sábado, 11 de abril de 2009

ARTE Y TIEMPO

Retrato del Cardenal Scipione Borghese, del Bernini.



Van Gogh finalizaba un cuadro en una noche de trabajo demencial y obsesivo, sentía que debía terminar antes de morir, antes de enloquecer. En un trabajo más reposado y meditado, con la seguridad del experto prematuro que hace de cada meta un nuevo salto, el Bernini hizo la primera versión del retrato en mármol del Cardenal Scipione Borghese en seis meses; esos botones perfectamente dibujados, el rostro tan vivo que puede hablar, los delicados pliegues del traje que hacen del mármol un filamento tan delgado como una seda. Casi al finalizarlo le dio un golpe que partió en dos la cabeza. Entonces volvió a empezar de cero la escultura y la terminó en quince días con sus noches, sin detenerse. Goya hacía un grabado cada día. Eran los artistas jóvenes de su tiempo. Sabemos que no son carreras, pero el arte se hace. El creador lleva la técnica al extremo del conocimiento para conseguir la seguridad que le brinda entrar con decisión al trabajo y hacerlo, materializarlo. Estamos en la época de la reflexión, a pesar de que todo es inmediato y efímero, superficial y mediático, los nuevos artistas piensan durante largas jornadas antes de hacer, y los resultados no son consecuentes al proceso de meditación. Los artistas se diferenciaban de los filósofos, entre otras muchas cosas, en que resolvían actuando y sus inquietudes, dudas y certezas las reflejaban en la obra. La ira de Picasso está en el Guernica, su obra más valiente y reveladora. Comenzó los bocetos el primero de mayo, el día 11 inicio el cuadro de 3.49 metros por 7.76 metros, en dos meses lo terminó sin ayudantes. La obra que denuncia la brutalidad de la Guerra Civil y la complicidad de Hitler y Franco por acabar con la República.

Bueno, pues esto no es para los conceptuales una preocupación, o no es un motivo de reflexión reflexionar por qué se tardan tanto en hacer una obra. Las bienales comisionan a los artistas y curadores y se toman dos años en dejar unas tablas rotas en el piso con una grabación con audio de gallinero como en el Whitney. El Programa Bancomer BBVA MACG Arte Actual apoya a diez artistas jóvenes para la realización de sus obras. Las descripciones de las obras con su argot pretencioso exhiben los pobres avances en el Blog del proyecto http://www.programabancomermacg.wordpress.com/.
Lo más increíble es que esos mínimos resultados tardaron seis meses y les restan otros tantos para exponer en noviembre. Es inconcebible que a artistas profesionales les tomen estas simplezas tanto tiempo y que hayan requerido investigaciones, juntas y asesorías mensuales con Itzel Vargas y Miguel González Casanova. ¿De verdad tardó López Terroso seis meses en hacer algunas fotos malas para reflexionar “sobre el nomadismo como fenómeno social”? Teniendo en cuenta que no son sociólogos, que de esta “reflexión” no va a surgir un estudio que plantee acciones para la solución de la migración.
Son fotos que no revelan ni una historia porque no tienen un sólo rasgo anecdótico.
Barquet va a realizar “contenedores de madera a escala humana penetrables”, hasta ahora el contenedor de madera, penetrable, a escala humana por excelencia es el ataúd y no creo que a ningún carpintero le tome un año pensarlo y hacerlo. Barruecos reflexiona sobe el PRI con unos collages, en un año puede planear un golpe de estado, ya no digamos hacer unos collages y la obra “pretende crear un ensayo visual a partir de los modos de exhibición que logre encontrar como mejor forma de presentar su trabajo” o sea la obra es cómo enseñar la obra. Al ver los ejemplos de las temáticas, Armas reflexiona sobre el smog, no hay relación espacio tiempo que justifique esa larga reflexión acerca de la obra y la puerilidad de los temas. Si Picasso hubiera reflexionado de esa manera algo tan serio y trascendental como la terrible dictadura franquista se muere y no termina el Guernica. Van Gogh ante la negra presencia de la locura nunca habría acabado un cuadro. Es evidente que la intención es hacernos creer que el trabajo es serio porque se tardan en hacerlo, pero la seriedad está en los resultados, no en la demora o la retórica del discurso.
Yo sugiero a Bancomer BBVA que les cobre intereses moratorios por tomarse un tiempo tan largo en entregar nada.
Publicado en Laberinto de Milenio Diario, el sábado 11 de abril.

58 comentarios:

Blue dijo...

No, no, no tardan en hacer las obras; lo que les lleva más tiempo es PONERLE LOS TÍTULOS!!!Este es un asunto clave. A los alumnos de la facultad de Bellas Artes de la ciudad donde vivo les enseñan que el 50% de la obra es el título. Les creo .Si metes un bolígrafo dentro de un vaso de agua y a la obra la titulas "Bolígrafo en vaso de agua", la obra pierde mucho; pero si, en cambio la titulas "La realidad inmaterial de un sueño",...eh?...¡esto ya adquiere otra dimensión!,¿o no? ¿que nadie entiende la relación entre una cosa y otra? Bueno, eso forma parte del misterio, eso es lo que da VALOR a la obra.
Si, si...seguro que están poniéndole los títulos!!!

Avelina Lésper dijo...

Blue:
Tienes razòn, los tìtulos y elaborar el discurso con el curador, eso les debe tomar toda la creatividad y el tiempo, lo de menos es la obra, eso es cualquier banalidad.

Nes dijo...

Barquet va a realizar “contenedores de madera a escala humana penetrables”, hasta ahora el contenedor de madera, penetrable, a escala humana por excelencia es el ataúd y no creo que a ningún carpintero le tome un año pensarlo y hacerlo.

Sembrada! ja

Anxova dijo...

Mi mujer es muy rápida trabajando. Pero porque pinta mucho. A veces la gente le dice, ante los resultados de su Pintura en Acción ¡Buf, debes haber estado una semana pintando aquí! Y si lo estima oportuno les confiesa que los ha pintado todos en 10 horas seguidas.

Hay gente que se asombra por su rapidez, considerándolo una proeza. Y otros se horrorizan, creyendo que la pintura que hasta el momento les maravillaba no tiene valor al haberse ejecutado rápido. Ambas posturas me parecen igualmente equivocadas. Porque la velocidad de ejecución acompaña a la práctica, a lo que solemos llamar "oficio". Lo que al profano le llevaría días decidir, al artista experimentado le suponen sólo unos momentos de concentración. El trabajo bien hecho no implica dormirse, aburrir a las ostras. Evidentemente algunos proyectos artísticos lleva tiempo desarrollarlos. Ahora precisamente, mi mujer está trabajando todos los días en un mural, en el que ya lleva trabajando un mes y medio y aún le llevará hasta finales del verano por lo menos. Seguramente la segunda fase del proyecto, de mayor superficie, le llevará menos tiempo que la primera, pero como es evidente, no porque la trabaje menos, sino porque ya tendrá mucho avanzado.

