domingo, 16 de agosto de 2009

Y SIN EMGARGO, NO ES ARTE





Páginas Amarillas, novela en varios tomos.

Zapatos Viejos, Vincent Van Gogh.

Wal-Mart, el museo de arte contemporáneo más grande del mundo.

Repetir teorías no las hace ciertas, sólo demuestra que seguir es más fácil que disentir. En el arte siempre ha estado presente el objeto común, desde sus orígenes ha sido motivo de reproducción, en las pinturas de los muros de Pompeya observamos a las personas y su cotidianeidad con los objetos que las rodean. Los bodegones y naturalezas muertas, las almohadas de Durero, los Golfillos de Murillo están enmarcados por objetos, las pinturas de Pieter de Hooch, los zapatos de Van Gogh, el objeto siempre ha sido recreado por el arte. Es absolutamente falso decir que con el ready-made se inventó la noción de que se podía llevar un objeto común al terreno de lo artístico y convertirlo en una obra de arte.

Establezcamos las diferencias. La pintura, grabado o escultura al recrear con maestría un objeto común lo convierten en una obra de arte, esto permite miles de interpretaciones diferentes, porque cada artista tiene una visión distinta de los objetos que plasma. Lo que hace el ready-made es expulsar el trabajo creativo para que a través de un decreto conferir status de arte a cualquier objeto, sin realización, con sólo una idea. Traslademos esto al terreno de la literatura: alguien toma las etiquetas de calorías de los alimentos, la composición química del Ritalin, las instrucciones de uso de la aspiradora y sin cambiarles ni una línea dice que son poesía. No dudo que teóricos tipo Arthur C. Danto lo aplaudan y en las universidades impartan un doctorado que lo explique y miles de “poetas” que lo imiten, y sin embargo no será poesía. Otra cosa es la apropiación, para el ready-made esto no es una búsqueda de aportación, es una forma de abolición de la creación artística, por eso hasta la Mona Lisa es un ready-made. Siguiendo el ejemplo literario, es la acción descarada de tomar una obra terminada de un autor, despojarla de su nombre y poner el nombre de otro escritor como autor. Lo que en literatura es plagio o robo, en artes plásticas es osadía. Esta doble forma de señalar lo que sucede en las artes plásticas y que no tolerarían en otras áreas del arte es lo que ha dado paso a que existan las “artes visuales” y que defiendan el found footage como obra y no le digan plagio. Llamarle apropiación dulcifica la prostitución de la realidad. Lo que hace bella a una pintura no es que plasme temas bellos, es que hay belleza en la factura; las frutas podridas del Caravaggio no son bellas, es bella su pintura, la habitación de Van Gogh no es bella, lo que es deslumbrante es la factura de la obra. Creer que el ready-made trató cambiar o trastornar nuestra idea de lo bello es el afán de despreciar la trayectoria de las artes plásticas.

Hacer de un objeto común y corriente una obra de arte por la designación del “artista” es apelar al fenómeno milagroso de la transustantación y pretender que algo cambia su sustancia porque el texto curatorial lo dice. Esto sucede por un acto de fe, se trata de “creer”, no por razones objetivas que lo avalen. Si alguien deja de creer en el fenómeno, este deja de existir. El arte no es magia, ni alteración de sustancia, es creación. Las obras existen porque los artistas las hacen, no porque las designen. Es tanto como afirmar que el directorio telefónico es una novela, porque el “escritor” así lo decidió, y los editores van a venderla con esta premisa y los lectores van a leerla y decir “no sabes, es de lo más interesante y tiene miles de personajes”. Y lo harán, surgirán seguidores que van a defender su causa, porque de esta forma les ahorran el inmenso esfuerzo de aprender a escribir y de la noche a la mañana existirán miles de escritores con sus novelas terminadas. Ya veremos a los escritores verdaderos denunciar la tomadura de pelo.

Así como hoy le dan el premio Turner a un robo de los cartoons del gato Felix y los Simpsons, le darán el Príncipe de Asturias al que haga sus novelas con las instrucciones de su computadora. Lo que sigue es que un curador o un teórico tipo Arthur C. Danto o un artista conceptual “designen” que el Wal*Mart es el museo de arte contemporáneo más grande del mundo. Venderán y comprarán sus ready-made en miles de dólares.

