lunes, 22 de noviembre de 2010

SUPERSTICIÓN Y DOGMA EN EL ARTE


Eko, xilografía.

El origen de las supersticiones es el miedo. Creer en soluciones fantásticas o milagros sin justificación que transforman a la realidad, permite vivir evadiendo responsabilidades a las que por incapacidad o debilidad se les teme. La superstición relega la lógica, el conocimiento, la sabiduría y antepone caprichos metafísicos, entelequias y otras ideas sin soporte para dar cabida a la irracionalidad. El supersticioso se encierra en la paranoia del odio y recrimina al escéptico su falta de fe. Porque para que una superstición sobreviva debe tener enemigos claros, que son los que atentan contra sus creencias. Esto se puede decir de los que acuden a chamanes en lugar de doctores, los que depositan el destino de un proyecto en manos de un santo y de la estructura de pensamiento de los artistas del arte contemporáneo y sus curadores.

El arte que vive de la superstición de un conjunto de ideas que no soportan el cuestionamiento ni la comprobación y que se ha asimilado socialmente como arte por hábito y apatía intelectual. Así como las curas milagrosas suceden por el poder de la sugestión, una docena de moscas muertas -la ultima “obra” Gabriel Orozco- se convierten en arte por la capacidad del curador de creer en sus dogmas de fe. El arte en lugar de ser una idea que se debate, se analiza y camina recordando los avances y aportaciones que se dieron en el pasado, se convierte en un designio y el objeto adquiere cualidades invisibles para los ojos como las podría tener un amuleto. Así, como los miembros de una secta, todos los que creen en este dogma se convierten en ciegos voluntarios ante la realidad y afirman que ese objeto, -un colchón enrollado, una maleta atada a una cuerda, latas de cerveza dobladas- tiene virtudes extraordinarias que merecen admiración y respeto.

La creencia sin razonamiento en una idea es fanatismo, en la religión el gran anatema es preguntar y la exigencia para ver estas piezas es nunca cuestionarlas, sólo creer en ellas, admirarlas. La duda, que es el inicio para acabar con la ignorancia y el primer paso de la ciencia, derriba sus ideas, entonces dudar es de infieles o herejes y merecen ser perseguidos. Además dudar es de ignorantes, es consecuencia de la falta de formación, porque en este arte, como en las religiones y en las sectas, toda la verdad oficial está contenida en cada obra y eso debe bastar para el espectador. Necesitan fieles sometidos mentalmente, no público inteligente. En las curaciones milagrosas es común que si el paciente no tiene mejoría, no es culpa del charlatán que se hace pasar por médico, o de los falsos remedios que le suministran al enfermo, la nula recuperación es porque el enfermo no tiene fe, no cree en el tratamiento. Si vamos al museo o a la galería y no vemos en la obra expuesta -un móvil hecho con bolitas de algodón y unos espejitos-, “la meditación y el aura extraterrestre del encuentro de diferentes paisajes que cambian con el simple factor del movimiento” no es responsabilidad del artista charlatán y tampoco de que la receta-retórica del curador no funcione, es culpa de nuestros prejuicios y falta de fe que no nos permiten participar de la milagrosa transformación de unos espejitos rotos en un paisaje metafísico. Lo que se requiere es creer para ver. Aquí la frase de Tomas en la fábula bíblica se confirma como incorrecta, porque para que el fenómeno artístico suceda hay que creer antes y luego podremos presenciar el milagro. Creer que todo es arte, creer que el sacerdote supremo o curador tiene poderes extraordinarios y que el artista puede convertir el agua en vino. Las supersticiones hacen de la realidad algo irrelevante, porque sus explicaciones de los hechos son más importantes que el hecho mismo. Los mitos de la creación del mundo son absurdos y sin bases científicas, pero su importancia radica en que son una idea que desvirtúa un hecho de la realidad, para replantearlo bajo un punto de vista favorable al poder de la secta. En una obra contemporánea la situación es igual al fenómeno religioso, lo de menos es la obra, lo trascendental de ella son los significados y las explicaciones del curador y del artista, y el peso que estas invenciones tienen dentro de su conjunto de creencias. Para que funcionen los poderes de las reliquias religiosas y los amuletos que tienen la capacidad de cambiar el destino del creyente, lo primero es asimilar que no son lo que vemos, que son algo más que no se aprecia en su naturaleza.

