domingo, 24 de octubre de 2010

MAX ERNST, UNA SEMANA CON SADE


“¡Qué coraje, y qué espíritu hay tener para haber gustado, como vos, de todos los placeres! Solo al hombre de genio está reservado quebrar todos los frenos de la ignorancia y la estupidez.” Dice Madame de Saint-Ange en la Filosofía del Tocador del Marqués de Sade mientras presencia como Dolmance sodomiza a una joven para enseñarle los verdaderos misterios del orgasmo.

En la colección de collages que realizó Max Ernst para su novela gráfica surrealista Una Semana de Bondad, Une Semaine de Bonté, el desarrollo de las escenas está dividido en siete días y siete elementos capitales, relacionando la creación del mundo con la creación de las pasiones. Siento, luego existo. La toma de conciencia se hace a través de las emociones que puede despertar la posesión. El que posee, es. Y ser poseído se convierte en la fellatio. Para el personaje de Sade, Dolmance, la enseñanza del libertinaje se divide en: la sodomía universal, las imágenes sacrílegas y los gustos crueles, en versión pasiva y activa, está puede ser la sinopsis de las 184 collages de Una Semana de Bondad.
Alucinaciones y delirios sin prejuicios, en donde el éxtasis es expulsión de fluidos que inundan habitaciones, muelles y casas, en los que los personajes flotan, midiendo su pasión con el nivel que alcanzan sus eyaculaciones, los cielos son vulvas voraces que se tragan en remolinos centrífugos a bellas jóvenes de senos redondos, celestinas de velos negros y tipos elegantes. El Marqués de Sade fue un ícono del surrealismo, el poeta Paul Eluard denunció: “Por haber querido dar al hombre civilizado la fuerza de sus instintos primitivos, por haber querido liberar la imaginación amorosa, y por haber luchado desesperadamente por la justicia, y por la igualdad absolutas, Sade fue encerrado casi toda su vida en la Bastilla, Vincennes y Charenton”.

El asesinato, la tortura, la zoofilia, la mentira, los juegos macabros y la nula diferencia entre el bien y el mal, hacen que los collages se conviertan en ilustraciones de los principios esenciales de la filosofía de Sade. Escenas que recrean los retos eróticos de las 120 jornadas: una joven se desnuda dentro de un mausoleo para ser poseída por hombres con cabezas de gallos, mientras otra espera su participación en la orgía dentro de un ataúd. En la serie Azul, de elemento la sangre, el protagonista de la narración es Edipo, y se centra en la intriga de los personajes y el asesinato. Mujeres tocadas con nidos cargados de huevos y hombres-pájaros. La madre que atormenta, posee, viola, devora, que invita a hacer de la maternidad un amasiato y el hombre asesino que ciego se libera. “¿Qué relación puede haber entre aquella que me ha puesto en el mundo y yo?” Pregunta Sade. Edipo se pudo mirar a sí mismo hasta el momento que se sacó los ojos.
“El individuo sincero fracasa en medio de una sociedad de gente falsa, es necesario mentir para lograr un poco de felicidad”, advierte el Divino Marqués y los personajes de Ernst con alas negras murmuran, conspiran, en medio de salones burgueses sodomizan a un sirviente y las damas con caparazones de moluscos traman sus aventuras en intimidad cómplice. La muerte-madre con alas diabólicas se despide de su hijo con un beso y lo entrega a un cirujano, un hombre con cabeza de concha-pájaro fornica a una mujer, fetichismo, látigos, dragones como mascotas fieles, hombres con cabezas de león que seducen jovencitas que muestran sus senos complacientes.


El placer es para Sade la puerta del conocimiento, la ignorancia se apodera de quienes no saben nada de sus emociones, de sus deseos y del camino para satisfacerlos. Una Semana de Bondad fue realizada durante una estancia de Ernst en Italia, un trabajo obsesivo que llevó a cabo en sólo 3 semanas de recorte, retoques con pumilla y de establecer la narración. Estas láminas realizadas con grabados de novelas románticas de folletín del siglo XIX y libros de anatomía, poemas de Milton ilustrados por Doré, entre otros, demuestran que el caos de las orgias sucede con un orden implacable, como lo establece Sade en sus reglas para las 120 Jornadas. En el placer no existe la coincidencia, todo ha sido planeado, calculado, como en estos collages, degenerados por decisión.
Publicado el 23 de octubre del 2010 en el suplemento cultural Laberinto de Milenio Diario.
Collages de la novela gráfica de Max Ernst, Una Semana de Bondad, Une Semaine de Bonté.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Avelina! Le has dado la verdadera dimensión a los collages de Ernst. Al establecer la relación de éstas obras con Sade, también destruyes la supuesta "casualidad" del surrealismo. Atribuirle a esta obra puramente sadeana el epíteto de surrealista, es menospreciarla. Pero como ocurre con la obra de Sade, es mejor para la tranquilidad de nuestra conciencia, malinterpretar el mensaje y mutilar su significado. El verdadero significado de estas lecturas es demasiado inquietante y revelador de nuestra verdadera naturaleza.

