacho Criado. También es una verdad tan grande como una casa, lo que dice "11:07", que el público que va a ver los pelitos y los monotes, es el mismo que le ve las piernas a alguien en el metro (y procede a agarrarle las nalgas).

Anónimo dijo...

Si bien comparto lo que brevemente refieres,anonimo 12:49, la critica que me haces la debo esclarecer, matizando mejor lo que quise decir : es cierto que un Donatello,un Rembrandt,un Velazquez, un Vermeer,por ejemplo,gustarán, seguramente, a todo el público que ,poco o muy instruido,le guste la Pintura o la Escultura;cada cual disfrutará a su manera,según el conocimiento y profundidad que posea ; uno se quedará encantado con la anécdota de la Betsabé en el baño;otro,además,ahondará en el portento técnico que significa pintar asi;otro,en fin,se conmoverá con la suma de muchos factores,dificilmente expresables,comprendiendo que la Pintura,y todo Arte genuino,no precisan de discursos que justifiquen su valor.

Es probable,por el contrario,que, p.ejemplo, un fresco románico ,una pintura tibetana o un cuadro de Matisse o de Chagall,necesiten cierta educación artística para disfrutarse ; tal educación no depende de universidades(dado el alto estado de corrupción educativa para con las Humanidades en el que hoy se encuentran) ni del bombardeo de los Media,sino que depende de un camino de búsqueda sincero y personal,factor,este último,poco habitual entre el gran público,al que,por otro lado,tampoco se puede acusar o criticar por no poseer un alto nivel cultural.

Aclarar que esta "educación" a la que me refiero,como es lógico,nada tiene que ver con el adoctrinamiento sectario del que hace uso la (contra)cultura contemporánea(y todo su siniestro proceso de Ingenieria Social o,en otras palabras,de LAVADO CEREBRAL, a nivel internacional) ,a través de la Universidad,la Prensa,etc, para modelar los gustos y criterios de la masa snob, aborregada y harto manipulable (y que, para colmo,se cree además cultivada y bién informada),para que termine creyéndose el "trascendente valor" de esa macro-estafa que llaman "arte contemporáneo".

pablo inclán dijo...

“El hiperrealismo ,tanto en Escultura como en Pintura, es el opio de los que confunden representación con reproducción literal y mimética, asunto este que no incumbe al Arte.

Aclarar primero que (por ejemplo) ni la Escultura helenistica,ni el retrato romano,ni la pintura flamenca del s.XVII,nada tienen que ver con el hiperrealismo.”

-pues en la grecia de platón y de aristóteles se acuñó el término “mimesis”: la imitación de la naturaleza. en el fondo, en ella, había la búsqueda de un ideal de perfección en lo representado.

sí, el hiperrrealismo es reciente y resultado de muchas cosas. pero dudo mucho que no se haya anhelado antes.

platón desconfiaba de las artes miméticas (pintura o escultura, por ejemplo) mientras más inexactas eran: dibujar un caballo en movimiento y mostrar sólo tres patas, por caso. para él, eran como una doble mentira: copia de una copia (la primera que copiaba a lo real y la segunda cuando se plasma con segunda inexactitud en otro medio); no lo que la realidad es. pues, detestaba esos artes por que no eran realistas, eran inexactos a lo que el mundo era de verdad. aristóteles también usa el concepto, pero se va al otro extremo que platón. para él la imitación del mundo resulta natural y las artes contemplan lo que la naturaleza no acabó. el artista debe copiar su modelo y superarlo sin alterar lo que en realidad es.

-*bien lejos, pues, de lo verdadero está el arte imitativo; y según
parece, la razón de que lo produzca todo está en que no alcanza sino
muy poco de cada cosa y en que esto poco es un mero fantasma. así
decimos que el pintor nos pintará un zapatero, un carpintero y los
demás artesanos sin entender nada de las artes de estos hombres; y no
obstante, si es buen pintor podrá, pintando un carpintero y mostrándolo
desde lejos, engañar a niños y hombres necios con la ilusión de que es
un carpintero de verdad*. platón / la república

-“Tampoco es este un problema exclusivamente basado en la evolución d los materiales (...) en un caso tal,el llamado "milagro griego" ni siquiera habría existido siendo tales argumentos puras elucubraciones.”

- no es una elucubración sin sentido como suponer que habría pasado si fidel castro no hubiera nacido. el desarrollo de las artes y quehaceres humanos demuestra saltos importantes con descubrimientos ajenos al statu quo de cada época. del dedo al pincel hay un mundo de diferencia. del cincel al trépano y la gradina también. pregúntale a praxíteles.

-“Ciertamente ni la pintura ni la escultura "hiperrealistas" pueden ser llamadas con propiedad "Arte pictorico o escultórico" porque NADA tienen en común con ambas disciplinas.”

El concepto de estos es literalmente idéntico al del "escultor fallero" (...) cuyo contenido artístico (...)es harto pobre.”

-¿por qué no? -¿alguna explicación causal y contextual?

-“Esto de ver "hasta el último pelito" es lo que siempre ha entusiasmado a los ignorantes en cuestiones de arte.”

-¿en dónde está esa división, -cómo se marca-, entre ignorantes y conocedores de arte?
“El Arte es otra cosa por entero diferente que nada le debe al mimetismo hiperrealista.
Advertir que el Hiperrealismo,lejos de ser una alternativa real a los desmanes del "arte contemporáneo",es una de sus muchas ramificaciones cuyo contenido es ,al igual que el antiarte del que aparenta distanciarse,gratuitamente iconoclasta e igualmente banal y esteril en cuanto a poseer un contenido genuinamente artístico.”

-¿de dónde se saca que el arte le debe algo al hiperrealismo? -¿qué bases hay para afirmar que el hiperrealismo es una ramificación más del arte contemporáneo? -¿en qué se parece una pintura de tigran tsitoghdzyan o las esculturas de mueck a una caja de zapatos vacía, un óleo de círculos cuya plantilla es de plotter o un cadáver de tiburón, por ejemplo? -¿cuáles son las fronteras, no arbitrarias, que definen a un contenido “genuinamente artístico”?

Anónimo dijo...

