sábado, 26 de marzo de 2011

WE WANT ART


Elizabeth Catlett, Next Generation.
Es imposible soportar la esclavitud para quien ha conocido la libertad. Para tener consciencia de la libertad no es necesario vivirla, basta que otros la ostenten para que los que están al margen de este derecho sepan qué es y que es injusto carecer de él. Los ciudadanos afroamericanos que nacieron en Estado Unidos privados de la libertad, sabían que ese trato era insoportable para la dignidad humana. La libertad es camino y es objetivo en el arte y cuando el artista es consciente de que la creación es una declaración de principios, porque con ella ejerce un derecho, la obra adquiere dimensiones emancipadoras. Los artistas afroamericanos han defendido su identidad con su arte y no necesariamente con obras de contenido político, sino tomando riesgos en la aportación de estilos y lenguajes.
La Universidad Metropolitana, campus Azcapotzalco, reúne una excepcional e inusual muestra en la Galería del Tiempo. La obra gráfica de Elizabeth Catlett, que es nacionalizada mexicana y formó parte del Taller de la Grafica Popular, con litografías de esencia social que se trasmite con la cotidianeidad entrañable de la imagen, Next Generation, un padre que carga orgulloso a su hijo, lo mira con amor, intrigado por su futuro, que para una mayoría se construye con más dificultad que para otros. La influencia del Taller de la Grafica Popular es evidente en el contenido y el poder de las imágenes, Catlett hace presente lo que la sociedad se empeña en hacer invisible, le da rostro y dice, “aquí estamos”. La litografía Negro es Bello I dedicada a los “Black Panthers”, el movimiento anti racista y revolucionario de los 60’s, es un rostro escultórico que rodea con panteras, la afirmación de belleza en la factura y el título es protesta, es llamada de atención al otro: mira somos bellos; mira merecemos respeto. Es la dignificación del ser por el arte.


David C. Driskell, Bajista, The Bassist.
La obra de David C. Driskell, profesor emérito de arte en la Universidad de Maryland, son litografías y serigrafías en composiciones de color y movimiento. Jardines de hierbas medicinales, flores y vegetales que se entrelazan en tonalidades impuestas por la paleta del artista. Bajista, The Bassist, es una litografía impresa en seis placas, las líneas trazan el sentido de la música, la violencia de sus colores son las variaciones infinitas del jazz que podemos escuchar por los verdes, anaranjados y azules que estallan. Driskell es master printer y se obsesiona con hacer de la técnica una herramienta dócil que responda a sus obras, las litografías son imposiciones de color, con texturas que destacan entre las tonalidades y formas orgánicas que recuerdan su infancia entre las plantas que con sabiduría sembraba su madre.
Curlee Raveen Holton, Legacy.
We want freedom fue un grito que no cesó hasta que se hizo oír, Curlee Raveen Holton, director del Experimental Printmaking Institute de la Universidad de Lafayette, hace del ejercicio de la libertad un acto de voluntad, su serigrafía Legacy es la rebeldía de David Kearney McDonogh de negarse a seguir soportando su condición de esclavo y exigir su derecho a estudiar en una universidad y graduarse como médico. En 1844 McDonogh fue el primer esclavo que se graduó en la carrera de medicina en la Universidad de Lafayette. La obra es un collage que reproduce el rostro de McDonogh y las actas de agosto de 1965 en las que el Congreso estipula los derechos civiles para todos los ciudadanos sin importar su género, raza o color. Imágenes impresas en distintos colores, configuran un fondo para imponer en tinta negra el rostro resuelto y valeroso de McDonogh, sobre las leyes que gente como él hicieron posibles. Educación, integración.
El racismo no es historia, sigue presente en las sociedades, acabar con el tirano no termina con la tiranía, es preciso reconocerlo y señalarlo. La marginación es una de las formas más violentas de ejercer el poder, lo vemos en nuestro entorno profundamente racista e hipócrita, que criminaliza la pobreza, el origen indígena, las preferencias sexuales. Entre la complicidad déspota del silencio y la caridad humillante. Estos artistas afroamericanos al recrear con sus obras su origen y su legado nos enfrentan a nuestro vacío, a las heridas profundas de nuestra sociedad.
A través de las Fronteras. Colectiva de arte afroamericano contemporáneo. Galería del Tiempo de la Universidad Metropolitana, campus Azcapotzalco.
Publicado en el Suplemento Cultural Laberinto de Milenio Diario, el sábado 26 de marzo 2011.


8 comentarios:

Forest dijo...