Luis dijo...

Sade está en cada uno de nosotros.El hombre es mitad razon ,mitad instinto
Los grandes artistas son los que bucean en el instinto con genialidad.Su obra es trascendente.
Ahora, cuando la mediocridad actual trata el tema, solo consigue folletines pornográficos ,y si los pinta obtiene peores resultados que lo que muestra una máquina fotográfica.Es que la creación no es cosa fácil; algo de inspiración , y mucho taller, como decía Picasso.
Pintan un asquete, luego hablan al curador amigo, y este realiza una tarea de "hermoseado" digna de admiración .
Entonces el comun de la gente dice: si
esto opina el doctor, o el licenciado, debe ser cierto. Es una porquería, pero de alta calidad....

PERIPECIA dijo...

Siempre hay forma de "ver" lo que otros no ven, algunos lo llaman "posibilidades de lectura", "competencia textual", "asociación referencial", "intertextualidad"... Avelina explica una obra a partir de otra, es válido y se agradece, pero de ahí a revelar "el verdadero significado" en el trabajo de Ernst, como lo plantea Anónimo, sería por lo menos dogmático.
Tampoco es cierta otra afirmación del compañero comentarista: En el Surrealismo la casualidad juega un paper circunstancial y transitorio en los procesos creativos; su expresión final es un espacio simbólico que, por esa misma naturaleza, no es "casual".

Anónimo dijo...

A Peripecia: Es verdad que la imagen esta sujeta a miles de interpretaciones, tantas como observadores, etc. Pero es un ejercicio estético interpretar las fuentes de inspiración y los códigos visuales de las obras, a eso se dedica el Instituto Gombrich. Lo que nosotros podamos sentir ante los collages de Ernst, notiene nada que ver con lo que el autor pretendió comunicar. "Emociones" ante la observación de una obra hay miles y cambian incluso en un mismo sujeto según la hora del día, pero la interpretación de las fuentes es una sola y no puede ser otra.
Entypo.

Aristeo Becerra dijo...

Hola, me gustaría mucho escuchar una plática pública de Avelina. ¿Habrá alguna fecha próxima para alguna conferencia o presentación?. Muchas gracias, saludos.

Aristeo Becerra M.

Lenin Rojo dijo...

Hola Avelina, gracias por tu columna acerca de Max Ernst y sus collages.Hay que tener ganas de visitar el lado oscuro de la Luna para disfrutar de tan inusitados y extravagantes acoplamientos.Se ve como disfruta el artista desafiándose y retando la imaginacíon del espectador. Aunque yo siempre he sospechado que el collage encubre alguna debilidad de la propia imaginación, cuando se ha agotado la propia capacidad de deformar imagenes es cuando se puede suscitar la novedad de la imágen recurriendo a la extrapolación de imágenes inesperadas,yuxtaponiendo ,recortando, pegando, multiplicando y es válido ,pero a la vez uno extraña la generación de la imagen única y creada.No escogida.En fín , gracias

anarkasis dijo...

Uno. A principios del verano esta exposición, estaba en Madrid,
No se como la habrá ordenado el comisario por allí, pero la de Madrid estaba tan desordenada que difícilmente alguien hubiera llegado a la conclusión de ser una secuencia de Sade, Peor aún, todas las notas y comentarios enfocaban hacia "su"realismo (en fin), a pesar que muchos clichés que son cantados.
Le ruego que me confirme este desorden o no, empiezo a sospechar que estas exposiciones itinerantes van ya montadas, y que ponen de comisario a quien mejor la chupa, pues van para cobrar y nada más.

Dos, No dejaron cámara, (puede que a los acreditados si) y esto es algo que me repatea, ¡como si las cámaras actuales hicieran algún mal al arte!, por lo que, respetuosamente le pido si me deja llevarme estas imágenes., y si no, también me las llevo por habérNOslaspuesto

Avelina Lésper dijo...