Siempre me ha parecido un tanto artificial la dilatadísima reflexión previa que nos quieren vender respecto a los artistas actuales, sobre todo los conceptuales. Me parece evidente que venden humo. Pero incluso me parece raro en algunos pintores de éxito, que hacen de la lentitud parte de su marketing. Porque ¿se tarda tanto en dar una pincelada si se tiene claro donde darla? Creo que existen pocas explicaciones válidas para demorarse mucho con un cuadro: o se posee poco oficio, o se utiliza un método más laborioso de lo normal (por ejemplo pintar un cuadro enorme con un pincel muy fino), o hay un proceso complicado y excesivamente artesanal (por ejemplo veladuras sobre una base verdigrís a la antigua) o se halla el artista en un estado de indecisión grave, haciendo y deshaciendo durante meses... también puede ser que se le esté dedicando muy pocas horas a la obra durante semanas, perdiendo el tiempo en otras labores... o que directamente le estén tomando el pelo a la gente, y la tardanza sea sólo una estratagema para vender mejor.

Yo tiendo a ser rápido, pero no pinto tanto como mi mujer, por lo que no llego a su velocidad. Pero sí he tenido alguna discusión con colegas porque no valoro la lentitud como algo positivo en el arte. Creo que el buen oficio no está reñido con el aprovechamiento del tiempo.

Blue dijo...

Cierto.
¡Hay que HILVANAR con coherencia todas las MENTIRAS para que parezcan VERDAD!

Cecilia Ruiz dijo...

En esta entrada, no termino de hacer una conexión fuerte de la primera parte con la última.
Entiendo que se habla del uso del tiempo antes y ahora, de la sobrevaloración del tiempo que tarda un conceptual en pensar en la idea de lo que hará, en cómo ligarla a conceptos medianamente complejos o todo lo contrario... y que el final huelan a tomada de pelo o a malversación de fondos, y nos preguntesmo 'Qué hicieron todo este tiempo y con todo este dinero? como sea...
Muchos tenemos clarísimo que el tiempo que tarda un artista en realizar una obra, no dice nada de lo buena o mala que ésta pueda ser, lo que importa es el trabajo de años que hay detrás de la persona, la práctica y el esfuerzo continuos de alguien que ha tenido disciplina y ha entendido el oficio... pero aqui ya estamos hablando de obras en las que la calidad sí se puede medir en términos de factura.
En el arte conceptual contempóraneo no es así, y por eso me parece inapropiado relacionarlo o compararlo con el anterior... y es por eso que no termino de ligar todo esto.
Que Van Gogh terminara un cuadro en una noche no es para sorprendernos... la verdad es que su factura se lo permitía... y sus temas y composiciones no eran realmente complicadas...
No creo que Goya hiciera un grabado al día... por el simple proceso que conlleva terminar l aplaca para un aguafuerte o aguatinta, me parece apresurado... lo que sí se sabe es que el proceso de Goya desde los primeros boceto hasta la primera impresión de sus famosos grabados, en ocasiones tardó más de cinco años... y a eso es a lo que voy... El proceso creativo es algo que tarda mucho tiempo, evoluciona junto con la persona y muchas veces parece que no se puede apresurar porque es también fruto de la experiencia y el trabajo... que en algún punto llevan al vituosismo. Como todo esto no tiene cabida en el arte conceptual contemporáneo, creo que el tema del tiempo utilizado en este tipo de "obras" o del "proceso creativo" en éstas, se debe tratar desde otro lado.

JMN STUDIO dijo...

Qué tal a todos.

La verdad no resistí la tentación de visitar la h. página de este patronato o comoquiera que se llame. Estoy azorado: mi imaginación no da para tanto. No puedo concebir qué clase de personas son las que están detrás de esta pantomima de arte.
Da tristeza pensar qué clase de ideas y paradigmas han sido aprendidos por estos jóvenes bajo este sistema educativo en decadencia, no hallo otras palabras para describirlo.
No hay calidad de factura ni un mínimo vestigio de profundidad u originalidad en las "ideas" de estas "piezas". Es la verdad. Le pese a quien le pese.
Ya de una buena vez deberian las autoridades de nuestro país erigir 4 paredes alrededor de cada uno de nuestros tiraderos de basura y convertirlos en "intervenciones mega-geográficas".
Tal vez a algún artista conceptual se le ocurra que toda la basura que tenemos en el mundo, es precisamente porque el planeta entero está intervenido.

Me imagino que por eso jóvenes talentosos interesados en la pintura, mejor han encontrado en el graffiti, en la pared desnuda, una libertad que la academia y el sistema les niega.

A manera de comentario:
Hace algunos meses asistí a una fiesta de la famosa companía de vodka sueco(omito el nombre para NO herir susceptibilidades o por si alguien quiere cobrar derechos de "trademark")

Dicha compañía es famosa por apoyar o patrocinar artistas y diseñadores.
En fin, vi diseñadoras de moda, ebanistas, fotografía, cortometrajes de jovenes cineastas, y el trabajo de dos jóvenes talentosos(uno de ellos, mexicano, me parece) que realizaron un mural en toda la noche.
Otro jóven pintó un mural sobre "skateboards"(tablas de patinaje) en tiempo real, con pinceles y brochas. Un trabajo plástico extraordinario.
No recuerdo nada de "instalación", salvo una joven que realizaba un sweater gigante con pedacería, aunque desafortunadamente, se encontraba en el mismo espacio que los muralistas, los cuales acapararon la atención de todos los que asistimos.
Cuando digo, "todos nosotros" me refiero a gente de entre 20 y 30 años.
No recuerdo ningún performance en este evento.


OJO, SEÑORES JOVENES ARTISTAS: Las grandes marcas no se equivocan en lo que venden, en lo que podria tener un valor para la gente.
El talento se abre paso solo.
Dejen de emular a Duchamp
(que ya tiene bastante que nos dejó) y dejen de hacerle caso a los maestros momias de sus escuelas.
Dejen de comprar fielmente las revistas chic de "arte", salvo que quieran ver qué tenis o qué accesorios están de moda.

El arte verdadero se abre paso por simple inercia.
Consideren si un montón de tablas bajo escombros trascenderá a lo largo del tiempo.
Dejo esta reflexión abierta a los lectores de este blog.
Gracias, Avelina.


JM

Arturo Rivera dijo...

Avelina:

No se puede valorar el Arte ya sea música, literatura, teatro, artes plásticas ( pintura , escultura , grabado, dibujo ) por su rapidez o por su lentitud en cuanto a su ejecución. Hay miles de ejemplos dentro de la Historia del Arte que nos hacen constatar esto.
Como ejemplos de obras que tomaron mucho tiempo en realizarse están: En la plástica tenemos a Vermeer , Rembrandt , Miguel Ángel , Leonardo , Antonio Lopez Garcia, son solo algunos .
Por el contrario dentro de los veloces tenemos a : Van Gogh , Schiele , Picasso , Kirchner , Matisse, etc……etc……
En la música, compositores rápidos, están Mozart , Bach, Stravinsky, Rossini (que en un día escribía una opera completa con todo e instrumentación, Donizetti etc….etc….
En la literatura están como ejemplos de rapidez : Víctor Hugo, Balzac, Bernanos (se aventaba una novela en un día) Lope de Vega etc…..etc…..
En la dramaturgia, no sé, pero estoy seguro que existen autores rápidos y lentos.