Somos una sociedad racista. Abordamos a nuestros no-blancos como folclor en el mejor de los casos.De sirvientes sin derechos o pidiendo limosna. Tienes razón Avelina.

Cristina Rios dijo...

Ya lo leí y me gustó mucho, porque ligas el arte con la lucha por los derechos políticos de los excluidos. Te quiero comentar que no pude ir a tu conferencia de la Academia de San Carlos porque dí una conferencia en la UNAM sobre Educación y Ciudadanía y justo probé la fuerte generación de desigualdad en la escuela secundaria en México. Estoy convencida de aquello que dices de que "La marginación es una de las formas más violentas de ejercer el poder...". En mi exposición traté el asunto de criminalización y discriminación en contra de los jóvenes, pues solo por el hecho de ser jóvenes la ley les da mayores penas.

Te felicito por el artículo, muy interesante. ¿Cómo podríamos integrar a los jóvenes en pobreza y sin aspiraciones a través de las artes? Aquellos que desertaron de la escuela, la cifra dice que 40% de los jóvenes abandonan la escuela entre los 14 y los 17 años, por cuestiones económicas el 37% y 25% porque ya no les interesa, la escuela según ellos no tiene nada que ofrecerles.

Un abrazo,

Cristina Ríos

Victor Alfonso Maldonado dijo...

Excelente artículo, bellamente construido en la tradición del buen decir... Leo semanalmente sus escritos; y con devoción:le aseguro que no es metáfora. Me los envía mi hija Gloria, del FIC. Me gustaría asistir cuando pueda a algunas de sus conferencias... ¿Tiene libros publicados? Por favor, incluyame en la lista de sus admiradores y amigos

Luis dijo...

Me parece magnífico este articulo, develador de que existe otro Arte, más allá de que la mercadotecnia, consumismo o liberalismo intenten ocultar estas expresiones auténticas, de pueblos considerados "inferiores"
El Arte es , eminentemente , comunicación interpersonal .Y no meramente "objeto" , con su equivalente en dólares.

Anónimo dijo...

Hola Avelina.
Esta muestra es interesante, reclama al pasado, nos enfrenta al presente y nos invita a mejorar el futuro.
El arte tiene aquí el papel de delator. Denuncia y comparte con nosotros la historia que vivimos de diferente manera.
Es testimonio y propuesta a la vez, ambos muy valiosos.
Saludos
Daniela L. Negrete

Aldo Nadezh Hinojosa dijo...

Si no me equivoco el secretario de educación pública Alonso Lujambio dijo hace una semana que "la novelas son una buena fuente de educación para los mexicanos".

En nuestro país el nivel de educación de la mayor parte de la población es primero de secudaria, y en la mayoría de las casa de este sector se ven telenovelas; que son la mayor deformación de la realidad y la mayor imposición de esteriotipos. Para Televisa o TV Azteca caracterizar a una actríz como "indígena" es ponerle un mandil y hacerle una trenza, y sus anuncios del bicentenario muestran paisajes y modelos de 1.80 cm.

No podemos seguir permitiendo que se niegue nuestra raíz. No podemos crear falsos esteriotipos para aceptarnos como orgullosos mexicanos. Debemos devolvernos la dignidad que históricamente nos han robado.

Muchos saludos!!!

José Luis Dgespe dijo...

Lei tu columna WE WANT ART sobre la libertad como derecho fundamental del ser humano, y estoy de acuerdo en que el arte en verdad es una de las ultimas formas de ser libre y que para ser contestatario no necesariamente hay que asumir posturas politicas sino se puede con otras formas, ser crítico, ser inovador, romper moldes establecidos.

Te mando un cordial saludo y quiero decirte que estoy leyendo tu blog avidamente, ya que uno de mis placeres es la lectura y esta se disfruta más cuando el tema es de mi más grande pasíon en lo profesional, el arte, y sobre todo por la claridad y sencillez con que manejas los temas siendo una especialista. posteriormente te comentaré. Buen viaje

Sergio Ulloa Romano dijo...

Avelina:
Tus entradas cada dos semanas me resultan una lectura sumamente placentera.
Eres como una voz en el desierto.
Me gusta que eres de las pocas críticas de arte que habla con fundamentos y conoce y auténticamente ama al arte.
Lo veo porque la mayoría de la gente que escucha ó lee tus entrevistas ó comentarios se molesta.
Has de estar haciendo algo muy bien.
Gracias por recordarle a la gente, aunque le moleste, lo que verdaderamente es y no es arte.
Eres el ejemplo vivo del cuento de "El Traje Nuevo del Emprerador" de Andersen.
Sigue adelante.