Y sin embargo, no es arte.


Publicado en Laberinto de Milenio Diario el 14 de agosto del 2009

31 comentarios:

Hartismo dijo...

Excelente artículo, claro y al mismo tiempo denso. Enhorabuena.

JuanMa dijo...

Cada vez pienso más en que lo que hace al arte arte no es el "qué", si no el "cómo".

Daniel Pérez dijo...

No es arte, y sin embargo es la línea dominante en el universo institucional del arte en todo el mundo, como se demostró en la última Bienal de Venecia, que tal como dices podría haber sido presentada como una sucursal de Wal-Mart. Creo que a esta altura de la historia el concepto de arte remite socialmente a una dimensión de extremo refinamiento cultural a la que mucha gente ambiciona pertenecer; personalmente me parece comparable al largo apogeo del marxismo en el siglo XX, cuando los intelectuales, escritores, poetas, científicos y artistas, para tener verosimilitud y repercusión como tales, debían proclamarse marxistas. ¿No será que el arte ha venido a ocupar el vacío dejado por la decadencia del marxismo en el espacio simbólico de la superioridad cultural?

Ximena dijo...

Gracias avelina, el ejemplo de la guía de teléfonos me parece muy bueno.
Copié esta frase tuya: Lo que hace bella a una pintura no es que plasme temas bellos, es que hay belleza en la factura.
que es lo que yo quise decir en este cuadro, un pedazo de mantel de plástico pintado:
labelleza n oestá en las cosas sino en los ojos que las miran.
Saludos
Ximena

Alejandro Montoya dijo...

¡Hola, hola!
He leído algunos de tus textos en el blog. Me gustan, me sorprendes. Algunos parecen como galletas rebosantes de habanero.
Seguimos trabajando para la expo; será durante el pròximo FCH, en el exarzobispado. Obviamente estaremos en contacto. Quiero que sepas que estamos furiosos. Yo particularmente, no sabes cuanto..

Hugo Garcia Michel dijo...

Estupendo artículo. Avelina.

Quiero ofrecerte disculpas por la ausencia y por no haber pactado aún la entrevista con Eco (espero que siga dispuesto a hacerla). Lo que sucede es que el sitio aún no acaba de estar en la red y eso nos ha ocupado mucho tiempo. Pero los problemas se han ido resolviendo y ya pronto podremos arrancar... y hacer esa entrevista.

Un abrazo para ti y para Eco.

Con gran afecto.

JulioBelmont dijo...

PART1
Me hace ruido en la mente, y me hace citar lo siguiente; hoy al plasmar escenarios de caos en un contrastes de color que dulcifican ò encriptan la posible agresion por lo que representa ò el retomar simbolos o iconos que la cultura promedio se ve vulnerada, por ello la encubierta para la masa, seria retomar la practica de hacer digerible la fealdad el caos y la locura a la moral, osea, es un camino a encontrar la belleza donde la hay como fin inmediato a la lectura, es un juego de sacar de contexto o cifrar para un publico mas especifico. Tal vez una de las formas y recursos mas antiguos de criptar y cifrar en la tradicion que la pintura posee, sino mal me equivoco.
Lo anterior lo menciono porque temo que el arte fue tomado como rehen, como en otras tantas epocas, esta vez el pretexto que escucho una y otra vez es la necesidad de masificar, como si fuese un producto masificable, la cita anterior entra aqui, trataron retomar esa forma de cifrar en lo indescrifrable por el caracter que ya posee el objeto, por ello necesitan generar la justificacion de sus objetos, tal vez por ello en esa cuestion administrativa aun cuando ers pintor te piden el desmenuzamiento de una obra, aqui digo yo, si quisiera describir a tal grado mi obra dejaria sin chamba a el curador, el museografo y entonces creo pasaria a ser escritor, pues entonces la pintura y el dibujo careceria como herramienta para comunicar...

JulioBelmont dijo...