En los llamados post-conceptuales o contemporáneos ( termino acuñado por no se que genio ) están Warhol ,que por poner dos pinches cajas de cartón de jabón Brillo creo no haberle tomado mucho tiempo , o el mismo padre de el “Desastre” Duchamp que descontextualizando un migitorio y exponiéndolo inventa el Reddy made , tampoco creo que haya sido un proceso lento ( algunos dirán que este gran “genio” se tomo varios años en concebir EL CONCEPTO) .Como pintor fue mediocre . La pintura " Mujer bajando las escaleras" es lo menos malo aunque nada original es una especie de cubismo-futurismo . Las otras jaladas como El gran vidrio ( el dominio de la novia y el aparato del novio) son unas jaladas. Hay que recordar al grupo de pintores de la Neo-figuración que pintaron a la limón , un cuadro en secuencias : Agonía,Velorio y Entierro de M.Duchamp .
No niego su inteligencia, te recomiendo Conversaciones con Marcel Duchamp de Pierre Cabanne.(Es difícil conseguirlo pero si te interesa lo fotocopio y te lo mando , primero tengo que revisar a ver si aún lo tengo)
En mi caso personal creo que el tiempo que te tomas en realizar una obra es lo de menos.
Siempre he sostenido que un cuadro es un problema a resolver.
Aun teniendo boceto o la idea muy clara, en el camino encuentras obstáculos que retrasan el final y hay otros en los que por alguna razón extraña fluyes rápidamente.
Cuando vivía en Alemania me impuse pintar un cuadro por semana (de formato chico,40 x 50 cms. ) En varios se cumplió mi cometido pero recuerdo uno en particular que al mes lo abandone o lo castigue volteándolo para ver si en un futuro encontraba la solución. Nunca la encontré.

Saludos cordiales,

Avelina Lésper dijo...

Los Caprichos fueron realizados a partir de los álbumes A y B, éstos son de 1796, el primer anuncio de la publicación de los Caprichos fue en 1797 y los publicó en 1799. De las más de 100 planchas que mencionan los expertos eligió 92 que después redujo a 80. La primera serie de 36 la hizo sin detenerse una vez que dominó la técnica.
A lo que me refiero con el TIEMPO es a lo siguiente:
A Rubens le tomaron dos años los Murales de María De Médicis, ahí están para hablar de su calidad y su maestría. Vemos los resultados de la “reflexión” de una obra conceptual en uno o dos años y es un montón de sillas apiladas o una sala de museo convertida en bodega de cajas de plástico. El punto, es que obras que no requieren trabajo, ni talento real toman años, en el Ready Made es el colmo, el objeto está hecho ¿Porqué les toma un año ponerlo en un pedestal? ¿Por el discurso complicado? Los discursos no son el Recurso del Método, no son la Ética Nicomaquea, no tiene por que tomar ese tiempo. Si a Leonardo le tomó años terminar la Última Cena es que hacía eso además de cien cosas más y daba unas pinceladas y se les desaparecía a los monjes; la tardanza justifica el resultado de la obra, de esa y la que sea de Leonardo, es redundante decirlo. ¿Qué justifica que alguien se tome seis meses sólo en elaborar el discurso de la obra? Y esa obra al final son uno cojines gigantes y le llaman “esculturas transformables por la interacción del publico”. El lado práctico es que al tomarse uno o dos años en hacerla, justifican la beca que les dio la institución o el Estado, aunque entreguen su ropa interior sucia amarrada con alambres, ya el curador dirá que la obra habla de la “intimidad” (esta es la nueva palabra del diccionario artístico). A Proust le tomó toda su vida escribir su libro, no necesitamos aclarar que la obra con mucho supera el tiempo empleado. Mi tesis es: Las obras conceptuales, como lo que vemos de la fundación BBVA Bancomer, no tienen un sólo argumento que sostenga la tardanza para los ridículos resultados. No hay calidad a cambio de esa demora, no hay valor. Generar basura no debería de tomar tanto tiempo, y si toma es porque la tardanza es parte del fraude, es parte de la mentira.

Avelina Lésper dijo...

De lo que dice Anxo del pintor que se toma su tiempo para hacerse el interesante o para que la gente no piense que si lo hace rápido la obra no vale, Rotko se tomaba meses en hacer sus cuadros, pasaba horas solo observando sus lienzos, tomando ginebra y fumando, meditaba durante semanas antes de abrir el bote de pintura. Y no podían apurarlo, decirle “deja de beber y ponte a trabajar” porque en el inter le daba la depresión post alcohol. Y efectivamente, para mucha gente esto es valor agregado a la obra, porque creen que Rotko era un ser muy profundo y torturado y que esto influyó en su pintura, en realidad este sentimiento denotaba una enorme inseguridad, si vemos la errática evolución de su obra, lo que tenía era miedo de empezar y con mucha razón.

La idea de Javier del basurero es mejor de lo que muchos conceptuales se les ha ocurrido hasta ahora. Si la ponemos en práctica la basura va a tener que estar escoltada por el ejército por que va a valer una fortuna al entrar al sitio de la mega instalación. Es interesante la anécdota de la fiesta de Absolut (me imagino) que la atención la tenían acaparada los muralistas, ver pintar, ver arte en acción, como el caso de Carmen la esposa de Anxo, te ubica en el valor de lo que la creación significa. Que no es lo mismo que ver performance, el desfiguro de la improvisación sin objetivo ni sentido.

Emilio Quiroz dijo...

El proceso creativo es en realidad complicado, no se puede realizar una "obra de arte" como si fuera un albanil trabajando a destajo o con el letargo de un burocrata que tiene relativamente la vida solucionada.
Te puedes encontrar con obras tan gratuitas como la que yo recuerdo se expuso alguna vez en el antiguo colegio de san Ildefonso en la ciudad de México a la que se dio mucha difusion, presentando una treintena de piezas sobre un pequeño viaje, o encontrarte en el lugar menos pensado tan solo una pieza que te cause algo grato.

Pensar que si un artista tiene el apoyo de una institucion es sinonimo de empleado, creo puede ser irresponsable.
Creo que hay que esperar resultados y de ser posible tratar de acercarse a los procesos de los artistas seleccionados.

Rubén dijo...

Avelina: en lugar de comparar a estos chicos becados del BBVA Bancomer con los artistas mediocres del pasado (la mayoría de los que han existido), vas y los comparas con... ¡¡nada menos que Goya, Bernini, Picasso y Van Gogh!! ¿Qué te parecería si a ti te tacharan de pésima crítica de arte dspués de comparar tus textos con lo que escribía Baudelaire? Esto sería ventajista, ¿verdad?
Si no exstiesen las hordas conceptuales, ¿sobre qué escribirías tú todas las semanas?

Claudia Botero dijo...

Avelina, hablas como una santa te diriamos en mi tierra.
Acabo de estar en Barcelona y he ido a ver una muestra en el museo de arte contemporáneo para enterarme por mi misma sobre todo esto que está pasando en el "mundo"... y es que la verdad en mi "mundo", si quiero hacer una obra que se llame de verdad "obra", simplemente no me queda tiempo, pues como es bien sabido, solo aquello que se practica y practica se puede perfeccionar. En fin, que queria comentarte que despues de ver lo que habia colgado allí, me he liberado, creo que por fin del todo, y me tienen sin cuidado el establecimiento, las opiniones expertas y el deseo obsesivo de pertenecer que a veces me agobia como sudaca, mujer y mal vestida que a veces soy. He realizado, tal vez muy tarde, que se yo!, que el destino de hombre llámese artista o no, es solitario y que cualquier cosa que lo aglutine en alguna otra cosa lo aliena y lo reduce. Ver arte contemporaneo, a grosso modo, es ver una modelo esmirriñiada, famelica y enferma y preguntarme primero ¿ay! porqué no soy asi?... y segundo, cuando viene la reflexión y no me agobia la luz pristisima del museo: ¿y porque diablos quiero ser asi?.
Hace bien lo que dices,
te dejo un abrazo.