Amigo Inclán ,mi opinión es que la "Mímesis" ,tal como la entendieron los antiguos, en muy poco se asemeja a las búsquedas hiperrealistas.
Lo más elocuente es comparar el Gálata moribundo o un retrato romano del s.II con cualquier escultura hiperrealista ;las primeras no renuncian (voluntariamente)a la distorsión, más o menos patente, de la forma"mimética"(subordinando esta al hecho plástico),mientras que la hiperrealista ignora tal factor metafórico porque está sustancialmente hibridada a la representación literal propia de la fotografia.
El hiperrealismo ignora este factor metafórico porque solo pretende ,a fin de cuentas, emular ,o mejor dicho, "clonar" el modelo real,reproducido meramente como "lo que hay". Aqui no hay metáfora que valga porque es asfixiada antes de nacer,sencillamente porque el Hiperrealismo niega,a traves de sus obras,que pueda haber "algo más".
Esta suerte de NIHILISMO es perfectamente coherente y equiparable con el que alimenta al "arte contemporáneo", coetaneo suyo desde su mismo origen como movimiento "artístico".
El pretérito anhelo del hiperrealismo no niego que(como la manipulación genética) haya podido existir en algún periodo de la historia ,aunque también es cierto que si este modo de representación hubiese inquietado a los supuestos predecesores de los hiperrealistas,el oficio de hacer vaciados del natural hubiera tenido gran protagonismo ;de hecho ya se conocía lo bastante en epocas muy antiguas ; si sus postulados estéticos hubieran sido equivalentes a los del Hiperrealismo,hubieran actuado como los actuales representantes d este ,realizando moldes d cabezas ,brazos y otros miembros para confeccionar sus esculturas(el mismo planteamiento ,en suma, de los ready made),pero aquellos escultores nunca lo hicieron,sencillamente porque la finalidad de su "mímesis" era por entero diferente.

Sin embargo es evidente,lo reconozco,aquello que citas d Platón, el cual era mucho más afin, en sus ideas estéticas,a la estatuaria canónica egipcia o griega arcaica que a la naciente escultura más naturalista d ese tópico escolar moderno llamado "milagro griego".
Para un antiguo egipcio,un griego pre-clásico,un medieval europeo,un hindú o un africano de antaño,o para cualquiera nacido en el contexto d una civilización Tradicional,el arte es una imitación de la Naturaleza de las cosas,pero NO de sus apariencias, porque "el que no ve con mayor intensidad y claridad de lo que este perecedero ojo mortal puede ver,no ve en absoluto de manera creativa"(W.Blake).
De ahi que ese ir o conducir más allá que significa "metáfora" sea consustancial e inherente al mismo hecho artístico (adopte este,o no,formas "realistas"para ser representado).
Si un conocimiento técnico del oficio es tan necesario,la metáfora debe siempre fijarse o retenerse dentro d la propia obra.

El Hiperrealismo es ANTIMETAFORICO,como lo es la mayor parte del llamado "arte contemporáneo". Es incapaz de llevar "más allá" ; más bién arrastra "más acá", porque nos hunde aún más en el tristemente conocido plano de lo banal.
El verdadero arte,tenga o no forma realista ,debe llevar a la Contemplación: CONTEMPLACIÓN significa la elevación d nuestro nivel d referencia d lo empírico a lo ideal,llevando desde la observación a la Visión,desde cualquier sensación auditiva a la Audición.

Si tanto Mueck como Tsitoghdzyan,como J.F.Campos,etc,etc ,tienen algo en común con los desmanes del "arte contemporáneo",es precisamente por su carencia de metáfora porque ninguno d ellos nos lleva "más allá" sino que nos hunden "más acá" ; ¿entonces,a qué tanta pretensión artística??.

Aunque ,a decir verdad,esa posibilidad d ir "más allá" que nos revela el gran Arte , ¿puede ser hoy realmente aprehendida,o apenas intuida, por unas mentes nutridas y crecidas bajo los doctrinarios nihilistas harto predominantes en el crepuscular mundo contemporáneo...??.

Anónimo dijo...

Tal vez la diferencia entre la escultura clásica que buscaba la imitación de la realidad con la escultura hiperrealista contemporánea, es que precisamente los medios actuales de reproducirla eliminan aquello que Walter Benjamin llamaba aura, la cual se puede percibir en aquellas esculturas clásica, mientras que la reproducción mecánica actual repercute en la representación. No digo que no tenga su mérito realizar obras hiperrealistas como las de Mueck, pero resultan tan admirables en su representación como lo puede ser un bordado en telar, meramente mecánico. No sé si mi comparación sea válida, solo espero haber explicado mi punto respecto a lo que me "hace ruido" en esa comparación de clásicos y contemporáneos hiperrealistas.

Anónimo dijo...

Me gustaría leer la interpretación o valoración del medio fotográfico de la autora de ésta opinión.

Anónimo dijo...

Hola. Comentarios muy interesantes, sobre todo los de Inclan me parecen esclarecedores.
La diferencia entre una fotografía y una pintura hiperrealista la podemos apreciar volviendo a observar, lo mismo con la escultura hiperrealista.
Que no por ser hiperrealistas son Piezas de Arte, pues claro, pero tampoco a la inversa.
También es cierto que existe un espacio en blanco de análisis accesible en este sentido de como 100 años, tan solo basta leer un libro de arte contemporaneo...

Anónimo dijo...

Me molesta mucho tu crítica al hiperrealismo, al decir que no merece ser arte, ya que según tu el artista hiperrealista no crea nada nuevo, ni posee una propuesta estética. En mi opinión y experiencia en el arte, esto es completamente falso ya que el hiperrealismo va más allá de la realidad, superándola, y por esto el artista logra plasmar en su obra algo nuevo que no se puede ver a simple vista en el mundo real. Esto quiere decir que crea algo novedoso en el que plasma su esencia y su propia percepción de la sociedad contemporánea, sin importar si es algo bello o no.

El arte no sólo tiene que ver con lo bello, sino también con lo grotesco, no necesariamente es algo que se debe entender, sino experimentar.

Esto de que el artista hiperrealista no posee una propuesta es algo meramente falso.