PARTE2
Ahora el arte conceptual se ha vuelto tal vez cuestionable y molesto por el alto porcentaje minimo de ejecutantes, el punto es que asi como se masifico el arte, se masifico el deseo de generar arte masificado, vaya embrollo...
Aqui dire que quien podria tener un porcentaje de responsabilidad se encierra en una sola palabra EDUCACION. Es un hecho que un objeto es comprable hasta que una coleccion lo legitimiza por la necesidad de justificar gastos predispuestos para tal adquisicion, o en un mero acto nepotista. Desde inicios de los 90`s llevo observando el fenomeno, y a un parecer y opinar de la comunidad inmediata cree que solo cierto publico carente de EDUCACION pero poseedor de ECONOMIA invierte en "arte conceptual" o venga solo es un acto reflejo de buena mercadotecnia o blofeo...
venga es educacion en el amplio criterio de la palabra, donde las costumbres intervienen en ello, pues no es lo mismo pararse en un museo a los 7 años por gusto, que por una infame copy-paste para ganarse una galletita por la tarea asiganada de un maestro de clase.
Creo es un reflejo de lo que socialmente se vive, el secuestro por los poderes economicos. La masa no estudia o asiste a un aula para aprender, simplemente lo hace como un deber social, para tal vez repetir como loro por ese semestre lo que se le asigna, creo ya ni siquiera es aspiracional. Somos pocos en una edad entre los 20'S-35`S años quienes conocemos al menos 10 cubiertos y otros protocolos que si bien no es el pan de todos los dias si genera un reflejo en el hacer.
La EDUCACION se confunde hoy con QUE MARCA DE UNIVERSIDAD TE GRADUASTE, PARA QUE COMPAÑIA TRANSNACIONAL VAS A TRABAJAR, TU CASA EN QUE TORRE LA COMPRARAS... venga la educacion se hizo mediocre, y no le hechemos la culpa a la globalizacion, pues los engranajes de ello son otros.

En cuanto a la ACADEMIA del ARTE, mis mas grandes respetos a ciertos personajes, pero en su mayoria creo que en este celo y sentimiento de no ver dado frutos a ellos mismos, generando un odio a sus pupilos en una educacion antiquisima carente de nuevos lenguajes formas y procedimientos modernos, hoy tal vez muchos quieren ser artistas por todas estas falacias que se venden alrededor de ello, por el pan y circo que se rumora, sin contar la carencia de filtro en ello, pero la falta de vocacion habilidades aptitudes y actitudes tarde que temprano florecen, como en cualquier carrera.

Somos pocos quienes nos volvemos pintores por oficio, por el gusto que va mas alla de una forma de vida o de pan y circo. Tal vez somos mas terrenales, menos cirqueros, donde lo unico que nos mantiene vivos es el trabajo diario y el vivir la vida, pues por lo menos para mi, es un oficio como muchos y un trabajo como tantos otros, la diferencia es la satisfaccion el placer y todo aquello que te puede aportar un trabajo para el cual estas hecho.

Y cierro con que Hoy temo que estamos un poco lejanos de un movimiento romantico que anunciara un renacimiento como sociedad que reflejara en el arte, o tal vez la generacion de etapas en lo cotemporaneo es tan zigzageante como lo que abita en un hoyo negro, las etapas ya no duran lustros o decadas, tan solo años...

quienes posiblemente vivimos una etapa romatica, estamos a la sombra por el momento...

Venga Avelina, abrazos

Avelina Lésper dijo...

Daniel: Tienes razón de hecho yo creo que el “arte contemporáneo” es un placebo de la revolución, es una anestesia intelectual.

Avelina Lésper dijo...

JuanMa: De acuerdo contigo. El “que” es la idea, y todos podemos tener ideas, el talento surge en el “cómo”, cómo hacerlas, realizarlas, eso es lo que marca la diferencia.

Avelina Lésper dijo...

Julio: es clave algo que dices, “esto es un circo” , hay más exhibicionismo que arte, más descaro que talento, no es la necesidad real de hacer algo por vocación. Por eso la obra misma queda en un segundo plano, aquí también se compran personalidades, no artistas.

JulioBelmont dijo...

Avelina y a tus lectores; una disculpa indisculpable por romper canones y protocolos de escritura, pesima ortografia y esta escritura zigzagente con resquicios de dislexia electronica, lo siento la neurosis aflora.