P O U S S E U dijo...

Es preciso distinguir, como en todas la facetas de la vida, y en el arte aún más, el trabajo realizado con vocación del producto de un mero mercadeo.
En la actualidad, desde el punto de vista del gran público, existe un evidente distanciamiento respecto del llamado Arte Contemporáneo, por una sistemática exposición de obras sospechosas de fraude. En cualquier caso, la gente hace mucho tiempo que ha dado la espalda a esa forma de "arte".
Lo curioso es que, desde la perspectiva mercantil, parece tener un éxito garantizado. ¿Como es posible?. Creo que tus análisis son correctos y dan en el clavo.
Es evidente la existencia de un fascismo cultural que intenta burlarse de la tradición, del talento y del buenhacer, y lo más grave, despreciando la opinión del público.
Estoy convencido que es Arte el trabajo llevado a cabo con el sentimiento y con la razón, es decir, con el deseo de comunicar y dominando el oficio que se haya elegido para expresarse. Y esto no tiene porqué tener necesariamente relación con el mercado del arte.
Para que exista Democracia en el mundo del arte deben tener cabida todas las manifestaciones artísticas del momento. Las instituciones públicas y privadas tienen la obligación de hacerlo posible y es la sociedad la que debe decidir qué arte refleja más adecuadamente sus inquitudes estéticas.

Brasas dijo...

:D
Anxo, me parece que aprovechas una buena crítica de Avelina al paripé conceptual, para "arrimar el ascua a tu sardina" y presentar la pintura rápida que practicáis poco menos que como la única opción razonable.
Como ya alguna vez discutimos, OFICIOS de pintor hay más de uno, y cada uno da lugar a resultados muy diferentes.
Con lo que tú llamas "método más laborioso de lo normal" o "un proceso complicado y excesívamente artesanal"... han sido pintados la mayoría de los cuadros que yo más admiro.
Conforme hay zoquetes que dicen que la pintura de caballete desde Duchamp ya no tiene sentido... sería igualmente torpe desdeñar las maneras de pintar antiguas sólo porque Soutine o Picasso no las usaron -(salvo que queramos equiparar las chapuzas que estos podían producir en un sólo año con la obra pictórica completa de Van Eyck o Durero xD)

Jorge dijo...

Podrán tardar toda la vida, si lo requieren, pero ¿conmoveran?

y mientras se demuestra su calidad que
"Bancomer BBVA (...)les cobre intereses moratorios por tomarse un tiempo tan largo en entregar (...)"

Saludos

Avelina Lésper dijo...

Eduardo Quiroz:
El proceso siempre es valioso, y no afirmo que un artista debe trabajar a destajo, lo que es evidente que estas obras no tienen una relación tiempo-calidad, las de los becarios del BBVA las puedes ver en su blog, y después de seis meses los resultados están a la vista, que además contradicen un proceso que se expone complicado, con la banalidad de las obras, temáticas y lo que llevan elaborado. Un artista no es empleado de una institución, pero si están recibiendo un apoyo que no tienen otros artistas por el hecho de estar fuera del entorno estético del Estado y los conceptuales, podrían por lo menos dar resultados de otro nivel, no el que está expuesto. Estas ayudas son deducibles de impuestos, o sea que las pagamos todos.

Avelina Lésper dijo...

Pousseu:
Los conceptuales tienen el apoyo del Estado, son la estética oficial y cuentan con museos, galerías y becas, como la de BBVA Bancomer, por esto es correcto que lo sitúes como un problema de fascismo y una dictadura, en esta beca por ejemplo, los pintores o escultores no tienen cabida, es únicamente para conceptuales, hay un dibujante, y tiene el nivel del dibujo que a ellos les gusta, el anti-dibujo. Esta es una nueva clase social que depende del Estado, son los nuevos burócratas, los curadores son un apéndice del poder.

Avelina Lésper dijo...

Claudia:
Esa sensación la tienes porque vivimos un artificio impuesto, es chocante la obligación de ver valor en donde no lo hay, la orden de apreciar, antes se incitaba a la emoción y el placer, ahora se nos dicta lo que tiene que ser. Estas “obras” que puedes ver en el Blog que el BBVA montó, no son mejores ni peores que lo que hay en un museo, guarda el nivel de este tipo de manifestaciones, por eso cuestiono que si esto es tan bajo de calidad, y es un canon establecido, ¿Por qué tardan tanto? Para hacernos creer que tiene un grado de dificultad.

Rubén dijo...

¿Bill Viola o Boltanski no son mejores que estos becarios?

Cecilia Ruiz dijo...

Avelina:
Estoy totalmente de acuerdo con tu tesis, no hay una justificación CONCRETA que se pueda dar al hecho de que alguien tarde meses en realizar una "obra" como los chicos del BBVA,de ARCO, de MACO...etc... sobre todo cuando ya se sabe de qué va el discurso y la fórmula que lleva... y se tendría que saber que sus obras no obedecen a criterios propios, sino a criterios de mercado.
Es por ahí por donde yo pienso que se debería tratar este tema, por el lado de fenómeno social y no artístico. Todo esto en vez de compararlo con maestros consumados de la pintura o la escultura, creo que al hecerlo,se puede hablar de una falta de prudencia o de respeto... aunque a mí este último concepto no me dice mucho en realidad; pero, si se está hablando de tratar de lograr una moral estética en lo que se hace hoy en día, sí toma sentido.
Me parece que el lado por el que se debería confrontar (y hago uso de esta palabra porque a veces parece que ya no hay otra) es por el lado económico y de los intereses de los grandes inversionistas, del fraude, si se quiere ver de esa manera... no es lugar para tocar el arte verdadero, al hacerlo, se está desvirtuando o poniendo casi al mismo nivel lo que se hace ahora en el arte conceptual contemporáneo actual, a lo que se hizo en un momento que no tenía nada que ver con éste.
Por ése lado estoy de acuerdo con Rubén, y es parte de lo que dije en mi primer comentario en esta entrada.
Yo, con cada entrada temo el día en el que el discruso de este blog se vuelva más extremista, y ahí es cuando, al menos para mí, todo se vuelve más confuso aún. Desde donde yo lo veo hay que comparar cosas comparables, y ahí me resuena la voz de mi tía diciendo "Ceci, lo que dices son cosas que no tienen comparación", en sus momento no lo entendía porque yo estaba comparando algo... después de un tiempo lo comprendí, y al entrar en estos temas, lo entendí más que nunca.
Sí hay cosas que no tienen comparación.
Creo que es hora de dejar atrás lo que ha sucedido, de trascenderlo mas bien, y hablar de temas que sí nos incumben... sin dejar de tener memoria.

