sábado, 2 de abril de 2011

ATENCIÓN INTELIGENTE: EL ARTE Y EL CEREBRO.

EKO, Xilografías.

Uno de los discursos oficiales del arte contemporáneo es que el arte verdadero, la pintura, escultura, dibujo, son de contemplación pasiva o sea el espectador no reacciona ante la obra, y que el arte contemporáneo busca un acercamiento participativo a la obra. Analicemos esta afirmación desde el punto de vista científico -el único válido- para entender lo que sucede en el cerebro ante el arte.

En la Emory University School of Medicine, Boston College y Houston University realizaron un estudio para explorar la influencia del arte en el marketing, y ver si incorporando una pintura en el paquete de un producto este es más atractivo para el público. A varios voluntarios les mostraron pinturas de diferentes artistas conocidos y desconocidos (Picasso, Monet, Van Gogh, entre otros) y fotografías de objetos similares. En el scanner cerebral observaron que el cerebro se activaba más ante la visión de las pinturas que con las fotografías de objetos en la región del estrato ventral, que forma parte de las respuestas emocionales, del sistema de recompensa y se involucra en la toma de decisiones en condiciones difíciles. Otras áreas que se activan ante la presencia del arte son el hipocampo y la amígdala. El hipocampo interviene en el almacenamiento de la memoria porque permite recuperar información verbal, visual y auditiva almacenada y que podemos activar ante la presencia de una obra de arte. La amígdala forma parte de la región orbito frontal de la corteza cerebral, relacionada con el aprendizaje y la memoria, que nos permiten asociar lo que percibimos visualmente a las emociones. Por lo tanto la observación pasiva no existe, el sistema límbico del cerebro se activa ante la belleza, se involucra con la obra de arte. Al participar el sistema límbico el cerebro genera emociones y sensaciones, que son la valoración ante lo que presenciamos, como lo es el placer, que como todos saben, es esencialmente activo.

En otro estudio con niños abandonados y adoptados en condiciones difíciles, que desconocen la cercanía del contacto amoroso, les dieron clases de dibujo y pintura como parte de su educación y comprobaron que el arte mejoró sus habilidades motoras, cognitivas y sociales. No es que el arte pudiera sustituir las relaciones humanas pero disminuyó en ellos la agresividad, la ansiedad y creció la comunicación, el lenguaje y el deseo de interactuar con otras personas. Los niños que reciben clases de arte adquieren madurez emocional y la sensación de que pueden hacerse cargo de ellos mismos. Dibujar incrementa la memoria y el aprendizaje de otras materias.

En las actuales escuelas profesionales de arte, en nombre de un dogma, están graduando malos artistas y personas con menos talento eliminando el dibujo y la pintura, disciplinas no sólo indispensables en una formación estética, sino que además aportan al desarrollo cognitivo. Realizar arte con las manos, visualizar una imagen y generarla depende tanto del hemisferio izquierdo como del derecho. El izquierdo realiza las abstracciones, el análisis y proporciona la información, el derecho se encarga de la creatividad, la imaginación, el color y las imágenes. Esto demuestra que son mitos del arte contemporáneo afirmar que la contemplación es pasiva y que no hacer la obra es más intelectual o cerebral que hacerla, como si la factura no significara un proceso cognitivo complicado en el que intervienen la toma de decisiones, el pensamiento crítico y el creativo. El artista absorbe información de la realidad, le da otro significado y crea información nueva, establece una meta y decide cuándo la obra está terminada. El arte verdadero involucra diferentes regiones del cerebro, activa conexiones neuronales, despierta sensaciones y emociones, provoca y estimula la inteligencia y nos potencia como seres humanos.