Enid Alvarez dijo...

Querida Avelina: Algo que me llama la atención de tu redacción es la forma tan clara que tienes de explicar las cosas. La hilación entre una oración y otra es muy diáfana; el fundamento en la argumentación es convincente y brocada de sentido común.
Creo que si hay quienes encuentran provocativos tus textos, es por-
que cuando uno termina de leerte (por lo menos eso es lo que a mí
me ocurre) surge la sensación de haber hablado con alguien que se
maneja bajo la máxima: "pa´ que tanto brinco estando el suelo tan
parejo".
El raciocionio, una vez echado a andar, suele entrar en un laberinto
de supuestos. Para mí siempre ha sido digno de respeto aquel que
regresa de su intestino filosófico sin haber perdido el piso de la sensatez, el hilo de la objetividad, pero sobre todo, a quienes discriminan la pedantería para plantear su conclusión. En este contexto te digo que lo de Wal Mart me pareció atrevido y genial

The Dark Knight Returns dijo...

Pero, entonces:
1.- ¿El arte es elitista?
2.- Por lo tanto, ¿autocomplaciente?
3.- ¿Y si en verdad se requiere cambiar algunos paradigmas que lo restringen?
4.- ¿Qué tal aquellas pinceladas al azar; o aquellas esculturas que parecen haber sido realizadas de la misma manera...? ¿Son obras de arte?
¿Quién lo decide?
5.- Con el mismo criterio con el cual se decide o valora que lo anterior es una obra de arte, ¿no se le podría conceder mérito a los objetos manipulados?

Rodrigo Cifuentes dijo...

Excelente artículo, lo que me lleva a afirmar que necesitamos menos personas "inteligentes" y mas brutos con buen corazón.

Un saludo, Rodrigo.

Adriana De Villa dijo...

Excelente como siempre Avelina. Me quedo con tu frase "Lo que hace bella a una pintura no es que plasme temas bellos, es que hay belleza en la factura"; quizás con el comentario que voy a hacer me aleje del punto de tu artículo pero clavé mi atención en esta frase porque desde hace unos días traigo una piedrita en el zapato y quisiera contártelo: en julio expuse en Malinalco y me fue muy bien (nunca había ido tanta gente pudiente a una expo mía, lo que se tradujo en venta); a mi me gusta plasmar el cotidiano, por lo tanto pinto al individuo de a pie que veo en las calles, el transporte público, los cafés, etc. y ese individuo de a pie que veo en el transporte público de la Ciudad de México pues es normalmente chaparrito, gordito y morenito; así que a propósito de mis pinturas de gente en el interior de un camión, algunas de estas personas pudientes me preguntaron "¿por qué te gusta pintar a este estrato social? Es la parte obscura de la sociedad" En su momento la pregunta y el comentario me desconcertaron y simple y creo tontamente respondí "creo que lo hago de forma inconsciente" pero al pasar de los días me he sentido molesta con este tipo de comentarios "la parte obscura de la sociedad" ¿¿¿??? por qué? porque no tienen el aspecto de la gente que sale en "Hola" y "Quién" y usan el transporte público? También se me sugirió pintar a gente "famosa" en vez de a "este estrato social". Creo como tú en el trabajo diario ante el caballete para aprender a pintar y aspirar a lograr una buena factura, creo también en pintar, dentro del estilo y los temas de cada quien, con honestidad y verdad para lograr una obra legítima y detesto la banalización del arte.
Saludos cordiales

Avelina Lésper dijo...

Adriana: el racismo en México está arraigado tanto como la ignorancia, pero te diré que a Lucien Freud le decian lo mismo, por qué pintaba a esas personas y se lo decían al Caravaggio,a mi en lo personal me gusta el lado terrible del arte, creo que nos acerca a nuestra esencia humana, no todo en la vida es un retrato de Warhol.

Carolina kerlow dijo...

Descubrí tu blog y me encanta. Estoy de acuerdo contigo en tu postura frente al arte contemporáneo.Me gustan tus artículos pues me parecen claros, valientes,y muy documentados y entretenidos y no un chorote....un abrazo
Carolina Kerlow

Andy dijo...