Deberías investigar mejor a los artistas hiperrealistas para ver sus propuestas, sean estéticas o no, antes de criticarlos sin fundamentar bien y rebajar sus sorprendentes esculturas a simples maniquís o productos de feria.

Los hiperrealistas buscan causar impacto o sorpresa en el contemplador, logrando crear una experiencia, llegando incluso a lo sublime.

Estos artistas anhelan ser un registro documental de la vida moderna, a través del uso de una técnica extraordinariamente precisa para ir más allá de la fotografía a gran escala.

Patricia Piccinini, famosa escultora hiperrealista, por ejemplo, tiene una propuesta ambiental,al tratar temas como la biotecnología y bioética, y reflejar en sus obras el impacto que ha tenido la tecnología en la sociedad contemporánea, (al igual que los hiperrealistas en general), buscando crear una consciencia en el espectador.

Deberías ver el trabajo del pintor hiperrealista Laureano Kamalky, no podrás decir que no crea algo nuevo en su obra.


Historia del Arte Barroco/Rococó/Neoclásico/Romanticismo dijo...

Me molesta mucho tu crítica al hiperrealismo, al decir que no merece ser arte, ya que según tu el artista hiperrealista no crea nada nuevo, ni posee una propuesta estética. En mi opinión y experiencia en el arte, esto es completamente falso ya que el hiperrealismo va más allá de la realidad, superándola, y por esto el artista logra plasmar en su obra algo nuevo que no se puede ver a simple vista en el mundo real. Esto quiere decir que crea algo novedoso en el que plasma su esencia y su propia percepción de la sociedad contemporánea, sin importar si es algo bello o no.

El arte no sólo tiene que ver con lo bello, sino también con lo grotesco, no necesariamente es algo que se debe entender, sino experimentar.

Esto de que el artista hiperrealista no posee una propuesta es algo meramente falso.

Deberías investigar mejor a los artistas hiperrealistas para ver sus propuestas, sean estéticas o no, antes de criticarlos sin fundamentar bien y rebajar sus sorprendentes esculturas a simples maniquís o productos de feria.

Los hiperrealistas buscan causar impacto o sorpresa en el contemplador, logrando crear una experiencia, llegando incluso a lo sublime.

Estos artistas anhelan ser un registro documental de la vida moderna, a través del uso de una técnica extraordinariamente precisa para ir más allá de la fotografía a gran escala.

Patricia Piccinini, famosa escultora hiperrealista, por ejemplo, tiene una propuesta ambiental,al tratar temas como la biotecnología y bioética, y reflejar en sus obras el impacto que ha tenido la tecnología en la sociedad contemporánea, (al igual que los hiperrealistas en general), buscando crear una consciencia en el espectador.

Deberías ver el trabajo del pintor hiperrealista Laureano Kamalky, no podrás decir que no crea algo nuevo ni cuenta nada nuevo en su obra.

Anónimo dijo...

Estoy vinculada al hiperrealismo aunque no soy escultora.
Mis obras son cercanas, se pueden tocar, coger, sentir. Pocos "objetos" pueden crear sensaciones a veces tan
gratificantes involucrando al espectador, otras incluso provocando rechazo.
Dejemos que cada cuál decida, muchas veces olvidamos que ante todo el arte es libertad tanto para el que observa como para el que crea.


Anónimo dijo...

Anonimo "5 de marzo",tu comentario me gusta solo por su tono educado y respetuoso, pero no por aquello que intenta defender o justificar.

El Hiperrealismo es una desviación que procede de una deficiente formación artística, circunstancia que hoy en dia es,en verdad, dificil de esquivar,con todo a pesar de la masiva información visual y escrita disponible...

El hiperrealista quiere crear rascacielos con cimientos de paja porque su concepto plástico está viciado de raiz.
No niego con ello que muchos hiperrealistas tengan capacidades como la paciencia o incluso talento...,pero su literalidad obsesiva demuestra cierta limitada inteligencia para comprender que Arte no es literalidad sino ,como referí en otra intervención, METAFORA.
Esta limitación de miras, propia del hiperrealista, está, eso sí,perfectamente adaptada (por ser su producto)a la mentalidad hoy predominante ,propia del hombre contemporáneo, el cual no parece ser capaz de ver o entender casi nada que no esté registrado fotográficamente.

Otro aspecto que no parecen comprender los hiperrealistas es que ese "ir más allá" del arte no puede consistir en cultivar una determinada temática pretendidamente fantástica pero conservando la forma estrictamente literalista-fotográfica (como sucede en el hiperrealismo llamado "mágico",de frutos ,a menudo,tan vulgares e insustanciales),sino que este "ir más allá" incumbe -sobre todo- a la propia forma plástica ; y es que alli debe existir distorsión.
Hay bella distorsión en los fusilamientos de Goya,en las mujeres de Modigliani,en El Bosco,como también la hay en Massaccio,en Praxiteles,en el pórtico de Chartres,pero también en los grandes realistas como Velazquez o Vermeer,...pero NO en Patrizia Piccinini cuyos monstruos hiperrealistas son ,en efecto, grotescos pero harto vulgares;tan vulgares como una película al estilo de Spilberg,abundante en ingeniosos efectos especiales "hiperrealistas",pero banal y hueca en su mensaje,y,sobre todo,carente de arte;que tenga un público millonario de admiradores no justifica nada...Con el Hiperrealismo es lo mismo; tiene admiradores,pero el que entiende realmente qué es Arte no puede tomarse en serio tales cosas,como tampoco lo hace -por supuesto- ante la habitual basura del "arte contemporáneo",cuyo insustancial trasfondo conceptual y turbia intencionalidad tienen mucho en común con el Hiperrealismo,nacido, por cierto,justamente en el mismo ambiente desarraigado e inculto que el Pop Art.
Volviendo a los monstruos hibridos de Piccinini,se nota que quiere parecer crítica pero uno no sabe si está a favor o en contra de los nuevos doctores Frankenstein de la manipulación genética...
Estos artistas "comprometidos" realmente lo son, pero con el propio y mismo sistema demencial que fingen criticar o combatir.
Que las formas grotescas puedan ser arte es algo obvio,pero no,en cambio,las vulgares horteradas,propias y hasta inherentes al Hiperrealismo "fantástico"....