Los objetos cotidianos y las simplezas elevados a la categoría de arte no obtienen la misma respuesta cerebral porque forman parte de la información diaria y constante que recibimos. Un libro tirado en el piso no despierta actividad cerebral relevante y somete a nuestra percepción a la rutina de la cotidianeidad porque el artista no es capaz de transformarla en algo extraordinario. Ya al margen de la retórica, de los intereses comerciales y burocráticos, si en la educación profesional del artista frustran la inteligencia creadora eliminando el dibujo, pintura y escultura y le quitan al espectador la oportunidad de contemplar arte real y de desarrollar conexiones neuronales, en nombre de la banalidad de una moda están causando una amputación a la inteligencia. Están formando sociedades estúpidas con arte estúpido.

Publicado en la Revista Antídoto.

18 comentarios:

Betuel dijo...

De pensar.

Luis dijo...

Muchos no entienden que el Sistema -social,politico-económico- que nos rige , tambien actua sobre los medios de expresión , uno de ellos el arte , para que le sean fieles y útiles.Los rusos llamaban a estos los "idiotas útiles" . Y por supuesto, alientan el consumismo, basado en un "compren y no piensen". Los planes de estudio de las academias deben, en consecuencia , desalentar la creatividad, total para que se necesita el dibujo y la pintura ?? Lo que si les enseñan es retórica, pues deberán saber explicar que una porción de excrementos , tambien es arte. Tambien creo que el motivo puede ser banal, un objeto insignificante, pero será a través del arte que cobre dimensiones trascendentes(recordar los zapatos de Van Gogh .

Aldo Nadezh Hinojosa dijo...

Por eso el arte es ARTE, siempre habrá una conexión con quien lo observa. Si nuestro sistema educativo diera más prioridad al arte en las escuelas primarias y secundarias, nuestra sociedad no padecería de tantos males.

Alentemos al verdader arte a seguir transformándonos la vida!

José Antonio del Pozo dijo...

Excelente blog.
El arte, el que lo es, eleva el listón de la comprensión y de la percepción y gratifica, aunque no tan inmediatamente como cuando nos pulsan los instintos más rastreros, como a menudo sucede en las sociedades hiperconsumistas.
Saludos blogueros

Vigo dijo...

Muy interesante, pero entonces creo que esas asignaturas deberían sobretrodo darse intentando fomentar la capacidad creativa del individuo, sin exámenes o la exigencia de trabajos demasiado duros. Creo que lo que hay que fomentar es el estímulo positivo: no hay nada más triste que alguien que estudie arte y termine odiando asignaturas como dibujo por mucho que sea bueno para su cerebro.

De igual manera creo que el arte es un concepto muy amplio y evolutivo y quizás si uno no estudia pintura clásica pero se especializa en dominar el photoshop también me parece interesante.

Lo mejor es dominarlo todo, pero por falta de tiempo, y de recursos a veces hay que elegir que es más prioritario y que ayudará mejor al alumno a sobrevivir en el mundo laboral.

Bueh.... quería comentarte algo porque el blog me parece muy interesante, y me encontré una entrada complicadilla je,je.

Abraham Villaseñor dijo...

Avelina te sigo...
la técnica, el oficio, el compromiso con la creación que se compone del arduo trabajo de todos los días, en la práctica, en la contemplación melancólica del entorno, en la crítica del medio artístico, las realidades sociales, las personales y en fin, de todo lo que puede salir del grafito hacia el papel, o de un tubo de oleo hacia el lienzo. Te sigo... y me lleno de lo que dices por que cuando parece que somos pocos los que creemos que tenemos toda la vida para convertirnos en tan solo buenos dibujantes, escultores, grabadores, oficiantes, llegan los artistas con sus grandilocuentes ideas llenas de verborrea crónica que salpica todo de cotidiano, el aburridísimo cotidiano que mastican escupen y regresan a sus bocas, haciendo oro de lo que tocan. ¿Qué tan malo es desaparecer? desaparecer de la institucionalidad que todo lo permea de contemporaneidad, desaparecer de la artisteada hacia el lugar en donde se encuentran los oficiantes. NO necesito un “Estimulo para la creación” estimulado estoy y no gracias a los presupuestos de cuenta gotas (paliativos institucionales, que tiene de su mano bebiendo a las que deberían de ser críticas y fructíferas mentes juveniles). Estimulado estoy, (y después de leer el artículo lo estoy más) porque ahora está demostrado científicamente que estimula más una excelente pintura, que pues bueno cualquier otra cosa de todos los días como lo es el arte contemporáneo. Oye hablando de estimulados y desaparecidos, y aprovechando su afortunado y bien merecido regreso creo yo, ¿Qué piensas de Melecio Galván?