Así, si como sucedió con las pruebas científicas, los huesos de Juana de Arco resultan ser de gato, es irrelevante, para los fanáticos son de una santa y se les debe veneración. Los adoradores de los objetos del arte contemporáneo se reverencian ante unas sábanas sucias con sangre, cabello enmarcado y desperdicios alimenticios, porque al ser de un artista eso provoca que su naturaleza sufra un cambio igual al de la transustanciación, convirtiéndose en arte. Sin justificación, sin soporte intelectual, únicamente con el poder de la fe. El arte ha dejado de ser inteligente, es una superstición fanática, un espectáculo que se sostiene en dogmas y se apoya en las instituciones para legitimarse, humillando a la luz de la razón. La historia del fanatismo es la de la barbarie, el odio al otro, la negación de la sabiduría. Al arrojar al arte a la superstición están lanzando a la humanidad en un retroceso peligroso y fatal. Esto va más allá de caprichos retóricos, es desechar el camino que nos ha sacado de un estado primitivo e ignorante. En nombre de un dogma han saboteado a las pasiones, al arte, a la belleza y a la inteligencia que son nuestra energía y los elementos esenciales para seguir evolucionando.

Publicado en la Revista Replicante.

16 comentarios:

sonoio dijo...

no concuerdo con tú visión sobre el arte contemporáneo,porque me parece que dejás de lado a grandes artistas y el pensamiento que ellos generaron, lo que quede de la producción actual no sé si lo podremos evaluar, aunque considero que hay mucho de lo que vos decís
te sigo y te leo...


beso

Anónimo dijo...

Avelina, tenemos que aceptar un hecho, el Arte fue un instrumento del Poder. Y el Poder lo usó para justificar las vilezas más abyectas de las que se tenga memoria, como la creación de la religión. Pero el Arte siempre ha usado ese poder de mimesis y comunicación para sus propios e inútiles fines. La única función del Arte libre es la belleza (no confundir como hacen los retóricos curatoriales con lo "bonito"). Hoy la obligación del arte es hacernos "reflexionar" por medio de la retórica. La religión es lo que es hoy porque el dogma usó lo sublime para darse credibilidad. Hoy sólo tenemos el mediocre discurso de un Borja Villel para justificar un museo lleno de basura.

Daniel Pérez dijo...

Tu razonamiento es inteligente e irrefutable, Avelina: en tanto que superstición y pensamiento mágico, el arte conceptual vulnera el sentido común. Subsiste porque es un formidable negocio para la corporación de curadores y funcionarios que vive del dinero público; pero paralelamente al arte oficial, que como bien dijo Marc Fumaroli no debería llamarse arte porque sólo es un entretenimiento para millonarios y esnobs, también subsiste la comunicación humanística y racional de la pintura. Como siempre, el bien y el mal entremezclados, la variedad que impera en todas las cosas. Y hay que aceptar que sea así, porque el sueño de un mundo unificado no conduce a nada bueno.

DOSEVÉ dijo...

LOS ESCLAVOS DE LA SUPERSTICIÓN SON LOS PRIMEROS QUE SE NIEGAN A SER LIBRES. PARA ESO SE NECESITA TEMPLANZA, ARRIESGARSE A LA NUEVA EXCOMUNIÓN: NO ENTIENDES. EL ARTE CONTEMPORÁNEO ES UN ENGAÑO. ES UNA ENTELEQUIA QUE EXISTE GRACIAS AL TEMOR QUE NOS HA INFUNDIDO. QUE LOS CRÉDULOS Y TIMORATOS SE ACERQUEN AL PELIGROSO DON FRANCISCO DE GOYA Y RECUERDEN SUS PALABRAS DE HACE 200 AÑOS, "LO QUE HACE UN BUEN SASTRE"

Cordax dijo...