Además, para hacer el papel de "registro documental de la vida moderna" ,ya teniamos bastante con la TV...
Si ahora ,a semejante fin, le sumamos el Hiperrealismo,el imperio de la estupidez sin duda que reinará sobre la Tierra.
Cordialmente.

Francisco dijo...

Completamente de acuerdo con el Anónimo del 16 de marzo, es tan coherente, inteligente y elegante que debería dar su nombre, por lo demás, este debate es sensacional.

Alejandro Magno dijo...

Mi sueño es ser un escultor hiperrealista.
Es una pena que hay gente que toma el hiperrealismo como algo absurdo.

Estoy de acuerdo que no vale la pena admirar esculturas de justin bieber o que simplemente no tienen un valor abstracto o historico.

PERO LA ESTUPIDES O FALTA DE IMAGINACION SE PUEDE VER TANTO EN EL ARTE HIPERREALISTA COMO EN EL ABSTRACTO , Y LA MAGNIFICIENCIA Y EL VALOR INTELECTUAL TAMBIEN.

No estoy de acuerdo con el contenido de la mayoria de los museos de cera(artistas ,monstruos ,caricaturas) ,mas no el termino MUSEO DE CERA.

Leo a demasiada gente con un amplio intelecto, sin embargo nadie parece darse cuenta del verdadero valor del hiperrealismo.



No se quien sea Avelina Lésper ni me interesa si tenga 2 o 3 doctorados , por que es claro su falta de criterio que tiene del arte.

Su principales errores son 4:
Involucrar su sentimientos ya que no esta siendo neutral en la critica.
Catalogar tajantemente al arte hiperrealista como absurdo.

No tener la suficiente imaginacion para saber que el arte hiperrealista puede ocultar un magno significado( mordio el ansuelo ,pensando que solo se copia y ya).

Y no aclarar que tambien hay falta de imaginacion en otros estilos.


Haora les dire cual es el verdadero valor del arte hiperrealista y cuales son sus errores , a mi punto de vista.


EN EL HIPERREALISMO NO ES SOLO COPIAR POR COPIAR , MUCHAS ESCULTURAS TIENEN SIMBOLOS OCULTOS ESCONDIDOS EN COSAS O POSES APARENTEMENTE ABSURDAS QUE EL CURIOSO TENDRA QUE DESCIFRAR PARA ENCONTRAR SU SIGNIFICADO ABSTRACTO.

HAY GENTE QUE NO LE INTERESA NADA EN EL ARTE,MAS QUE BEBER ALCOHOL ,ANTROS O COPULAR, Y EL ARTE HIPERREALISTA ES UNA DE LAS MEJORES HERRAMIENTAS PARA ENGANCHARLOS Y HACERLOS REFLEXIONAR Y MEDITAR SOBRE EL PORQUE DE LA ESCULTURA.

PROBABLEMENTE LA MEJOR MANERA DE ILUSTRAR LA HISTORIA ES CON ESTE ARTE, YA QUE LA MAYORIA DE LAS PERSONAS COMPRENDERIA CON MAYOR FACILIDAD.


UNO COMO ESCULTOR SE ENCONTRARA CON AMPLIOS OBSTACULOS ,SOBRE TODO MENTALES, TALES COMO LA DESESPERACION , FRUSTRACION , INCLUSO MIEDO A FALLAR O NO ACABAR EN EL TIEMPO ESTIMADO, EL QUE UN ARTISTA LOGRE ACABAR SU PIEZA SIGNIFICA UNA VICTORIA ,UNA SUPERACION DE SU SER.
EN CAMBIO SI SE DEJA VENCER CAYENDO EN TODOS ESOS OBSTACULOS , HABRA PERDIDO SU TIEMPO (ya me ha pasado , y es un terrible sentimiento de derrota).

TODO ESTO Y MAS SON VALORES QUE SE AÑADEN POCO A APOCO A LA ESCULTURA.

EN MI CASO YO LO HAGO PRINCIPALMENTE PARA HACER QUE LAS PERSONAS IGNORANTES ABRAZEN LA HISTORIA , POR QUE SABER DE HISTORIA ES SABER DE NUESTRO FUTURO .

SIN EMBARGO ALGUIEN PREJUICIOSO COMO AVELINA NI SE DA CUENTA DE TODO ESTO O SIMPLEMENTE LO MINIMIZA.

HAORA LO MALO DE ESTE ARTE ES QUE MUCHOS ESCULTORES SOLO LO HACEN PARA LLAMAR LA ATENCION.

SE HACEN COSAS TAN RIDICULAS Y SIN VALOR.

Y QUE SIN DARSE CUENTA TODOS ESOS ESCULTORES DESPERDICIAN SU TALENTO,Y SU TIEMPO.


bueno me despido con este relato que me paso.


Un joven de entre 13 y 15 años entro a mi museo de cera (orientado a la historia), tenia un aspecto de " cholo" y una actitud arrogante y me dijo
"que p8?5 ,puedo pasar?"
- si adelante, solo que la entrada tiene un precio
¡a no m%$#" we.. ! solo para ver esos muñequitos ....

me aguante la rabia y lo deje pasar.

El tipo se pasaba todas las esculturas casi sin verlas.
pero de pronto se paro y se quedo viendo a unas de mis esculturas , y me dijo
- ah no m%$#$ we ..ta &%$$$ esta. quien es?
- puedes leer su nombre abajo..

y milagrosamente ,parecio que leyo por primera vez en su vida . leia a una velocidad tortuguesca.
pero leia con gusto .


fue el mejor momento de mi carrera, saber que hice que una bestia se interesara por la historia y por el arte.

Anónimo dijo...

"ALEJANDRO MAGNO" , tus palabras nunca "conquistarán" un razonamiento sano propio del que ama y estudia el Arte con un mínimo de seriedad.


