sábado, 20 de octubre de 2012

RESPUESTA DE LA DOCTORA TERESA URIARTE, DIRECTORA DE DIFUSIÓN CULTURAL DE LA UNAM


At´n  Sr José Luis Martínez S.
Director del suplemento cultural Laberinto

Señor Director:
Con motivo de la nota que publicó el pasado sábado 13 de octubre la destacada crítica de arte Avelina Lésper en el suplemento Laberinto, me permito hacer las siguientes precisiones:
La Coordinación de Difusión Cultural valora enormemente la contribución que ha hecho el Museo Colección Blaisten, alojado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, a la difusión y la investigación del arte moderno mexicano.
Entre los artistas que integran la colección destacan los nombres de Julio Ruelas, Ángel Zárraga, Saturnino Herrán, María Izquierdo, Agustín Arteaga, Alfredo Ramos Martínez, Germán Cueto, Fernando Leal, Jean Charlot, Gerado Murillo (Dr. Atl), Gabriel Fernández Ledezma, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco, Federico Cantú, Alberto Fuster, Francisco Díaz de León, Raúl Anguiano y Juan Soriano, entre otros.
La UNAM ha contribuido de manera importante a la difusión del arte moderno entre el público de la Ciudad de México.  Y, más aún, la colección ha propiciado un interés académico y ha enriquecido la labor de investigación de  los universitarios que pertenecen a las cátedras de la Escuela Nacional de Artes Plásticas,  al Instituto de Investigaciones Estéticas y al programa de Estudios Curatoriales de la Maestría en Historia del Arte de la UNAM.
Previamente a la conclusión del convenio que la UNAM estableció con el coleccionista en 2007 por cinco años, la Coordinación de Difusión Cultural trató denodadamente de llegar a un acuerdo que fuera posible sostener para esta dependencia universitaria en términos administrativos y financieros.
Es importante destacar que la Colección del Sr. Blaisten no fue “expulsada” de la Universidad, tal como lo indica la columnista. También que el fin del contrato con la Coordinación de Difusión Cultural nada tiene que ver con la apreciación del valor de la colección, sino estrictamente con condiciones financieras y administrativas que la dependencia a mi cargo no podía atender.
La Coordinación de Difusión Cultural de esta casa de estudios lamenta no haber podido satisfacer las demandas que el coleccionista solicitó para reactivar dicho convenio de colaboración. Sin embargo, la Universidad Nacional continúa procurando llegar a algún acuerdo para que la Colección Blaisten pueda permanecer en algún otro espacio de la UNAM.

María Teresa Uriarte
Coordinadora de Difusión Cultural
UNAM

RESPUESTA PARA LA DOCTORA TERESA URIARTE.

POR AVELINA LÉSPER.

Doctora Teresa Uriarte:
Si la salida de la Colección Blaisten del CCUT es un asunto administrativo y de financiación, entonces es importante que contextualice esta afirmación. Según la información que la misma UNAM proporciona, el presupuesto para la Casa del Lago Juan José Arreola es de 29 millones, 517 mil pesos; el del Museo Universitario del Chopo es de 33 millones 794 mil pesos y el de la Dirección de Artes Visuales es de 81 millones 890 mil pesos. Así mismo su Coordinación de Difusión Cultural cuenta con 191 millones 472 mil pesos. Si estas cantidades no son suficientes para que la Colección Blaisten cuente con 4 millones de pesos para sus exposiciones, es importante que haga un ejercicio de transparencia y nos informe: Cómo se distribuye este dinero, cuánto cuestan las exposiciones y la nómina del MUAC y del resto de los museos de la Dirección de Artes Visuales. Solo si tenemos esta información podremos valorar si su decisión se atiene a los motivos que usted manifiesta o es parte de la imposición autoritaria de los criterios estéticos de un grupo. Y una precisión: en la lista de artistas menciona a Agustín Arteaga, que es doctor en Historia del Arte por la UNAM, no forma parte de la colección, es el director del Museo Ponce de Puerto Rico. Ya vemos qué bien conoce la colección.
Publicado en el Suplemento Cultural Laberinto, de Milenio Diario el sábado 20 de octubre del 2012. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La Doctora Teresa no debe ser la próxima ministra de cultura, ni su séquito los nuevos procónsules, con su espíritu antidemocrático y sectario van a imponer un régimen de autoritarismo y favoritismo en la cultura. Han causado un daño patrimonial a la UNAM desde la coordinación de difusión cultural el MUAC y sus satélites que controlan despóticamente y con prejuicios sectarios y racistas. Con contadas excepciones, los intelectuales van a aplaudir su nombramiento con la esperanza de quedar resguardados a la sombra del poder, como ya los estamos viendo con el vergonzoso espectáculo que están dando al apoyar el premio FIL a un desprestigiado plagiario.