Sobre lo de Goya... yo hablo de cinco años desde que una idea de grabado se concibe, hasta que es objeto de percepción, y las diferentes etapas que llevó el mismo, ya sea por autocensura o por cuationes etéticas y políticas-religiosas, todo esto, según la máxima autoridad en grabados de Goya, Jesusa Vega, en sus últimas conferencias, resultado de recientes investigaciones.

Víctor Sulser dijo...

aaaaaarrrrancaaan:
Rafael va a una velocidad impresionante, pero Vang Gogh se adelanta con un cuadro por noche. Pero esperen ¡Esperen! Picasso comienza a producir geniales trazos cual si fueran papas fritas. Pero... pero.. cómo es posible Duchamp se detiene ¡Sí señores! se detiene. Duchamp sigue en la carrera. Rubens lo mira de soslayo, se rasca la cabeza. Rubens produce cientos de genialialidades a velocidad de maquiladora. Todos se preguntan ¿Cómo sigue Duchamp en la carrera? allí sigue avanzando vertiginosamente, mientras no hace nada señores...

mau dijo...

Avelina:

Yo llegué a tu sitio por recomendaciones de amigos, y solamente te quiero dar las gracias por todo lo que dices. Es esencial que alguien vocifére estas preocupaciones que tantos tenemos en cuanto a la situación actual del arte. Nos das mucha esperanza a quienes estamos jóvenes y pensamos dedicar nuestra vida a participar en este cambio de paradigma tan necesario en el arte, dejando atrás lo inútil y lo patético para poder poner en su merecido lugar a lo que es verdaderamente valioso.

JMN STUDIO dijo...

Querida Avelina:

Como la mayoria de los artistas canonizados por el poder son conceptuales, he decidido que
seria buena idea que, de ahora en adelante, mis comentarios en tu blog sean también conceptuales.

A todos los que leen esto, les anticipo que el próximo comentario que postearé en el blog de Avelina Lésper
tendrá relación directa con los comentarios que he posteado anteriormente.
Regularmente, cada comentario que
voy posteando deja guias para el siguiente, integrando un diálogo donde los elementos estructurales, lingüisticos, discursivos
y del contexto a mencionar se fusionan. A los interesados en mi proximo post, les sugiero que lean mis posts anteriores, para que
se familiaricen con mi propuesta.
Asimismo, procurare revisar y replantear cada uno de estos posts desde sus particularidades y especificidades, esto para proponer nuevos planteamientos y generar re-lecturas del sentido de los mismos y crear puentes mentales recurrentes a la memoria de ustedes los lectores.

Les anticipo que concretar mi próximo comentario para este blog tomará tiempo, quizás 6 meses o más.

Saludos a todos.

JM

Anxova dijo...

Bueno, Brasas, no estoy de acuerdo. Ni siquiera para pintar con veladuras, a la antigua, con una base de verdigrís auténtico, bocetos, etc, hace falta dormirse. Un cuadro pintado "a la antigua" puede llevar meses, pero no años. Si lleva años es por indecisión, o porque estás a más cosas. Si te dedicas al cuadro cada día, y tienes oficio, ningún paso se demora tantísimo.

Yo he hecho algún cuadro al temple con sus buenas 12 capas de imprimación.

La imprimación me llevó un día entero -con pausas, evidentemente- y otro día para el secado. En esos dos días se puede seguir con los
bocetos, creo yo que no es imprescindible pararse a pensar en las musarañas. Después la pintura lleva un par de días, a lo sumo, incluída la preparación del temple, sus pruebas, etc. Si te lleva más, o es que no tenías material suficiente, y has tenido que ir a comprarlo, o es que te has dormido. Al final, el barniz lleva un día más. Total, como mucho, indecisiones incluidas, una semana.

Evidentemente, si la pintura es muy grande, puede llevar más tiempo.

Las técnicas con veladuras al óleo pueden llevar meses, porque hay que esperar que sequen las capas anteriores. Pero ¿usando acrílicos? No entiendo la necesidad de demora con una pintura cuyas capas secan en pocos minutos.

A mí un cuadro de tamaño medio (100x100 cm) suele llevarme tres sesiones o cuatro como mucho. El tiempo que lleva hacer un cuadro depende de muchas cosas, entre ellas el grado de detalle, las construcciones previas, el tipo de acabado... Pero no creo que un cuadro de Pérez Villalta, pintado a lo largo de varios meses, sea evidentemente mejor que uno de Hockney pintado en un día.

Por otra parte, Juan, creía que te gustaba cómo pintábamos. Al menos antes te gustaba, cuando tú también pintabas. Es bastante injusto o al menos indica tu desinformación el que nos despaches como "pintura rápida". Como todo el mundo, a veces pintamos rápido y a veces no. Algunos cuadros de Carmen de gran formato (150x200) ejecutados en una mañana, llevan un proceso previo de varias semanas. Ahora Carmen está embarcada en un mural cuyo proceso lleva gestándose tres meses y llevará varios más, pero además con varias horas al día. Tanto ella como yo mismo hemos hecho cuadros complicados, con técnicas antiguas, temas basados en hagiografía medieval, formas de la antigüedad, que llevan una ardua investigación, construcción de maquetas para las habitaciones, muchísimos bocetos... ¿Es que acaso es imprescindible mover la mano lentamente para pintar? ¿Es imprescindible pararse media hora después de cada pincelada? Creo que no. Trabajar es trabajar, sea en pintura o en la construcción naval. El trabajo hecho seriamente cunde, no se demora innecesariamente. Y sé de lo que hablo, he estado en el Astillero de Bazán, y nunca he visto tanto tiempo perdido "haciendo que haces como el que hace que hace". Si los obreros de Bazán, o las empresas subcontratadas y sobre todo el sistema de mando, tuvieran una mentalidad más cercana a la de Carmen, nuestros astilleros serían punteros. Pero no, la haraganería se disfraza de seriedad y así nos van las cosas.

Nuestro amado Van Eyck, si hubiera trabajado de veras como le atribuyen las tontas leyendas que relacionan lentitud con calidad, hubiera pintado un solo cuadro en su vida.

Aunque su proceso fuera lento, estoy seguro de que era capaz de hacerlo mil veces más rápido que cualquiera de nosotros, que no tenemos práctica. Sus cuadros eran buenos porque trabajaba en serio y probablemente no perdía el tiempo. Cosa que siento que los pintores hacemos un poco al hablar o escribir en lugar de pintar.

Anxova dijo...

Por otra parte, Goya dudo mucho que fuese lento ¡no lo necesitaba! Goya era un excelente dibujante. Pero, por ejemplo, no usaba buril, que es lento de ejecución, sino aguatinta y aguafuerte, que es rápido. Ni me lo imagino resiguiendo trazos mordidos con un buril... Sólo hay que ver el trazo decidido de las planchas que están en la Calcografía Nacional, en Madrid, para convencerse. ¿Acaso Goya se pasaba tres horas biselando cada plancha, como he visto hacer a muchos? No. Sus bordes son un desastre para la ortodoxia del grabado. Y un buen bisel, grueso, redondeado y absolutamente regular y bien bruñido no lleva tres horas, pues yo lo he hecho -y puedo demostrarlo- en apenas 30 minutos. Depende de trabajar BIEN, no de trabajar LENTO. Depende de dominar los materiales, herramientas, técnicas, tener claro qué hacer...