Amigo, te creo sumido en un craso error cuando dices que los hiperrealistas no se limitan a copiar, sino que expresan "símbolos ocultos" que deben ser descifrados "abstractamente"...
Tal afirmación tuya es un contrasentido porque el Hiperrealismo es profundamente literalista y, por tanto, ANTI-SIMBÓLICO, porque ,como ya referí en otras ocasiones, es profundamente
Anti-Metafórico.
El Hiperrealismo desconoce por entero el Símbolo ; a lo sumo, hace d la Pintura o d la Escultura una mediocre literatura visual aferrada a la aparente epidermis de lo fotográfico.
Cuando el Hiperrealismo pretende ser "simbólico" cae, inevitablemente ,en el "Realismo Mágico" (lo cual suele llevar el sello más kitch ).
SIMBÓLICO era, efectivamente, el arte sumero-acádico, el arte egipcio, el del Occidente medieval; pero también podía ser simbólica la gran Pintura del Barroco,como la de un Rembrandt,que nos estaba hablando,por ejemplo, de un símbolo tan inagotable como el de la Luz...
Debe recalcarse que el gran Arte de cualquier época es siempre intrínsecamente simbólico porque se mueve en un universo donde reina la Metáfora...

Una cosa es segura:

El Hiperrealismo es LO MENOS simbólico que se ha inventado nunca en Arte (cabe preguntarse si es realmente tal),incluso mucho menos simbólico que cierta Pintura "abstracta" (la d un Rothko,por ejemplo) la cual es innegable que a menudo posee cierta elemental fuerza plástica, valor este que ignora igualmente el Hiperrealismo...

Estás MAL orientado, Alejandro Magno, cuando crees que el Hiperrealismo tiene la misión, cuasi-salvífica, d instruir a la multitud, a esa masa de "personas ignorantes" (el término es tuyo)que no se interesan por el Arte ...como si tuvieran la obligación de ello...
Pero hombre, Alejandro Magno...¿es que quieres obligarlos a que cambien el futbol por las maravillas del Partenón ??...
...¿Pero piensas ,realmente, que el Hiperrealismo les hará ABRAZAR la Historia que ignoran,y el Arte por el que muestran tanto desdén ??.
Te respondo : Sin duda que NO, aunque te aseguro que este NO se basa en una contundente experiencia histórica (esa misma Historia que tu mismo reclamas para tu causa "hiperrealista" ) ,experiencia derivada de los Regímenes totalitarios habidos en el S.XX...
Y es que todos ellos ,sin excepción, adoptaron el Hiperrealismo como modo de expresión del "arte oficial" del Régimen.
Arte Hiperrealista -entiéndase bien- "avant la lettre" ,pero que era ,efectivamente, "hiperrealista" en todo su planteamiento visual y formal:
El Realismo Socialista-Stalinista, el que ideó el Nazional-Socialismo, el que adopto la China de Mao...por citar solo ejemplos más conocidos,son ,todas ellas,concepciones enteramente hiperrealistas de las artes visuales.
En resumen: Un arte falaz de "instrucción pública"...
Este pseudo-arte estaba destinado a adoctrinar a la masa, precisamente como pareces tu mismo creer , Alejandro Magno, con ese "loable papel" que atribuyes al Hiperrralismo contemporáneo...
Deberias,pues,d estudiar un poco d Historia para darte cuenta d que tu "novedoso proyecto" ya se intentó hace décadas, aunque de bien seguro que tal "transformación cultural" supuso un rotundo fracaso ,que ,por añadidura, produjo el mayor genocidio que se conoce de la Historia Universal...

Esta admiración filistea hacia el Hiperralismo se comprende en personas poco cultivadas o sencillamente ignorantes en cuestiones de Arte...
...Pero este entusiasmo resulta enojoso escucharlo en los argumentos emitidos por un "FILISTEO ILUSTRADO" a través de aquellas insustanciales e inverosímiles palabras que tal sujeto esgrime para defender y justificar semejante planteamiento anti-artístico .

Tomás Pariente Dutor dijo...

Hola Anónimo. Tu argumento sobre el Hiperrealismo como antimetafórico y antisimbólico es convincente. Como tú pienso que Alejandro Magno atribuye al hiperrealismo una misión de la que carece.

Por eso me sorprende que consideres el realismo socialista Hiperrealismo. El realismo Socialista, al menos la imagen que tengo de él, es una exaltación totalmente irreal del Super Obrero revolucionario, o del lider de las masas, o de los ideales del Partido comunista, y en esos sentidos e intenciones simbólico, metafórico, pero a pesar de ello muchas veces mediocre.

¿No te parece que es posible un hiperrealismo que a pesar de su intención declaradamente antimetafórica sea arte? Aun estando de acuerdo contigo en que esta ausencia de metáfora es un impedimento muy serio para que una imágen sea Arte. ¿No seria algún hiperrealismo Arte a pesar de si mismo?

Me parece que el Arte plástico, se plantee desde el estilo que se plantee, llega a ser Arte perdurable solo a veces, excepcioanlmente. Por eso tengo mis dudas con los juicios que tan radicalmente niegan una posibilidad de Arte cuando ésta es siempre una rareza.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Amigo Pariente,tu planteamiento me parece muy digno x la apertura d inteligencia q demuestra;también x situar en su justo valor al Realismo Socialista.
Aunque reconozco que este ultimo no sea, estrictamente, "Hiperrealismo",personalmente lo veo como un importante precursor porque su modo d concebir la representación d la forma está igualmente vinculada con la chata literalidad fotográfica.
Incluso en su pobreza -y hasta carencia- simbólica(y metafórica)coincide con los actuales hiperrealistas,porque la suerte d metáfora d la que se sirvieron aquellos creadores para plasmar los "elevados ideales socialistas", era solo propaganda panfletaria marxista, portando dicha metáfora, en su propio seno, un germen autodestructivo; quiero decir que la metáfora (mejor sería decir pseudo-metáfora) es aquí un recurso contra-natura; siendo ,pese a su notable efecto de inicial exaltación propagandística,algo efímero y condenado al olvido en breve tiempo. Es esto último lo que delata su pura y simple inexistencia.

La Metáfora es realmente tal cuando demuestra ser efectiva desde el mismo momento de expresarse hasta la Eternidad ; no está ,por tanto, a merced del Tiempo,y,por supuesto,d los cambios d partido o de la imposición d modas socio-políticas y estéticas más o menos exitosas...