Anarkasis:
1. La conclusión de una semana con Sade es mía, yo interprete así la obra,por la similitud entre la obra del Marqués y las imágenes. En la expo en MX esta ordenada por día de la semana y colores.
2. Acá si dejaron tomar fotos, de hecho fotografíe toda la obra completa, las 180 imágenes y claro que puedes tomarlas, para eso es la red.

luis dijo...

Te gusta el collage? Qué no es algo así como el ready made? algo de lo que estás en contra

Marcos Peralta dijo...

Me re gusto la comparación. He leído las 120 Jornadas de Sodoma y Los infortunios de la virtud y aunque me gusta francamente Sade como un denunciante político de las atrocidades que se cometían en su tiempo entre los Millonarios que habitaban en los castillos de la edad feudal que sobrevivían aun en su época, alentando el ideal revolucionario de la Revolución Francesa y también expresando su filosofía de la tortura que los revolucionarios aplicaron con la guillotina; como militante Trotskista, sin embargo, creo en la Virtud de los Hombres que se elevan por encima de la sociedad como genios en alfombras voladoras; comparto el papel de los sueños como virtud para cambiar el mundo dominado por las imágenes en el que vivimos. La llave de quienes somos y hacia donde vamos esta en los sueños, en eso comparto el ideal Surrealista. ¿Conoces algo del Principio de Sincronicidad? Yo creo que mucha de las obras de Max Ernst esta marcado por ese principio que bien resumió Freud diciendo que nada es casual. Sade es el Loco que condeno la sociedad porque allí estaban el reflejo de sus jueces que lo condenaron al aislamiento. Sade buscaba como buscaban los Surrealistas darle un papel a los sueños y a la ficción que nunca antes había tenido, y ese era, el de transformar la mente de la gente a través del libertinaje, único recurso para llevar escandalizar a los que como dijo Evaristo Carriego son los los seres más temidos: Los Limpios Perfectos. Cito para terminar una frase del mismo Carriego, el poeta maldito Argentino, el Flaneur de las calles de un Buenos Aires aún pampeano: "Es preferible la lepra que roe a los abyectos que la higiene de los limpios perfectos". Gracias por compartir tu información y hacer dialogar la obra de Max Ernst con la de Sade, aún hay mucho por decir y para eso estamos acá, para decirlo sin ambages.

Marcos Peralta dijo...

Gracias por hacer dialogar la Obra de Ernst MAz con Sade. He leido 120 Jornadas de Sodoma y Los Infortunios De LA Virtud y puedo decir que la obra de Sade busca con tanto libertinaje denunciar lo que ocurría dentro de los palacios de los burgueses en esa época, sus crímenes impunes que quedaban murallas adentro; Sade es el inspirador de la sangre en la Revolución Francesa, solo una mente como la de el confinada al encierro podía mover la mente de los burgueses y sacarlos de su comodidad. Tanto así para los sueños, la psicología y el arte que los Surrealistas alentaron como llave para entender un siglo de guerras. La Ficción y los Sueños son las llaves del entendimiento humano sometido a las trabas de este sistema que debe caer. Si bien Sade nos enseña a vivir sin Fatalismos y que las Virtudes poco valen, como militante Trotkista y amante de la Literatura y el Arte, debo reconocer que la virtud es una de las herramientas más fuertes que puede tener el hombre para no dejarse atrapar por el vórtice del capitalismo. He tenido sueños reveladores que justamente hoy volviendo a ver las obras de Arte de Ernst Max (POR CIERTO TAMBIÉN ADMIRO A CARRINGTON)me han ayudado a interpretar el valor simbólico del Infierno de Dante como campo de olvido donde todos buscan salir de el pero que solo las almas virtuosas logran salvarse para llevarme de vuelta a las figuras de Leones que cuidan torres mientras el caos domina la acción de los bosques en tinieblas, y ese león, como el leo de San Marcos, es Leon Trotsky que a salvo del olvida habita en cada rincón de los corazones revolucionarios para que no caiga en el olvido negro; el es la prueba de que la virtud y la rebelión son armas para la defensa. ¿Alguna vez leíste algo del principio de Sincronicidad y el papel de los sueños en la obra de Jung? Es la piedra angular para interpretar parte del mundo onírico. Volviendo a Sade diré para cerrar en palabras de Evaristo Carriego, ante aquellos que lo censuran: "Es preferible la lepra que roe a los abyectos que la higiene de los limpios perfectos". Espero poder seguir dialogando con vos. Yo tampoco tengo Facebook y esta clase de cosas me ayuda para seguir indagando en el mundo que me rodea. Gracias por tu aporte a la cultura.