miércoles, 10 de diciembre de 2008

LA CORRUPCIÓN EN EL ARTE


Venderse es prostituirse. Hacer del cuerpo un objeto de comercio es un negocio sucio desde que tenemos memoria histórica. La única ley de un burdel es que todo esta en venta y todo se puede pagar. El mercado del arte contemporáneo es el nuevo burdel legal, aquí se confunden las putas y los proxenetas. En estas operaciones comerciales no venden arte, venden la invención o mentira de lo que hoy llaman arte y el cliente “cree” que sabe lo que hace y paga, mientras le dicen que hizo una buena compra, que es inteligente y vanguardista. Este es un mercado artificial sin valores y es un fraude. Esta corrupción va más allá de la falsificación y es de alguna manera una transacción más segura, se trata de apuntalar obras sin valor para venderlas como piezas con trascendencia. En este mecanismo entran casas de subastas, artistas, galerías, curadores, críticos y museos. Es un entramado bien montado que tiene la fachada de ser oficial y con respetabilidad. La cadena crece porque una vez que un coleccionista entra en este mercado no le conviene que su compra baje un día de precio o alguien grite que es basura y tenga que arrumbarla en el garaje. Entonces los mismos coleccionistas apoyan a los galeristas y a los artistas. Estamos viviendo en un vacio de análisis dominado por una infraestructura de dinero que ha matado los valores del arte para implantar el cinismo y la mediocridad.

LO ÚNICO QUE NO VENDE UN CARNICERO ES LA CARNE QUE RESERVA PARA ÉL.

Francois Pinault es le dueño de la casa de subastas Christie’s, una de las más famosas y más sólidas a nivel internacional. Es un vendedor profesional, dueño del corporativo PPR al que pertenecen entre otras marcas Gucci, Yves Saint Laurent, Boucheron y Balenciaga. Él estableció un sistema de sobre valoración del arte que hoy están imitando en México. Su colección de arte contemporáneo es una de las más importantes del mundo y es así porque es él y su equipo de curadores y críticos quienes le ponen valor a lo que compra y a lo que vende. Durante años ha montado una exposición con sus obras en la temporada de la Bienal de Venecia en su Palazzo Grassi, remodelado por el ultra moderno arquitecto japonés Tadao Ando. Esto tiene una sinergia interesante con la Bienal, que funciona gracias a las galerías, curadores y museos beneficiados con los donativos de Pinault. Su estrategia consiste en que en la Bienal expongan los mismos artistas que él expone en su palacio. Los críticos se han llegado a quejar de que esta colección literalmente compite con la de la Bienal y lleva obras más interesantes. Esto hace que su colección automáticamente suba de precio porque sus artistas ya formaron parte de la Bienal. Acto seguido se lleva toda su colección y la subasta en su propia casa Christie’s a precios que él y su equipo deciden e influyendo en los precios del arte internacional. Literalmente juega a la tiendita con el arte. Esto es grave porque lo hace con artistas inventados y sobre valorados por él mismo. Y es muy clara la razón, un artista que sabe que el valor de su obra se sostiene en su talento y su técnica no es tan fácil de manipular como uno que sabe que es resultado de la moda, que no tiene talento y que el día que dejen de gustar sus “instalaciones” o su “video-arte” nadie lo va a comprar. Su última maniobra es una joya de la corrupción y de hasta donde se puede llegar con dinero. La exposición de Jeff Koons en el Palacio de Versalles en Paris. Francois Pinault cree que es tan fácil tomarnos el pelo a los críticos como lo hace con sus amantes Salma Hayek o Linda Evangelista. La maniobra fue la siguiente: Jean-Jacques Aillagon el director del museo de Versalles es un ex empleado de él, es quien dirigía la colección de Pinault en la Bienal de Venecia y gracias al cabildeo de su jefe lo llamaron a dirigir Versalles. Jean-Jacques Aillagon servicial y agradecido invitó a Jeff Koons a exponer a Versalles, contradiciendo la tradición del museo, peleándose con críticos e historiadores, enfrentando a la opinión publica y hasta al sindicato de escritores que llamaron a la exposición una burla. Pero este no fue el gesto transgresor de un director de museo, es el cumplimento de una orden por parte de un empleado, ya que la mayoría de las piezas pertenecen a la colección de Pinault. Y con esto volvemos a lo mismo, las obras de Koons expuestas ahora valen más en el mercado del arte. Para antes de la crisis económica ya se había anunciado la venta en la subasta de arte contemporáneo de Christie’s. Esto lo denuncio el New York Times y numerosos críticos lo publicaron en la prense francesa. Pero para eso tiene pagados a sus propios críticos que calificaron a la exposición como un gran evento. Debajo del retrato de la reina María Antonieta había unas aspiradoras, en los salones colgaba su langosta y su pantera rosa abrazando a un sirena estaba en otro salón. En ese entorno, en la dimensión de Versalles todo lo expuesto es absolutamente ridículo. Son obras que no tienen calidad ni contenido, que no han aportado nada a la estética porque son reproducciones de objetos vánales que siempre van a existir. El asunto es que no pierde el arte si toda la obra de Koons desaparece y no ganamos con su presencia. El mito creado por los curadores de que puestas en contexto son arte, no es suficiente para darles valor. Pero si Jeff Koons es uno de los artistas americanos más caros de la actualidad es porque trabajan gentes como Pinault en sostener sus precios. El que es vendedor, vende todo, no le importa decir la verdad, le importa vender, si la mercancía es arte es lo de menos, se trata de sacarle dinero y sostener la inversión. En este negocio no hay escrúpulos, tampoco arte. Money won is twice as sweet as money earned.