Como ya comenté antes, el Arte ,para considerarse como tal,debe siempre d participar del Símbolo ,que sería como la culminación del citado proceso metafórico.
Este capital factor simbólico puede manifestarse a través de multitud de formas y estilos enteramente diferentes,tanto si son naturalistas o "realistas" como si son ,en extremo, primarios,sintéticos, o "abstractos".

Solo añadir que,si no le tengo demasiada simpatía al Hiperrealismo es precisamente por esa incapacidad o ineptitud simbólica.
Y si son, bastantes d estos pintores y escultores hiperrealistas ,hábiles y pacientes , es otra cuestión que no incumbe al hecho estrictamente artístico. Sin embargo aunque tal habilidad tenga,a menudo, notable mérito en el sentido de la actividad manual ,a decir verdad,quedan como meros aficionados cuando se los compara ,por ejemplo,con ciertos pintores "realistas" del siglo 17 o incluso del 19,los cuales no tenían ni diapositivas ni programas d ordenador ,medios estos,sin los que el Hiperrealismo sería una imposibilidad.

Anónimo dijo...

¿Acaso Caravaggio no es arte? ¿acaso la fotografía no es arte? ¿acaso el uso consciente de la realidad para esconder un discurso conceptual no es arte?... Creo que su artículo es atrevido y su concepto de arte sesgado.

La mímesis en el arte ha estado presente en multitud de manifestaciones a lo largo de la historia. El arte responde a una inquietud estética y conceptual y el hiperrealismo, es un lenguaje tan válido como cualquier otro, pudiendo estar cargado de poética, expresividad e intencionalidad argumental.

Cuestión muy distinta es que coincida o no con el mensaje que este tipo de artistas pretenden transmitir, a menudo, sobre conceptos como las "vanitatis" y en general sobre la trascendencia del ser humano en su cotidianidad, como lo hicieran los pintores holandeses del S.XVII por ejemplo.

Anónimo dijo...

Caravaggio ,evidentemente,es arte pictórico ;
la Fotografía puede,efectivamente, convertirse en arte cuando es fiel a sí misma....

...pero,sobre el Conceptual tengo mis dudas, y esto no es por una cuestión de "gusto" subjetivo ,más bien es una cuestión de principios.
¿Principios o un concepto "sesgado" del arte ??.
Si es así es porque pienso que el hecho artístico debe limitarse a unas determinadas disciplinas,cada una d las cuales debe ser fiel a su propia naturaleza y también conformarse a sus propias limitaciones,siendo estas últimas, realmente, nunca un factor privativo sino algo capaz d aportar un campo ilimitado de exploración para todo aquel que las conozca a fondo.
Por poner un ejemplo,el factor limitativo de la Pintura es la bidimensionalidad del plano (limitación derivada de la pintura parietal de sus orígenes).
La (auténtica)Pintura siempre ha sido fiel a esta aparente carencia; ha producido incluso grandes obras "realistas" sin dejar nunca de ceñirse a tal bidimensionalidad.
Las veces que ha caído en la tentación de imitar la tercera dimensión,ha producido siempre el trampantojo,que es lo antipictórico por excelencia.
El Hiperrealismo es esencialmente eso: trampantojo. En otras palabras, un contra-natura pictórico, o sea ,un engendro
anti-artístico.
Ni Vermeer ni los bodegonistas holandese del 17 hicieron jamás trampantojos,sino excelente Pintura "realista",sabiamente sometida al plano bidimensional.
Lo mismo cabría decir, p.ejm, para la Musica, cuyas 7 notas ,siendo limitadas, no significan incapacidad limitativa ; muy al contrario,sus posibilidades se tornan inagotables en manos de un compositor capaz.
Y esto es asi en cualquier disciplina artística.

Volviendo al "arte Conceptual" ,es en verdad una mutación actualizada del Dadá; se basa asi mismo en la pretensión delirante de abolir los límites -puerilmente- y sin comprender que estos no son carencia sino una necesidad en arte.
Opino que el Conceptual significa afianzar el dogma "postmoderno" del "todo vale",o sea,que "todo puede ser arte". Es esto justamente lo mismo que afirmar que "nada es arte".
Esta búsqueda nihilista del conceptual se comprende en sus apologistas,cuya genealogía dadista patentizan al pretender "matar el arte" ;siendo tal pretensión el signo inequívoco de su impotente incapacidad artística.

Y sobre lo de ver en el Hiperrealismo una capacidad de otorgar trascendencia al ser humano y a su cotidianidad ,es ver ,justo lo contrario, de lo que este puede ser capaz.
El Hiperrealismo ,perfecto exponente del pseudoarte actual,no afirma (ni siquiera deja traslucir)cualquier trascendencia ; más bien la niega.
Su literalidad extrema justamente ahoga cualquier "perfume de eternidad" que todo arte genuino siempre ha sido capaz de revelar.

Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Anónimo dijo...

Hola JOAQUIN GORRETA ,de 55 años.

Me pica la curiosidad y me tomo la libertad de preguntarte lo siguiente :

¿A qué se debe que hayas insertado exactamente el mismo e idéntico párrafo en (-que yo sepa-) 3 blogs de temática por entero diferente... ?? ;
¿Tiene alguna doble lectura ,en clave secreta, eso que tanto repites de "desarrollar la conciencia emocional; o lo de cederle el paso al peatón" ,etc...??;
¿Tiene esto algo que ver con la ESCULTURA HIPERREALISTA...?? ;
¿Es acaso un performance verbal/dialéctico...??...
...¿o quizás estás ideando ,en secreto, un nuevo y rompedor ISMO sin precedentes...??;
¿O simplemente es el mantram que habitualmente repetís sin cesar en alguna secta de la NEW AGE...??.
Gracias por tu amabilidad.

Daniel dijo...

Muy mal

Andrés Ortega dijo...