Gracias por lo que dices Avelina, y te sigo, con harta emoción te sigo.

Jose Luis Dgespe dijo...

Hola buenas noches!!!

Una de las funciones del arte es la sensación que produce al espectador, en este sentido no es solo una relación de contemplación, sino que la trasciende produciendo un efecto catártico, de goce, puede producir una serie de reacciones generando una comunión con la obra. Una verdadera obra de arte puede dejar su impronta en una persona sensible, la puede marcar de por vida e incluso redefinir su trayectoria profesional.
Ahora si nos avocamos a aspectos más específicos del arte como el color, sabemos que los colores producen efectos sicológicos e incluso fisiológicos como; tranquilidad, agresividad etc. No se diga en cuanto el manejo de símbolos, si no que le pregunten a la iglesia, e imágenes. Vivimos en una cultura de la imagen desde muy diferentes puntos de vista; imagen corporativa, imagen pública de una persona, imagen como medio de comunicación y de entretenimiento, además de una imagen muy importante en estos tiempos; imagen como código de poder, muy relacionada con la imagen corporativa y de la que los políticos hacen uso indiscriminadamente, aquí vemos que los logotipos de la empresas más poderosas son identificados por la mayoría de las personas y nos influyen en la toma de decisiones, creo que esto evidencia una serie de relaciones por demás activas del espectador con la obra de arte.
Pero sobre todo como tú lo afirmas con la pura activación del placer queda demostrado que en el acto de la contemplación, sin que siquiera intervenga el tacto -cuando este interviene de forma efectiva hablamos de otra dimensión de goce estético-, en este caso, se genere una relación activa.
Creo que el arte “moderno”, más bien estoy seguro, es un producto de cierto sector de Norteamérica, los que tienen el poder monetario, y como siempre el que tiene el poder es el que dicta o al menos el que quiere que sus productos “artísticos”, que son el reflejo de su sociedad de consumo y producción en serie-el verdadero arte no se debe regir por estos estandares, rijan no solo las tendencias artísticas sino el mercado del arte, mercado que ellos mismos han creado e impulsado, sobre todo en los últimos 40 años del siglo pasado y lo que va de este. Esta es una de las principales razones de que sea un pseudoarte por que es producido para que sus millonarios “inviertan” en sus artistas, de los cuales ellos son sus principales promotores y es un “arte” que no implica gran conocimiento ni por parte del “artista” ni del “coleccionista” ni de sus “críticos”. Es un arte a modo para este círculo, un “arte” sin raíces, carente de fundamentos, desvinculado de la sociedad, en donde las preocupaciones estéticas no existen solo importa el valor monetario inflado estratosféricamente. Para darles un estatus de gente “culta” que solo con su dinero no podrían obtener.
El verdadero Arte, con sus grandes aportaciones, ha desempeñado un papel muy importante en el desarrollo de la especie humana, no solo nosotros hemos hecho creaciones artísticas, el arte nos ha pulido como especie. Somos el animal Intelectual.


Si ya estas por EU te mando saludos y un abrazo, he estado leyendo tu blog y lo estoy disfrutando mucho, estas pesada Mujer.

Miguel R. dijo...

Srita Lésper. que opina de zona maco?yo en lo personal no voy desde hace 3 años porque me canse de pagar por ver cosas tan malas, hay cosas buenas, pero son las menos, quisiera saber su opinión. saludos

Alfreo dijo...