Evidentemente los bocetos a Goya le habrán llevado bastante más, son un prodigio de corrección, expresividad, imaginación, y por muy bueno que sea uno no salen todas las escenas a la primera. Pero ¿grabarlos? No lleva tanto, ni aunque uno se empeñe, a no ser que sea rematadamente malo o inseguro al dibujar, y no era el caso.

Mario Albarracín dijo...

Una vez en mi ciudad se hizo una convocatoria para hacer arte en la vía pública.

Mi proyecto.
Bocete un mural para dibujarlo en una gran pared y que la gente que fuera pasando pudiera hacer unas pinceladas bajo mi dirección. Mi idea era dar pertenencia de la obra a la gente, una especie de regalo popular. Obviamente mi proyecto no fue aprobado, demasiado dibujo creo.

Los proyectos aprobados iban desde una fiesta de cumpleaños en un bus hasta fragmentos fotográficos pegados en las paredes de una casa vieja.

Lo peor de todo fue cuando una de las organizadoras declaro que el Arte público no era Pintar paredes, menospreciando el valor que tiene el dibujo en el Arte.

Creo que los conceptuales en el fondo son MALOS DIBUJANTES camuflandose en sus textos aburridos que nadie lee.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

Despojados del aura otorgada por discursos del momento, estos trabajos en el futuro serán juzgados por el público de acuerdo a sus cualidades visuales.

La mayoría de las propuestas de esta clase de arte son sinónimos de ocurrencias y feísmos que denotan precariedad en la disciplina y desden en el trabajo de creación de imágenes.

Comienzo a motivar un encuentro internacional, ¿porqué no un congreso sobre estos temas? Debemos comenzar a mirar donde conseguir la financiación necesaria. Las publicaciones tienen que estar también representadas.

Xavier De la O dijo...

Ruben: Si no existieran los curadores, quién creería que la basura es arte ?

No creo que el tiempo sea tan importante en el proceso creativo, como lo es el resultado, hay obras que en un momento de inspiración estan listas en pocas horas o días, sin embargo cuantos días puede tomar recolectar un poco de basura o algunos objetos "encontrados" ?

Toda profeción se califica por sus resultados y en este caso yo por lo menos no los veo y creo que no los veré nunca aunque duren 100 años en el proceso.

Avelina:Si no existieran los conceptuales, felizmente escribirias sobre lo que nos apasiona...EL ARTE.

Avelina Lésper dijo...

No sirve de nada comparar a artistas de arte verdadero y geniales con estos conceptuales becarios. Simplemente establezco parámetros de calidad. Solo así se puede poner en dimensión un hecho: si una gran obra puede tomar un plazo hasta cierto punto rápido, ¿por qué estas “obras” evidentemente mediocres se tardan meses solo en establecer el discurso? Y la factura, que también es mínima, tarda años. El Arte no es un asunto de misterios metafísicos, es trabajo que requiere de continuidad, concentración y responsabilidad, estas deliberaciones que lo acercan al misterio solo enmascara falta de oficio. Y en el caso de estos conceptuales es parte del fraude. No es un discurso extremista, el extremo es decir que esto merece tardar tanto tiempo y además ver que no tiene calidad, el extremo es llevar estas cosas a museos, el extremo es que esto un día se cotiza a precios altísimos y representa a una generación, haciendo a un lado a mucha gente talentosa porque decidieron no entrar en el marketing del arte oficial. Para ellos Hirst es Leonardo, las comparaciones ellos las tienen establecidas, (como es el caso de llevar a Goya al Reina Sofía) yo lo que hago es poner lineamientos, que nadie plantea, para de ahí poder analizar la situación. El Bernini hizo este retrato del Cardenal a los 34 años, que es la edad promedio de los artistas de estas becas, que además no son estudiantes, son profesionales y los reclutaron no en las escuelas, fue en las galerías que están haciendo negocio con los museos. Mientras alguien está meditando un año sobre el smog con una beca, a la misma edad el Bernini hizo esta escultura en quince días, eso es la historia, es un hecho innegable.

Brasas dijo...

Anxo, en general sí que me gustan vuestros cuadros, pero también es cierto que hay técnicas acabados y maneras de pintar que me gustan más -y que siempre me han gustado más!-
Pese a tus experimentos con esas técnicas a la antigua, pienso que tiendes a hablar de ellas como si fueran algo intrínsecamente "carca" y lento a propósito, ...como si fueran un rodeo inútil y pedante para llegar a lo mismo... Y yo es que sinceramente no veo que se llegue a LO MISMO!!

Cuando quieras continuamos el diálogo en tu propio blog para poder hacerlo con más fluidez, (y porque todo esto quizá sea un pelín "off topic" respecto al artículo de nuestra anfitriona :D)

Avelina Lésper dijo...

Brasas:
Lo que ustedes abordan está dentro del tema y me gusta que lo hagan aquí, hace más interesante la discusión. Son bienvenidos sus comentarios.

Anxova dijo...

Perdona, Juan, si he sido algo brusco, quizá estaba algo estresado estos días.

No te creas, me gustan las técnicas antiguas, no como experimentos, sino en sí. Del mismo modo que me gusta lo puramente artesanal que contiene el grabado y que es gran parte de su encanto. Pero creo sinceramente que hay gente -no creo que sea tu caso- que se arrima a estas técnicas antiguas (lo que Ralph Mayer llama "los secretos de los pintores antiguos") sólo por snobismo, como si utilizar veladuras diera valor automáticamente a un cuadro mal dibujado y mal planteado.

Creo que en esos casos -muy abundantes entre los hiperrealistas españoles- el uso de fotografías como referentes (aunque no quieran reconocer que las usan), la prolijidad en la representación milimétrica de la foto, y el uso de técnicas laboriosas es un parapeto para su mediocridad, no una elección libre y sincera. Y encima van dando lecciones a los demás, a los que usamos el ojo y la mano para pintar del natural y los medios actuales como el acrílico o el óleo en tubo.

No me parece que un cuadro con veladuras a la antigua tenga que ser forzosamente superior a uno que use otras técnicas menos prestigiosas. Me parece la misma impostura -un simple parapeto de la propia mediocridad- que la de nuestros "modernos" que miran por encima del hombro a los que "todavía" no usan vídeo y monitores de ordenador.

Creo que el medio es algo secundario: una gran obra de arte, bella, sublime, puede estar pintada con temple al huevo, óleo con veladuras, acrílico con espátula o el ratón de un PC. No es el medio el que da calidad al arte, sino el artista con talento y buen dominio de su oficio.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

Pienso que lo del tiempo en la pintura si puede ser relativo, depende de muchos factores. Tengo entendido que para una obra de grandes dimensiones, Van Eyck podía tardar hasta dos o tres años, porque incluso trabajando con ayudantes quería estar él mismo al frente de todas las actividades del taller: realización de dibujos, calcos, primeras capas y acabados.

Ese tipo de trabajo es muy lento, pero también con técnicas cuyos resultados visuales dan muestra de rápidas, a veces tampo hay tal. Es el caso de Lucian Freud cuya pintura es de apariencia muy ágil y rápida, siendo que en realidad hace posar a sus modelos hasta cincuenta sesiones o más para un solo cuadro.

Se dice que los impresionistas eran rápidos y trabajaban incluso un cuadro por día, pero eso también es fabula, muchos retocaban sus pinturas en los talleres por días después de haberlas esbozado afuera en el campo. Pienso en Pizarro, Monet etc.