Comprendo la esencia del artículo, pero no la comparto. Parece un planteamiento carente de objetividad que se limita a dar un punto de vista personal y equívoco de la escultura hiperrealista.
Además de demostrar poca profesionalidad a la hora de hacer una crítica de una obra de arte, su artículo connota un insulto y una falta de respeto a los artistas que hacen, o intentamos hacer hiperrealismo.
Sí. Soy escultor. Trabajo materiales tan diversos como la piedra, la madera, el barro, el metal, la resina... y por supuesto, la silicona, con la que normalmente suele estar hecha la escultura hiperrealista.
Podría entender que, según la concepción antigua de la escultura, dijera que aquellas personas que no esculpen ni tallan, es decir, que no quitan o desbastan material no son escultores. Pues según el pensamiento todo lo que implicase modelado no se consideraba escultura.
Bajo ese pretexto y siguiendo esos parámetros sí se podría decir que la escultura hiperrealista no es escultura. Pero la visión cambió, y actualmente una obra hecha con modelado, ya sea de terracota o un bronce a la cera perdida sí son considerados esculturas...
Por esa misma regla de tres, su un bronce es una escultura, una figura hiperrealista hecha de silicona, también lo es. Lo cierto es que su ejecución no dista mucho de un bronce. Sin entrar en detalles de técnicas y demás, pues obviamente no son las mismas, para ambas figuras se debe hacer lo mismo... primero modelarla, después sacarle el molde y por último reproducirla... La esencia es la misma.
También he de decir que la escultura hiperrealista no se trata simplemente de "copiar" como usted menciona, ya que si lo que se quisiera es copiar algo tal cual, no haría falta si quiera modelarlo, simplemente con sacar un molde del original ya se tendría una copia perfecta. Por lo tanto estas esculturas hiperrealistas NO son copias.
En mi caso aún no he tenido la oportunidad de realizar ninguna escultura hiperrealista (tengo muchas ganas de hacerlo), pero lo cierto es que en el momento que la realice, no tendría nada que envidiarle a otra de mis obras realizada en madera, en piedra o en bronce. Estamos de acuerdo que la silicona no es un "material noble" pero ello no implica que no pueda usarse para el desarrollo de la actividad artística. Al igual que se han realizado esculturas con neumáticos, chatarra e incluso chicle. Un saludo.
PD: Me he hecho seguidor del blog, pues no me cabe duda que, aunque no comparta su ideal en este artículo, tendrá otros tantos muy interesantes.

Anónimo dijo...

Andres Ortega, no creo que hayas comprendido ni juzgado bien el articulo inicial de Lesper, que no desprestigia ,precisamente, al Hiperrealismo; mas bien está siendo objetivo con este fenómeno de tan escasa calidad artística.

En efecto, el Hiperrealismo puede compartirlo todo con la técnica escultórica "convencional" (pero decir esto es casi una perogrullada); los moldes para fundición o los vaciados se hacen igual que para cualquier solido tridimensional ,pero no estamos aquí tratando este proceso manual sino la significación de la obra resultante ,esto es, su valor como obra de arte escultórica .
No es Escultura cualquier objeto por el hecho de ser tridimensional (como parecen pretender ciertas delirantes teorias del "arte contemporáneo"), pero tampoco merece tal calificación de "artístico" el Hiperrealismo ,sencillamente porque la ultra literalidad mimética de sus obras neutraliza o anula la posibilidad de "respirar" como obra de arte.
Y en esto último se encuentra el engaño en el que hoy caen muchos (tanto creadores como gran público) , error consistente en creer ingenuamente que la calidad de una obra "figurativa" consiste en saber imitar el mimetismo de un cuerpo -humano o animal- hasta el ultimo poro epidérmico, o bien su mera apariencia fotográfica (aunque luego le llamen "realismo mágico). Tal actitud denota una pobrísima formación en cultura artística elemental,además de una nula sensibilidad innata para cuestiones de arte.
Como se ha dicho en otra intervención, esa pobreza de buen concepto no le quita valor al creador hiperrealista en lo concerniente a su paciencia y conocimiento "artesanal" de los materiales que manipula. En tal sentido ,tal artífice debería de haberse centrado exclusivamente en el ámbito de los efectos especiales para cine ,teatro o tv, actividad esta que requiere de notables habilidades técnicas en modelado o moldeado ,no estando, sin embargo, dicha actividad , relacionada -en absoluto- con las artes plasticas en general,ni con la Escultura en particular...
...
...Pero ,es que en una sociedad basada en las mixtificaciones ,en las asociaciones incongruentes, así como en repetir eslóganes y consignas mediáticas como si fuesen dogmas de fe, las realidades evidentes pueden parecer ofensivas.

Por desgracia o sin ella ,los planteamientos hiperrealistas (tanto en Escultura como en Pintura) en nada incumben al Arte....
Mas bien ,el Hiperrealismo , lejos de ser un oponente o una alternativa salvífica a las miserias del "arte contemporáneo" (como ahora nos venden ,entre otros, ciertos grupos que practican un rancio neo-academicismo fotográfico) es una de sus múltiples ramas ,y un aliado disimulado del mismo.
Esto ultimo es así porque las obras hiperrealistas emanan la misma sordidez, el mismo aburrimiento, la misma carencia de poesía y de simbolismo,y la misma fealdad (sin hablar de su carencia total de aquellas leyes inherentes a toda obra de arte plástica) que cualquier otra producción del arte contemporáneo "oficial" que hoy puede verse en cualquier bienal.

La conclusión es que el Hiperrealismo (desde su génesis como "ismo", hasta el presente) forma parte íntima de la misma gran farsa promovida por aquel ANTIARTE al que pretende oponerse con sus sobadas y fotográficas representaciones.

Anónimo dijo...

El hiperrealismo ya sea pintura o escultura, es una propuesta tan valida como cualquier otra, y tan pretenciosa puede ser una escultura hiperrealista como la mas bizarra escultura de picasso, y lejos de aburrir y quitando ñoñadas poeticas de lo que debe ser el arte segun los romanticos del arte que son tan falsos como pinocho, y dejando a un lado las mas absurdas y fantaseosas tendencias por mistificar cualquier cosa y ponerle titulo de obra de arte, el hiperrealismo ni es aburrido ni es oponente de nada, el hiperrealismo simplemente es lo que es, una variable mas de propuestas echas por alguien a quien le intereso el arte,

Anónimo dijo...