Y no todo en Warhol son retratos, Avelina; ¿qué hay más terrible que sus series de sillas eléctricas?

Bergomi dijo...

Avelina, creo que desenfocas el asunto. Los procesos por los cuales determinadas disciplinas empiezan a considerarse arte (como le ocurrió a la fotografía, al cómic o al performance) son muy complejos, dependen de demasiados factores y actores como para que un crítico o un grupo de "expertos" puedan sancionar de arriba a abajo: "esto sí", "esto no", etc. El paralelismo que estableces con el mundo científico ("Y sin embargo se mueve") creo que no es acertado. La astrología o muchas otras prácticas asociadas a la superstición fueron desplazadas del discurso científico, pero en el arte, ¿qué disciplina una vez incluida ha sido "expulsada" del Reino del arte? Luchar contra esto es como decir del rock en los años 50: "y sin embargo no es música".

Y más allá de esto (que no tienes por qué compartir) desde un punto de vista puramente práctico y operativo, ¿de verdad crees que es posible que toda la estructura de artistas, museos, galerías, curadores, críticos, publicaciones especializadas, mercado del arte que funciona desde principios del siglo XX... algún día sea vista como una farsa "que sin embargo no era arte"? ¿Tú y quien más vais a cambiar TODA la historia en este sentido?

Betuel Mercado dijo...

El arte se a convertido en una puta...

josema martínez dijo...

Lo que hace bella a una pintura no es que plasme temas bellos, es que hay belleza en la factura
EXCELENTE.
EN EL ARTE HAY QUE DISCIPLINARSE.
SALUDOS

Médium dijo...

Avelina:

Sé perfectamente de lo que hablas, mas me he encontrado con posturas que defienden el arte conceptual desde el argumento de que el arte también es idea. Incluso me han dicho que la pintura ya no satisface la experiencia estética de nuestro tiempo. ¿Será que quien así piensa jamás a logrado sumergirse en el placer creativo que da la factura de una pintura? Tienes razón cuando dices que la belleza no es es ni está en un cuadro, sino en lo que ese cuadro nos puede llevar a experimentar. La dificultad es que a últimas fechas pienso que la sensibilidad (incluso el sentido común) está anestesiada y los artistas conceptuales se aprovechan de ello para ofrecer basura. Una vez alguien me comentó que no va a museos porque tiene miedo de no entender, y no se refería a ir a X Teresa, sino a cualquier museo ortodoxo. Es una problemática de cultura general, nadie nos ha enseñado que el arte es hacer malabares con teorías, sino sensación y sentimientos que por medio de alguna técnica bien ejecutada pueden conmover a otros. Pero, ¿existen esos otros?
Médium.

Anxova dijo...

Bergomi, la demostración de que es posible montar un tinglado mayúsculo con todo el apoyo de las instituciones y hasta los estados, e incluso de manera más exitosa que con el arte conceptual, pero basándose en mentiras y supercherías es la Homeopatía. Una pseudociencia, cuyos absurdos principios han sido refutados una y otra vez por el sentido común y la experimentación científica, pero que sigue aumentando su influencia.

En mi blog tengo un vídeo que desmonta en dos minutos ese gran engaño usando tan sólo el humor. Su planteamiento es tan simple como efectivo: un hospital de urgencias... homeopático.

Pues lo del Conceptualismo, al lado de la Homeopatía es una nadería sin importancia. Porque por apartar el disfrute artístico de la gente nada demasiado grave sucede, pero los millones y millones que maneja la Homeopatía con su venta de agua milagrosa ponen en peligro la vida de muchos enfermos crédulos.

Nacho dijo...

ya está el pesado de la homeopatía

Anxova dijo...

El problema que tienes es que no soy yo solo el pesado. Cada vez os cree menos gente. El engaño no puede durar siempre, deberías asumirlo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes.
Seguir no es mas fácil que disentir. Depende del punto de vista.
Iniciando tu razonamiento desde ahi, la única réplica lógica que queda es; "y sin embargo será siempre arte para alguien". Pero claro el Arte y la lógica no tienen porque tocarse, ¿o, si?.
Saludos

René González dijo...