Daniel Pérez dijo...

Avelina, señalaste un punto muy revelador:los argumentos de Teresa Uriarte podrían parecer razonables a quienes sólo tengan un conocimiento superficial del tema tratado, pero la inclusión de un funcionario en el listado de artistas que integran la colección es un dato lapidario, que demuestra tanto su desconocimiento del sector que administra como su desidia personal, porque no tuvo la elemental precaución de chequear los nombres que incluyó en la lista. Como la señora no sabe, y tampoco sabe que no sabe, resulta que en lugar de hacer difusión cultural, difunde su ignorancia.

Anónimo dijo...

sí, en la UNAM hay mucho presupuesto, pero habría que ver cuanto queda en manos de los trabajadores sindicalizados, que son una verdadera mafia. Pero aún así, quedaria dinero suficiente para exposiciones de buena calidad, solo que como bien lo mencionan, estos "funcionarios" imponene lineas expositivas y estos mismos funcionarios, tambien hacen sus negocios (bastantes lucrativos) justificando gastos inexistentes y cosillas por el estilo, en fin...... y no se preguntaran, ¿por que los museos como el del chopo y hasta el MUAC siempre estan semi vacios? practicamente no hay nada que ver, solo arte "institucional".

Tomás Pariente Dutor dijo...

Esta t áctica, aducir motivos económicos para la inviabilidad de algo, está muy de moda en Europa y en España. Lo leemos y su coherencia y verosimilitud nos inducen a pensar que es lo que hay pero, sin una auditoría de cuentas imparcial, solo son palabras que pueden perfectamente esconder una ideología. Preferencias estéticas, preferencias políticas, partitocracias... Así que me parece muy acertada la demanda de cuentas de Avelina.

Lorein dijo...

Hola, leo que esta respuesta de Uriarte se escribió en 2012, y yo escribo esto el 14 junio de 2016. Justo la semana pasada hubo en el museo Soumaya un Seminario de Coleccionismo en México, el cual se transmitió por YouTube en tiempo real y por el cual pude conocer el punto de vista del mismísimo Andrés Blastein, participante del seminario. Ahí se le preguntó sobre la triste salida de su colección del espacio de la UNAM, a lo cual refirió que dada la calidad de su acervo, la atracción que tenía entre el público y su excepcional museografía -cédulas pequeñas sin rollos filosóficos, apenas el nombre del pintor, para dejar que la obra hablara por si misma - la cantidad de visitantes que recibía superaba con mucho la del MUAC, y que publicaciones turísticas la ubicaban como punto referencial y obligado a visitar en la Ciudad de México. Tal cosa, cuenta Blastein, causó escozor entre autoridades de la UNAM que tienen intereses en que se difunda el arte contemporáneo que nada tiene que ver con el tipo de arte que posee la colección Blastein. Así que mencionó como fue que, según palabras de Andrés "se le comenzó a grillar, a decir que malversaba fondos, e incluso a pagar a la prensa para que se le difamara hasta alcanzar un nivel de linchamiento, hasta que finalmente lo sacaron del Centro Universitario Tlatelolco, aludiendo a falta de recursos económicos, tras lo cual, no se le ha ofrecido otro espacio y por ello, su colección está hoy, en 2016, guardada en bodegas". Ante esta revelación hecha por el coleccionista, todos constatamos indignados que si hay una imposición de un dogma en lo que se refiere a que se expone y lo que no en la UNAM, lo que debe ver el público y lo que no, lo que debe ser apreciado y lo que no, en detrimento de la experiencia estética y del derecho al acceso a la belleza que se nos niega a los mexicanos.

Alsacia Herrera

Lorein dijo...

Aquí está la liga a la conferencia donde habló Andrés Blastein sobre cómo salió su colección del CCUT https://youtu.be/99GR7Xex2Ig