No concuerdo del todo con tu razonamiento. Sí, que la mayoría del arte contemporáneo esté en crisis, nadie lo pone en tela de juicio. Pero, comparar la superstición con el acto de fe y aún más con lo sagrado, es un poco peligroso. El fanatismo, hijo único del fundamentalismo, no es la religión; los fundamentalistas existen en todos lados, no confundas los términos.
El arte tiene mucho de sagrado, tú misma lo mencionaste-indirectamente-en tu artículo anterior. El éxtasis de Bernini tiene un poder incalculable, basado en un acto que es sagrado y que no es supersticioso.
No dejes que tu odio al arte contemporáneo, tire los fundamentos de todo el arte en el que crees.
Repito, la superstición no es la base de la fe, ni de la religión. Éstas tienen su origen en lo sagrado y mucho del arte (decimonónico, moderno y en menos medida contemporáneo) son representaciones de los sagrado.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola Avelina, no es tu lucha una lucha de odio, como algunos lo mencionan aquí, creo yo o por lo menos así lo he visto en tus artículos, que tu lucha es por recuperar la dignidad del Arte verdadero, en ocasiones creía que era algo innecesario eso de batirse a duelo con esos seguidores del concepto. Pero ahora voy cayendo a la cuenta, este mensaje va encaminado a abrir los ojos, a despertar conciencias más allá del arte, tus escritos reflejan la ceguera colectiva que vivimos. Bueno, no desistas, abrá quienes te digan que ya cansaste, que ya cambies de tema, que dejes a esos ladrones repartirse el botín, etc. Pero esto no se trata de estar en contra, ni de resistir, sino de defender el aspecto más sublime del ser humano: el Arte, que de un tiempo a la fecha en su nombre se ha hecho de todo, menos lo esencial que es la capacidad de hacer sentir... ¡de hacer sentir que estamos vivos con una chingada!, no somos zombies parlantes, sin embargo eso lo que se ve.

Atte. Roge

Aldo Nadezh Hinojosa dijo...

Hola Avelina!

Quiero invitarte a tí y a tus lectores a la VENTA DE OBRA DE ARTE DE LA ENAP que se llevará a cabo este sábado 4 de diciembre en las instalaciones de Radio Unam de 12 pm a 12 am. Habrá precios únicos de $500 y $1000.

Para más detalles pueden ver:
http://nadezh.blogspot.com/2010/12/venta-de-obra-de-arte-sin.html

Sería genial verte por allá y saludarte!

Saludos muy cordiales!

Anónimo dijo...

Yo estoy en total desacuerdo con Avelina, y por eso me amoparo en un pudoroso anonimato. Y voy a confesar porqué: La única manera de deshacernos de los curadores y los directores de los "MuCs" (museos de contemporáneos) como Osvaldo " El Bolsillos" Sánchez, Taiana "La se alquila" Pimentel, Itala "La junior Torpe" Schmalz, Cuauhtémos "Solomillo" Medina, Sofía "Si no te gusta no entiendes" Hdez Chong, Tania "La enchufes" Aedo, Graciela "Mi comisión" de la Torre y demás fauna nociva, es con un rito vudú ofrendando la sangre de una performancera virgen como La Conge para que en luna llena La Sáizar se despierte gritando ¡córranlos a todos!

Irving dijo...

Leo tus entradas con gran interés y, sinceramente, encuentro que tus ideas sobre el arte contemporáneo están fuertemente fundamentadas. Lo encuentro sólo en el plano "técnico", sino también en el plano del modo de ser del arte.