I’M NOT YOUR DADDY, I’M NOT YOUR BOYFRIEND, SO DON’T BE PLAYING GAMES WITH ME. I’M YOUR PARTNER.
THE COLOR OF MONEY.

Estas operaciones no son inocuas, hacen un gran daño al arte. Este fenómeno sólo sucede con el arte conceptual contemporáneo. No sucede con otra manifestación del arte. Y es muy claro, es la única forma de darle valor a esto que no es arte. Es este entramado de corrupción el que ha creado el mercado para la basura de autor. La corrupción es la que ha decido llamarle a esto arte. Por eso el daño es serio, el arte real, el que hacen los artistas con preparación, técnica, talento y trayectoria se ve seriamente afectado en sus precios, lugares de exhibición y difusión. Simplemente en la Bienal de Venecia la minoría de lo expuesto es pintura y escultura. Ahí el arte contemporáneo lo conforman instalaciones, videos, performances, objetos o sea nada. Eso no es arte. Y como los vendedores de coches, los galeristas nunca van a reconocer que le mintieron al cliente, que eso que compro no valía nada, que era sólo resultado de una moda que ha destruido al arte de nuestro siglo como solo lo podía hacer una peste que matara de repente a todos los artistas. Aquí además hay un fenómeno interesante, esto es una forma primordial de apuntalar los precios del arte contemporáneo porque como el arte conceptual y todas sus manifestaciones no requieren de talento, hay una sobre población de artistas. Por primera vez en la historia del arte todos son artistas, solo basta decidirlo y ya está, ha nacido una estrella. Entonces hay sobre oferta de “arte”. Según las leyes del mercado cuando hay más oferta que demanda los precios bajan. ¿Cómo pueden evitar que esto suceda? Exhibiendo en recintos oficiales o siendo dueños de los sitios de ventas y comprando a curadores y críticos que por lo general es la parte más barata y más accesible. Clarísimo. Do you smell that? What, smoke? No, Money...

LA BIENAL DE PINTURA TAMAYO, JUMEX Y EL MUCA.
EVEN THE DEVIL WOULDN’T RECOGNIZE YOU, I DO.

MADONNA.