Buenas Avelina

Somos un grupo de estudiantes de la licenciatura de artes que nos encontramos en la planeacion de un congreso sobre arte y queremos saber si es posible contar con una de sus conferencias.le dejo nuestro coreo electrónico para ponernos en contacto y enviarle todo la información, muchas gracias.
congreart@yahoo.com.mx

PD: por favor no publique el correo electrónico que le pasamos por cuestiones de seguridad(spam). gracias

Carlos Ardohain dijo...

Avelina, es excelente tu blog, me reí mucho con el comentario de lo que pasó con la obra de Tracy Amin.
Te dejo una dirección donde tengo algunas obras publicadas, me gustaría conocer tu opinión: www.artmajeur.com/carlosardohain

un saludo desde Argentina

Eduardo Alvarado dijo...

Avelina, bravo!

silvia dijo...

Como docente y académica este artículo resulta ser una pieza medular para mi discurso actual: el arte en la vida del ser humano no es un "comodity", no es un lujo. El arte es una habilidad, que debe ser despertada, desarrollada, descubierta, una necesidad que debe ser atendida con el fin de establecer una relación íntima sana y vibrante con nosotros mismos, para así lograr conexiones sanas y estimulantes con los demás.

Anónimo dijo...

Es muy confortante encontrar serenidad, valentia y conciencia en un critico de arte.
Felicidaes.
La irresponsabilidad artística es tan peligrosa como la política, científica, tecnológica, filosófica, financiera, espiritual y médica.
www.nuevapiedraroseta.blogspot.com
www.ciemty.blogspot.ocm
http://www.facebook.com/pages/El-Tetraedro-CIEMTY/162416290473745

Octavio dijo...

Hola, ¿Dónde puedo encontrar el estudio con niños abandonados que mencionas en este artículo? espero su respuesta, gracias

Miguel dijo...

Yo he comprobado q la contemplación NO es pasiva. En un museo de Berlín estaba admirando un Beckmmann. Como siempre lo hago (quizás x ser pintor) siempre me acerco y me alejo, miro un detalle y de vuelta el conjunto. A cada rato sonaba un timbre y yo pensé "¿por qué no atienden ese teléfono y me dejan ver en paz?"". Me doy vuelta y el guardia, riéndose, me dice "Alarm!".

Miguel dijo...

Quizéas mi mirada sea ingenua... Pero así como las matemáticas, la físlca se manejan independientemente de la política, por qué no la poesía o la danza ¿por qué tiene arte forzosamente q expresar la realidad social, política, etc
Como dice Paul valéry, un arte q parte de una estética predeterminada está muerto (eso lo agrego yo). Además, como dijo Heminguay, "de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno". Si fuera por las buenas intenciones (políticas, relgiosas o sociales) los cató licos q tocan mal la guitarras y con peores coros, serían arte xq quieren difundir la palabra de Jesús.

Lorein dijo...

Y luego dicen que no hay complot para volver idiota a las sociedades. Al poder le conviene que no haya sociedades inteligentes para poder hacer con ellas lo que les venga en gana, por eso ya no se fomenta el arte inteligente y liberador; desde el poder se dan becas a los mediocres y te dicen que es el nuevo arte. Complot total.

eric dijo...

Buenas tardes... totalmente de acuerdo con este artículo. Sólo una pregunta que puede parecer banal (a propósito del tema de esta publicación). ¿El arte estúpido existe... así como el verdadero, en esta coyuntura, qué es lo que determinaría la existencia del uno y del otro? O en otras palabras, ¿qué sería lo más característico que determinaría a uno y a otro?... Creo que aquí entrarían un sin fin de consideraciones, opiniones, determinaciones, juicios, argumentos y/o postulados... ¿La "intención" no podría ser un factor determinante? Gracias.