Rembrandt en cambio es bastante particular, trabaja las primeras capas muy rápido y luego completaba con veladoras finas para acentuar diferentes efectos.

Delacroix cometía frecuentemente el error de pintar sin dejar que la capa de debajo se secara bien por esos sus cuadros están llenos de grietas.

Rubén dijo...

Cecilia: creo que si aceptamos que el trabajo de los conceptuales consiste más en elaborar un discurso que en rematar un objeto (cosa que es así, otro tema es que eso no nos guste), sí hay una justificación para que alguien tarde un año o cinco o diez en presentar su obra: la misma que alguien que ha escrito un libro puede esgrimir para justificar que ha tardado un año, cinco o diez en terminarlo.

Sobre las comparaciones: creo que todo es comparable; simplemente digo que es más útil comparar a, por ejemplo, Goya con Boltanski, y a los becarios del BBVA Bancomer con el Imitador de Durero del siglo XVI del que hablé en Artellando.

Sobre el extremismo: totalmente de acuerdo en que no se debería caer en él, aunque parece difícil no hacerlo si por principio se niega todo el arte conceptual. Siempre digo lo mismo: habrá conceptuales buenos y malos, como en la pintura y como en todo.

Anxova dijo...

Rubén, tú preguntas "¿y por qué no vale el arte conceptual"? Y yo te respondo a la gallega: "¿Y por qué sí?".

Boltanski me parece igual de patético que los becarios, aunque disponga de más medios y resulte más "potito". Nuestra felicitación hartista navideña de este año precisamente era una estampa boltanskiana.

Avelina Lésper dijo...

Anxo: por esto se tardan un año en hacer el discurso cito a Boltanski: 'The big problem when you're an artist is that the times of creation don't come often. Most of the time I stay here in my studio and groan, and after that I go to my room, look at the TV. Clarísimo.

Anxova dijo...

Resulta irónico: todo un artista moderno, conceptual para más señas, con el "cambio de paradigma" asumido e interiorizado desde hace años... y usa como excusa nada menos que... ¡¡LA INSPIRACIÓN!!

Debería darle vergüenza, ¡eso no suena nada "contemporáneo"!


Realmente creo que esto del conceptualismo está en crisis, pero de las grandes de verdad.

Rubén dijo...

Yo también cito a Boltanski:

"A mí me gusta y me divierte siempre decir que cuando trabajo me quedo acostado y las ideas llegan, pero no es verdad. Para tener ideas tengo que estar en mi taller, mover las cosas, ponerlas en la pared. Es dentro de la forma donde la cosa se crea, no en la idea. El trabajo, por más que sea, es formal, hace falta que las cosas se materialicen. De todas maneras, mi trabajo es formal, obligatoriamente el trabajo del artista tiene que ser formal, no es sólo ideas. Si Ud. toma a alguien que me gusta como Lawrence Weiner, nunca entendí sus tesis, para mí no tienen interés, pero en cambio es un gran artista visual, él ha inventado formas visuales, inclusive los más conceptuales en realidad son artistas que han inventado formas. Por eso le digo que soy pintor, no soy filósofo, ni poeta, no trabajo con las ideas, y así son todos los artistas. Inclusive Kosuth escoge el tamaño de las letras, escoge el lugar donde las pone, y esto es igual a poner colores sobre una tela, es lo mismo, entonces él trabaja con las formas. Creo que todo arte, hasta la pintura más tradicional, es conceptual y que todo arte conceptual es ante todo visual."CLARÍSIMO.

jansolo dijo...

Saludos Avelina

Me ha gustado tu articulo, yo no soy tan sutil como lo eres tu, realmente no hay una relación de tiempo entre unos trabajos y otros, los maestros que describes tienen su proceso de creacion, la linea entre el genio y la locura se difumina, no importa el dinero,fama, el porque ...

Importa lo que se expresa lo que se crea, lo que deseamos transmitir, lo demas son estrategias de marketing aprendidas por estudiantes de bellas artes deseosos de ser "estrellas del pop" de ser ricos y famosos.

No podemos comparar pues no hay nada que comparar.

Hace unos meses estuve en un centro artistico de Sabadell (cerca de Bcn) eramos 9 artistas desarrollando nuestro trabajo en talleres , recuerdo un tio que solo venia a ratos, pues salia de la facultad tarde y no tenia tiempo,(segun me comentaba cuando echabamos un cigarro, solo venia alli para el cv y estaba en blanco y sin ganas de hacer nada).

Pues bueno durante meses no hizo "ni el huevo" el dia de antes de la exposición junto dos pales de madera que estaban en la basura y cajas de embalajes se trajo unas fotocopias de la biblia y...

Voila...toda la noche disertando y especulando que si su obra que si esto que si aquello... bla bla ...

NO hay medias tintas, aqui no hay arte.

Dimo Java-Lee Garcia dijo...

No todo instalador que dice ser pintor lo es realmente.

El trabajo con las formas en medios como la pintura permite pasar de la escogencia del ornamento adecuado a un reto de elaboración visual mucho más dificil, digno de los grandes creadores.

Anxova dijo...

Aunque esta tesis de Boltanski podría asumirla perfectamente un hartista o stuckista, me parece una contradicción.

Si el mismo Boltanski (conceptual) reconoce la primacía de la forma, entonces ¿por qué se empeña en desdeñarla? ¿Por qué en lugar de trabajar en serio la forma se esfuerza en rodear su actividad de un halo conceptual de contenidos discursivos que él mismo reconoce que no tienen ningún valor?

La única manera de que este razonamiento se me haga humanamente congruente es si reconociera que ese halo de palabrería que utiliza (él mismo dice "soy pintor, no soy filósofo, ni poeta, no trabajo con las ideas, y así son todos los artistas.") es solamente una pantalla, una estratagema de marketing para resultar comercial en un mercado dominado por lo discursivo.

Avelina Lésper dijo...

Los instaladores no son pintores, y Boltanski usa esto como una forma de tratar de quedar bien por dos lados, y decir “soy pintor pero hago esto”, sus obras son como las de la gran mayoría, recolección de objetos, es visual por que lo vemos no porque este pensado para aportar a la estética visual. La retorica es al arte de saber mentir, y es el gran arte de estos discursos.
Jansolo, tu experiencia es reveladora del proceso del que hablo en mi crítica, yo creo que estos becarios, están como nos cuentas, sin das golpe y que un día antes juntarán tres palos y tendrán la gran obra. Es revelador lo que dices, que alguien que no tenía ni idea, que no trabajo y con fotocopias de la biblia y tres cajas puso a la gente en esta actitud cómplice a “reflexionar” acerca de una cosa improvisada. Y seguramente les inventó que esos meses estuvo reflexionando en su obra. Así es la nueva creación.

Rubén dijo...

Me acuerdo muchas veces del famoso "ETA mata, pero no miente" que el Partido Popular defendió un día sí y otro también, hasta que ETA dijo algo que no les gustó (que no tenían nada que ver con los atentados del 11-M) y entonces ya el discurso empezó a ser que ETA, además de matar, también mentía.

Anxova dijo...

Va a haber que buscar una traducción de la ley de Godwin a ETA-11M...