En alguna entevista preguntabas cómo puede llamarse a la ENAP escuela de arte si no revisan algo básico como el dibujo. Sin embargo, no sólo me preocupa la ENAP. Las manifestaciones artísticas de la UNAM, creo, se olvidan de que detrás de algo de la naturaleza del arte existe Técnica. Todo termina pendiendo del discurso del curador, dices... pero me inquieta que, a veces, ni si quiera haya un discurso, una labor intelectual creadora.

Me encuentro con esto y pienso que es una mala broma, pero parece ser real. Una serie de fotos "homenaje". ¿Técnica? ¿Dircurso? ¿Dictadura del curador? Me parece indignante. No hay, ni siquiera, algo así.

La responsable es ella: http://www.blogger.com/profile/06835861624088281644
El asunto del que hablo es éste: http://100alumnasunam.blogspot.com/

Y realmente me pregunto: ¿son fotos bien tomadas?, ¿carteles bien diseñados? Y al nivel del modo de ser de la obra pregunto ¿dice algo del mundo?

Me preocupa... No hay examen de dibujo en la ENAP. Y esto, pienso no tiene, ni muy por debajo, un discurso (en el sentido fuerte)... ¿qué piensas?

Tercov dijo...

Juajuajua, coincido!!!Todos al tanque de damian Hirst pero con tiburón vivo!

Anónimo dijo...

@irving:
Me dio curiosidad ver esas fotos, nunca me lo imagine, jajaja.
Lo único que salva a las fotos es que las chavas estan buenas, pero la verdad parecen fotos de revista para caballeros de mala factura.

Se nota a la primera que la fotografa es amateur (pero con ganas)no lo se, he visto mejores fotografias en la red social "sexy o no". Es mas, creo que he descubierto la super técnica que la señora utiliza para el efecto de su fotografía: photoshop-imágen-mapa de degradado y voilá.

Ya en serio, siento pena por las estudiantes que se prestaron para ese experimento malecho y sin un argumento válido para su ejecución.

Saludos.

Aldo Nadezh Hinojosa dijo...

Que onda con esas fotos de la unam? es broma verdad? o de plano las encargó Consuelo Saizar? Pero que nos puede sorprender!! acaso no vieron Arte Shok (también producido por la unam)?

PACO HIDALGO dijo...

Tema peliagudo y con muchos matices, aunque en lo básico coincido con tu juicio. Es una excelente entrada, bien documentada y bien argumentada. Accedo por primera vez a este blog, que me parece interesantísimo y original. Te sigo y volveré con tiempo. Un cordial saludo desde ArteTorreherberos (http://artetorreherberos.blogspot.com).

Lenin Rojo dijo...

Gracias de nuevo por tu lucidez y tu defensa del arte.La verdad es que el arte contemporáneo no es tal sino pura indigencia y chabacaneria.Quieren que veamos poesía donde no hay más que basura , la imágen que encabeza tu artículo es por demás acertada, para mirar con los ojos de la fé hay que sacarse los ojos de la cara,y entonces podrá aparecer lo que los otros te digan que debes ver.Estamos en verdad en lo opuesto de la caverna de Platón, nos quieren de regreso en las sombras para hacerles el caldo gordo a los coleccionistas y curadores de seudo arte actual.Lo mejor es que no todos están dispuestos a dejarse arrancar los ojos para mirar con los ojos de la fé.Un abrazo Avelina

Samuel M dijo...