Mi nombre es René González. Me atrevo a escribirle para hacerle llegar mis opiniones respecto a su artículo “Y sin embargo no es arte” (ya que pone al calce su dirección de correo electrónico). Supongo que éste tiene relación con el anterior artículo de Evodio Escalante “De la apropiación en el arte contemporáneo” que le dedicó a usted una semana antes.

He leído su blog y sus escritos en Milenio donde es patente su ‘cruzada’ contra los fraudes del arte seudo-conceptual contemporáneo y los mercaderes que lo explotan. Actitud sustentada por una formación que se aprecia sólida, sobre todo, en historia del arte. Por eso me extrañaron dos cosas en el escrito de referencia.

• La primera, el análisis con una perspectiva tan estrecha que hace del Ready-made de Marcel Duchamp. El parteaguas que significó Marcel Duchamp y su Fuente en el arte del siglo XX, es ya un lugar común en la crítica estética, y al respecto han escrito con solvencia desde Umberto Eco y Octavio Paz hasta Yves Michaud y muchos más.
Fue un suceso polisémico, pero queda claro que no significó pretender el fin de la obra de arte, sino una crítica muy profunda y hasta humorística al ‘objeto artístico’, que junto con el ‘concepto’ integran la totalidad de la ‘obra artística’. Una metáfora cercana y comparable es la aportación de Saussure sobre el Signo (la obra), formado por el significante (el objeto) y el significado (el concepto). El ‘Concepto’ emitido por el artista es ‘recreado’ en la mente del espectador y el ‘objeto artístico’ es sólo un intermediario, que puede ser cualquier cosa mientras transmita el ‘concepto’, y este es el importante (…aunque no se lo puedan ‘robar’).

La aportación de Duchamp tuvo consecuencias que cambiaron el curso de las artes visuales. Que también haya sido el origen de tantas imposturas y basura que colman las galerías de arte actual eso es otra cosa. Así como el sexo no tiene la ‘culpa’ del lenocinio; el arte mental de Duchamp no tiene la culpa de la prostitución que han hecho de él tantos mercenarios seudoartistas ‘conceptuales’ ignorantes y fraudulentos.

Aparte no sólo fue el origen del denominado arte conceptual a partir de los sesenta. También fue el detonador de muchos y diferentes movimientos de artes visuales, algunos muy bien fundamentados e influyentes y otros verdaderas jaladas: el Neo-dadá, el Arte Pop, el Funk Art, el Arte Op y el Cinético; la Bad Painting, el Land Art y el Process Art (o Anti-forma); el Performance, el Happening, el Accionismo vienés, los del Fluxus y el Body Art; el Assemblage, el Nuevo Realismo, la Junk sculpture y el Arte Povera; el Situacionismo y la Apropiación. Imposible considerar a todos con el mismo rasero.

• Otro aspecto que me llamó la atención de su escrito fue la frase “Creer que el ready-made trató de cambiar o trastornar nuestra idea de lo bello es despreciar la trayectoria de las artes plásticas”.

Se considera que la categoría de lo “bello” como la ‘esencia’ de las artes, fue un concepto que empezó a ser superado desde Rousseau y los Románticos. Los límites del arte (si es que los tiene) van mucho, pero mucho más allá de la ‘belleza’. Se puede hacer arte con conceptos estéticos muy distintos y alejados de lo ‘bello’ y sigue siendo arte. El arte del Marques de Sade no es bello, el de Lautréamont no es bello, el de Ambrose Bierce no es bello, el de Jean Genet no es bello, el de Edvard Munch no es bello, el de James Ensor no es bello, el de Francis Bacon no es bello …pero sigue siendo arte y muy destacado. Se puede hacer arte genuino no sólo con lo ‘bello’ sino también con la fealdad, con lo grotesco, con la transgresión, con la vesania y con el delirio.

Volviendo al primer punto, Marcel Duchamp no es culpable de los estropicios causados por supuestos seguidores que aplican mal sus conceptos. Otra, Duchamp no necesita defensa. El tiempo pone todo en su lugar y a él, a casi 100 años de la Fuente, ya lo puso.

René González dijo...