JoseMa Martinez dijo...

Cuando Antonio López García me seleccionó para el taller de pintura en la Complutense, revisamos juntos el dossier que uno envia y él revisa.
Le gustó mi cuadro de "La cabeza de gallo", me pregunto como lo hice.
Le platique que un día visite a mi madre en su pueblo, y una mañana me platico que había muerto el gallo y lo había enterreado, le dije que lo quería ver, fuimos al patio y lo sacamos, y al ver la cabeza, me dije que tenía que pintorlo.
Me lo lleve al taller y lo pinte del natural.
Le dije que pintaba un día cuatro horas y lo metía a la nevera por la descomposición, y lo terminé en tres días.
Me platicó que él había pintado así su conejo, pintaba unas horas y lo depositaba en la nevera hasta que lo termino.
Fue maravilloso, nunca lo imaginas.
Antonio López es mi verdadero maestro, los otros solo han sido asesores.
Un maestro que siempre habla con palabras llenas de verdad, humildad. Lección de arte y vida.

Un abrazo estimada Avelina.
Josema

Avelina Lésper dijo...

JoseMa: vi el jpg del Conejo deshollado de Antonio López G. es extraordinario, gracias por enviarlo.

Rubén Pardiñas dijo...

Anxo, veo que a quien le hace falta la traducción es a ti: ¿Por qué creemos sin dudar a Boltanski (y nos indigna) cuando dice que se la pasa todo el día viendo televisión, y sin embargo cuando nos dice que esto es sólo una boutade y que él se considera heredero de la pintura tradicinal le objetamos que "usa esto como una forma de tratar de quedar bien por dos lados", "La retorica es al arte de saber mentir", etcétera? Yo te respondo: porque, igual que el Partido Popular con respecto al 11-M, sólo creemos lo que queremos creer.

Anxova dijo...

Rubén, te equivocas, no he sido yo quien ha dicho tal cosa. De hecho yo mismo podría hacer mías las palabras de Boltanski. Pero un discurso así resulta incongruente en él, porque no pinta, no es pintor. Ese discurso va contra su propia obra ¿de verdad que no lo ves? ¿Será que "sólo creemos lo que queremos creer"?

Creo que la referencia a ETA-11M-PP, etc, es una variante de la conocida ley de Godwin.

Rubén dijo...

Anxo: no seas tonto, ya sé que no lo has dicho tú, lo ha dicho Avelina Lésper. ¿¿Que lo del 11-M te parece una versión de la ley de Godwin?? No tengo problema en perpetuar este bucle para sordos:

"¿Por qué creemos sin dudar a Boltanski (y nos indigna) cuando dice que se la pasa todo el día viendo televisión, y sin embargo cuando nos dice que esto es sólo una boutade y que él se considera heredero de la pintura tradicinal le objetamos que "usa esto como una forma de tratar de quedar bien por dos lados", "La retorica es al arte de saber mentir", etcétera? Yo te respondo: porque, igual que el Partido Popular con respecto al 11-M, sólo creemos lo que queremos creer."

Citlalli Fuentes dijo...

Estimada Avelina,
Me animo a escribirle en relación con su nota publicada el pasado 11 de abril en el suplemento Laberinto. Nunca había hecho esto de mandar un correo a algún periodista y la razón que me lleva a hacerlo por primera vez es la emoción que me provocó leer este artículo puesto que desde hace años, prácticamente lo único que veo en torno a los artistas conceptuales son elogios por parte de los medios de comunicación y muchísima superficialidad de parte de los curadores, que en su mayoría -me atrevo a decir- desconocen por completo la historia del arte. Yo no me dedico a nada que tenga que ver con las artes plásticas pero como espectadora no me gusta ser engañada.
En fin, hace 22 años (ahora tengo 33) estuve con mi papá en Nueva York y tuvimos la oportunidad de ver una exposición de lo que ya se perfilaba como el ahora llamado arte contemporáneo y recuerdo que al término de la exhibición me paré junto al extintor de la sala y le dije a mi papá que esa pieza no tenía cédula. A él le dio mucha risa, lo que es cierto es que sucede que ahora uno puede estar parado sobre una alfombra y se acerca un vigilante del museo para pedir que uno no pise la escultura. ¿?
En fin, me gustó su nota porque me recuerda el cuento de El traje nuevo del emperador y me alegra saber que en los medios hay una voz honesta que es capaz de decir de una manera clara, inteligente y documentada que en realidad el señor va desnudo, como en el cuento.
Muchas gracias,
Citlalli Fuentes

Avelina Lésper dijo...

Hola Citlalli: gracias por tu carta, lo que me cuentas te sucedió cuando eras niña, eso significa que sin la "instrucción" de un curador que te diga "esto es arte porque yo lo digo", el objeto no alcanza la calidad ni cualidad de arte, es así por que es una invención, una mentira. Esto es únicamente la puerta que hizo de la mediocridad una dictadura.

Anxova dijo...

Rubén, creo que no es de tontos suponer que cuando alguien empieza "Anxo, veo que a quien le hace falta la traducción es a ti: ¿Por qué creemos sin dudar a Boltanski (y nos indigna)[...]" le está hablando a Anxo, sea quien sea este Anxo. Y resulta que como en este diálogo no hay más Anxos, creo que te refieres a mí. ¿Tan tonto seré? Me da la sensación de que no.

Y ya que repites, hago lo mismo, con la esperanza de que quizá a base de machacar lo llegues a entender:
"Yo mismo podría hacer mías las palabras de Boltanski. Pero un discurso así resulta incongruente en él, porque no pinta, no es pintor. Ese discurso va contra su propia obra ¿de verdad que no lo ves? ¿Será que 'sólo creemos lo que queremos creer'?

Creo que la referencia a ETA-11M-PP, etc, es una variante de la conocida ley de Godwin."
Por cierto que la ley de Godwin te persigue :)

Rubén dijo...

Joder, Anxo... te hablaba a ti, pero sobre algo que había dicho Avelina; es tan difícil? Después dices que no te gustan los rollos del discurso conceptual...

Manuel Martínez Chápuli dijo...

El tiempo puede o no ir ligado al resultado.
No obstante el resultado es lo que, desde mi punto de vista, debe primar siempre.
Sin resultado no hay nada (o hay NADA jeje).

Obviamente unas "fotos malas" en 6 meses es algo vergonzoso. Pero, ¿acaso el artista pasó realmente esos 6 meses reflexionando sobre el tema o más bien salió del paso en pocos días aprovechando la poca exigencia técnica de sus salvadores?

Saludos

Avelina Lésper dijo...

Manuel:
Es evidente que no le tomó seis meses hacer esas fotos, puedes entrar al sitio y ver el novel de trabajo, ayer fuí a una feria de Arte, ZONA MACO y estaban parte de esos trabajos expuestos, se ven peor en vivo que en internet, ¿para ese resultado tanto tiempo? Y estaban expuestos unos óleos espectaculáres de un pintor de 34 años, los hace en un mes, gran formato. ¿Qué sucede?

Rubén dijo...

Raymond Chandler, que no es sospechoso de "conceptualista", le echa un cable a Boltanski sobre su, digamos, disoluto método de trabajo:

Chandler on Chandler

Tomás dijo...

Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre arte. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a producir mis propios diseños. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Temperley, Buenos Aires!