" ¿¿ñoñadas poéticas...según los románticos del arte...más falsos que Pinocho...etc...??"
...
No se, Anónimo anterior ,pero la verdad es que tendrías que dar argumentos mas sólidos que estas vagas descalificaciones si es que pretendes defender algo tan mediocre (artísticamente hablando) como es el movimiento Hiperrealista.

Vuelvo a insistir en el siguiente argumento, que es ya una evidencia a voces:
esto es, que si no hubiera posibilidad de manipular fotografías gracias a un sofisticado programa informático, o si no se pudieran ni proyectar, ni calcar imágenes con el proyector, así como transferir fotocopias (tamaño 1:1) sobre el lienzo,como calcomonías (entre otros muchos trucos de mala artesanía) , sin ninguna duda que el 99,9 % de los hiperrealistas se extinguirían como los dinosaurios de la faz de la tierra. Con ello harían un gran favor al nuevo desarrollo de un buen arte "figurativo" , sencillamente porque una alta proporción de pintores y escultores actuales son hiperrealistas, comportándose, por tanto, como grandes impostores. Fingen hacer un trabajo que la tecnología hace por ellos, limitándose a pasar la imagen fotográfica ,totalmente "precocinada", al soporte definitivo ; proceso que requiere ,tal vez, admirable paciencia , pero que nada en absoluto tiene que ver con el arte...

Que conste que este juicio nuestro nada tiene de "falso romanticismo poético" sino que se basa en una realidad objetiva y totalmente verificable.

eduardo ramirez dijo...

Aunque es comprensible que el arte hiperrrealista no es apreciado por muchos, para mi la pintura hiperrealista tiene mucho merito, no es facil plasmar sobre un lienzo tanta perfeccion, eso requiere mucha paciencia, tecnica y pulso.
Quizas no tenga merito como corriente artistica pero siempre he pensado que algunos artistas atacan el hiperrealismo solo porque no han podido lograr pintar asi.
No se puede desconocer la cantidad de horas, tecnica y paciencia que debe dedicar un artista hiperrealista especialmente en la pintura.

agustín dijo...

En cada pieza, está el reflejo de una sociedad, así como en cada crítica que se lee, también.

Anónimo dijo...

QUIEN PUEDE EXPLICARME QUE ES ARTE DE MANERA OBJETIVA, EXISTE ALGUN EQUIPO QUE PUEDA MEDIR ,NIVEL DEPIRITUALIDAD, CONCEPTOS, ALGUNA FORMA TANGIBLE DONDE SE PUEDA PESAR O MEDIR EL ARTE? O es que el sueno de la razon nos hace imbeciles y en algun momento de nuestro monologo excluyente y perjuiciado nos hace sentir a algunos dioses o jueses para decidir que es arte o no lo es? por favor limitemonos a disfrutar y abramos los sentidos para romper la fina linea entre la percepcion y la sensacion , y no nos creamos jueses , ni nos creamos nunca que tenemos la bara de la verdad absoluta , y nunca midamos el arte de otros atraves de nuestras frustraciones , mediocridad y falta de modestia el trabajo y el esfuerzo de otros artistas.

Anónimo dijo...

MIRA TÚ , "anonimo 4 de mayo" , QUE EXPLICARTE DE MANERA OBJETIVA (LEASE "CIENTIFICA") QUÉ COSA ES ARTE ,DIFICILMENTE PUEDO EXPLICÁRTELO NI, AUN MENOS, DEMOSTRÁRTELO...

PARA SABER DIFERENCIAR EL ORO DE LA GANGA ES NECESARIO QUE ADQUIERAS ANTES
( LEYENDO BUENOS LIBROS Y VISITANDO BUENOS MUSEOS, Y ,A SER POSIBLE, SIN ASISTIR A LA CORRUPTORA UNIVERSIDAD) UNA CULTURA ARTISTICA LO BASTANTE SOLIDA Y QUE INCLUYA EL CONOCIMIENTO DE LOS ESTILOS HISTORICOS...ADEMAS DE QUE YA POSEAS DE NACIMIENTO UNA SENSIBILIDAD INNATA A LA CUAL MUCHOS INDIVIDUOS NUNCA PODRAN ACCEDER A CAUSA DE SUS ,DIGAMOS, "LIMITACIONES NATURALES" . ES ESTE ULTIMO EL CASO DE LOS FILISTEOS QUE HOY TANTO PROLIFERAN Y CUYA GROSERIA LLEGA TAN LEJOS QUE DEFINEN AL DEPORTE, O AL FUTBOL ,COMO UNA ACTIVIDAD ARTISTICA...(¡¡)

PERO ,A PESAR DE TODO ,LO QUE SI QUE ES UN HECHO CIERTO ES QUE EL "HIPERREALISMO" NADA TIENE QUE VER CON LAS ARTES PLASTICAS (PINTURA Y/O ESCULTURA)Y ESTO ES ASÍ AUNQUE SUS CREADORES SE EMPEÑEN EN DEFENDER LO CONTRARIO...
CON JUSTICIA SI QUE MERECERIAN LLAMARSE ,EFECTIVAMENTE, UNOS ESFORZADOS Y HABILES "ARTESANOS" EN PRO DEL MAS OBSESIVO MIMETISMO; CUALIDAD ÉSTA QUE ,SIN EMBARGO, NADA EN ABSOLUTO AÑADE AL VALOR INTRINSECO DE LA OBRA DE ARTE; MAS BIEN ES UN FACTOR QUE LE QUITA CALIDAD .

agustín dijo...

Bueno.. algo de eso ha de ser verdad, y no sólo es lo único a tener en cuenta, el hecho de que algunas intelectualizaciones se impongan por sobre la obra de arte es algo que también acontece.. Y eso que ni siquiera estamos hablando del contexto en el que se reproduce el arte y cómo está filtrado por, como tú dices, las opiniones (a veces sin quererlo egoistas) de los catedráticos. Este vídeo que te comparto, concluye en que la mejor manera de apreciar el arte es cuestionando todos sus parámetros, habla del por qué y qué tan de lo que percibimos cuando hablamos de Arte. Tremendo.

https://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=2km4IN_udlE&app=desktop

ale san dijo...

y los bustos que he realizado, que son identicos a la persona que se esta representando ... entonces no es arte?