En el 2005 la revista Arts News hizo una encuesta entre 500 figuras del mundo del arte en Londres para señalar la obra de arte que más influyó sobre el arte moderno y la Fuente de Duchamp quedó en primer lugar y por encima de Las señoritas de Aviñon y el Guernica de Picasso, En el mismo año, en el DF, el periódico La Crónica realizó la misma pregunta a 27 profesores y alumnos de La Esmeralda y el 81% respondió afirmativamente a considerar a Duchamp como el artista más influyente del siglo XX. Ojo, no el ‘mejor’, …cualquier cosa que eso signifique en la apreciación estética. Están también, en mi opinión, Picasso, Kandinsky, Klee y Mondrian, con mayores cualidades técnicas pero la importancia de la influencia de Duchamp es prácticamente indiscutible.

Otra, las aportaciones de la obra de Duchamp no sólo se circunscriben a lo de la dualidad concepto-objeto artístico. Tiene muchas más: • El uso de la ironía y el humor. • La resignificación y reciclaje de objetos de uso cotidiano. • El uso del movimiento. • La Critica al concepto de ‘autor’. • El uso de la acción y del gesto. • La Crítica al concepto de obra única.

Me parece muy loable, Avelina, su firme posición crítica en contra los fraudes conque se manejan las altas esferas de los burócratas del arte nacionales e internacionales, pero creo que se excede al incluir al artista francés y a su obra dentro de ese saco.

Como le dije anteriormente, el tiempo acaba poniendo a todos en su lugar. Como puso a Bosch, a Van Gogh, a Gauguin, a Cézanne, a Gaudier-Brzeska, a Stendhal, a Rimbaud, a Kafka, a Erick Satie y mandando al basurero de la historia a los impostores.

Disculpe la molestia por lo extenso del correo y le agradezco su atención. Anexo le envío un escrito mío sobre Marcel Duchamp, el arte de vanguardia del siglo xx y el problema de la definición de arte.

Un saludo

Avelina Lésper dijo...

René:
Lo que menciona en su carta es el discurso oficial del valor de una obra que yo considero sobre valorada. Las teorías y discursos no son y nunca lo han sido, verdades absolutas e irrefutables. La posición absolutista de impedir que alguien disienta ante el valor asignado a una obra y una trayectoria es propia de las sectas o las dictaduras, por eso yo me refiero a esto como una dictadura intelectual.
Yo disiento de esas teorías y afirmo que el urinario no es arte. Y si hay teorías que lo avalen y son para usted como para miles de personas verdades absolutas, también existen voces que lo niegan y los argumentos de mi posición no son metafísicos o relativistas, como pensar que la mente de otra persona que no conozco “le da valor o significado a algo”. Si algo saben es construir con retorica el absurdo.
Afirmé en mi texto, Y sin embargo no es arte, con mucha claridad, que la belleza no está en el tema, está en la factura. Y pongo el claro ejemplo de la cama de Van Gogh, la cama no es bella, lo que es deslumbrante es la factura. Así que su cita es una mala interpretación de mi texto. Por otro lado admiro y estudio la obra de Sade, Bacon y Goya por mencionar algunos artistas con obras terribles y bellas.
Los grandes errores de la humanidad estuvieron y están sustentados por teorías, los que siguen movimientos políticos absurdos y crueles, religiones asesinas y otros horrores lo hacen con filosofías y discursos, teóricos e instituciones, ese entramado, esa construcción no disminuye en un ápice el error ni sus consecuencias.
No es arte, y la visión estrecha es de quien se siente sobre cogido y emocionado ante un objeto que no inspira nada y que sólo representa como el pensamiento humano puede degenerar hasta la estulticia.
Gracias por su carta.

jorge dijo...

El día de hoy tuve la oportunidad de ver una exposición de Carlos Mérida, sin embargo no pude admirarla con alegría y emoción. La razón es que sus pinturas son abstractas sus esculturas de igual forma, claro es que no soy un conocedor de arte. Me gustaría saber cual es tu opinión al respecto ¿cómo saber cuando algo es arte o no? Si me puedes recomendar algún libro o algo que me pueda ayudar te lo agradezco.

Saludos.