Estimada Avelina. Leo con mucho interes tus textos. Comparto contigo la preocupación por el estado catastrófico del arte acual. Tengo una pregunta que hacerte: Que hacer con el arte experimental? Costruyámos un escenario hipotético en donde cambien la correlación de fuerzas en la burocracia cultural, se deje de darle tanto impulso al arte contemporáneo y la pintura comienze a ser revalorada y reintroducida en los espacios oficiales de donde ha sido expulsada. Supongamos que te encuentras en el Lugar de Consuelo Saizar. Que harías?
a) Expulsar al conceptualismo de los recintos oficiales.
b) Equilibrar las muestras entre pintura y lo que llaman medios alternativos.
c) Asignar edificios destinados al arte experimental y reservar lo propio para las manifestaciones tradicionales.
En esta hipotética situación creo que estaríamos en puerta de un problema político, con derivaciones en cuestiones tan delicadas como la de la libertad de expresión, sobre todo si tu opción elegida fuera la a). Que hacer para no cometer el error de promover de anulación del género oponente? Esto es lo que el conceptualismo ha estado intentando hacer con la pintura desde hace años. Y pues, creo que no somos iguales. Los que apoyamos la pintura nos veriamos muy mal impulsando la desparición de la instalación. El arte conceptual tiene muchos seguidores, y ya me los imagino organizando manifestaciones y protestas.
(que buen escenario de ficción no?) Coincido con el 99% de tus tesis. Sólo me ha inquietado una afirmación tuya, y es en la que acusas a Duchamp de "burgues y reaccionario". Si bien el Sr. Duchamp es el responsable intelectual y material de el hoyo negro en el que se encuentra sumido el arte, si creo que la intencion del mencionado era burlarse de la élites culturales y no creo que se imaginara que su provocación fuera a ser tomada como el máximo valor artístico de nuestros tiempos. Creo que si viera la situación actual se estuviera cagando de risa o se aventaba de cabeza a un pozo. En fin, mucho te agradecería me ayudaras a esclarecer estas cuestiones. Te invito a pasar a mi Blog: www.samuelmelendrezpintura.blogspot.com donde tengo una entrevista publicada en Replicante. un caluroso saludo.

Samuel M dijo...

Estimada Avelina. Leo con mucho interes tus textos. Comparto contigo la preocupación por el estado catastrófico del arte acual. Tengo una pregunta que hacerte: Que hacer con el arte experimental? Costruyámos un escenario hipotético en donde cambien la correlación de fuerzas en la burocracia cultural, se deje de darle tanto impulso al arte contemporáneo y la pintura comienze a ser revalorada y reintroducida en los espacios oficiales de donde ha sido expulsada. Supongamos que te encuentras en el Lugar de Consuelo Saizar. Que harías?
a) Expulsar al conceptualismo de los recintos oficiales.
b) Equilibrar las muestras entre pintura y lo que llaman medios alternativos.
c) Asignar edificios destinados al arte experimental y reservar lo propio para las manifestaciones tradicionales.
En esta hipotética situación creo que estaríamos en puerta de un problema político, con derivaciones en cuestiones tan delicadas como la de la libertad de expresión, sobre todo si tu opción elegida fuera la a). Que hacer para no cometer el error de promover de anulación del género oponente? Esto es lo que el conceptualismo ha estado intentando hacer con la pintura desde hace años. Y Los que apoyamos la pintura nos veriamos muy mal impulsando la desparición de la instalación. El arte conceptual tiene muchos seguidores, y ya me los imagino organizando manifestaciones y protestas.
(que buen escenario de ficción no?) Coincido con el 99% de tus tesis. Sólo me ha inquietado una afirmación tuya, y es en la que acusas a Duchamp de "burgues y reaccionario". Si bien el Sr. Duchamp es el responsable intelectual y material de el hoyo negro en el que se encuentra sumido el arte, si creo que la intencion del mencionado era burlarse de la élites culturales y no creo que se imaginara que su provocación fuera a ser tomada como el máximo valor artístico de nuestros tiempos. Creo que si viera la situación actual se aventaba de cabeza a un pozo. En fin, mucho te agradecería me ayudaras a esclarecer estas cuestiones. Te invito a pasar a mi Blog: www.samuelmelendrezpintura.blogspot.com donde tengo una entrevista publicada en Replicante. un caluroso saludo.