Jumex no sólo sabe exprimir fruta y sacarle jugo, sabe exprimir curadores y museos y sacarles jugo. La Bienal es un ejemplo escandaloso que si no trascendió es porque la crítica en México se conforma con reseñar y desconocen su obligación de análisis. La Fundación Jumex es patrocinador de la Bienal de Pintura Rufino Tamayo, la directora del jurado Taiyana Pimentel es beneficiada de su patrocinio, ya que la fundación es el único patrocinador de su programa de radio sobre arte contemporáneo “Coyoterias”, además de que le comisiona la curaduría de sus exposiciones. ¿Quién habrá tenido la idea de hacerla directora del jurado? ¿Cómo el Museo Tamayo permite esta relación tan falta de ética? Es algo que su director Ramiro Martínez Estrada o Julio Madrazo el presidente de la Fundación Olga y Rufino Tamayo deberían de responder de manera pública. Obviamente la selección del “jurado” estaba integrada por obras que perfectamente pueden estar en la Colección Jumex porque son objetos que no son pintura, un panel cubierto de clavos, un acrílico chorreado en el piso, una panel de conos de papel y mala, mala pintura. Esto no es arte, pero después de estar seleccionado en la Bienal Tamayo, vale algo. Literalmente el jurado seleccionó la lista de las compras para su jefe López. Y es de esperarse que sea adquirido por la Colección a precio de ganga porque esos son los beneficios que reciben los patrocinadores, poder negociar precios y formas de pago. Es inamisible que el museo sea cómplice de algo así, como si fueran propiedad y empleados de Eugenio López. Y para como van las cosas en la cultura en México, no dudo que un día Taiyana Pimentel sea directora del museo y ahora si pueda hacer negocios a gusto. Es lo mismo que sucede con el otro jurado de la Bienal Tamayo, Gonzalo Ortega que dedica los museos de la UNAM el MUCA y el ECO para exhibir a artistas de galerías y colecciones privadas, sin que quede claro cual es el objetivo de hacerlo, porque la selección no aporta nada al desarrollo artístico de la Universidad. Entre los huéspedes habituales están la galería Kurimanzutto, Garash, OMR, Nina Menocal y la mayoría del espectro conceptual. En esto no se aprecia una decisión ni didáctica ni artística porque la calidad de lo expuesto responde solo a la moda y a los intereses de los galeristas. En lo que si aporta es en la influencia que adquiere Gonzalo Ortega entre los galeristas de México que gracias a su trabajo les da el respaldo oficial de la universidad más importante de América Latina. Eso pesa para ir a bienales, ferias de arte o pedir becas. ¿Desde cuando las instituciones están al servicio de los patrocinadores? Desde que el Estado no considera una prioridad al arte.

DAMIEN HIRST Y EL CONTADOR.
YOU SHOULD NEVER UNDERESTIMATE THE PREDICTABILITY OF STUPIDITY. SNATCH.


Detrás de un gran vendedor hay un gran contador. La fama de Hirst como artista no es obra de sus maestros o de su talento, es mérito de su contador Frank Dunphy. Este contador resultó más creativo y más artista que su cliente, además de dominar el arte del fraude. Dunphy inicio como contador de bailarinas del tubo y de cirqueros, ese fue lo que él llamó su estrada al show business. Fue representante y contable de Coco el Payaso, una especie de Bozo ingles, después le llevó la contabilidad a Led Zeppelin hasta su primera desintegración. Cuando Hirst era miembro del grupo de los Young British Artist, en la línea de los conceptuales londinenses, conoció a Dunphy en la fiesta de cumpleaños de George Michel y él dijo “que sintió casi un amor paternal por Hirst”. Pensar que un contador siente un amor paternal por un cliente parece escena de película de Scorsese. Lo primero que le enseñó fue que debería de sentir amor por el dinero y nunca vergüenza por ganarlo, que un artista pobre es un artista fracasado y la tercera lección es que la gente no sabe nada de arte y compran lo que sea. Y diseño la estrategia de ventas de Hirst y se convirtió en su manager. La primera prueba de que tenia razón llegó de inmediato: consecuente con lo que el arte conceptual es, una obra de Hirst decoraba un restaurante en Notting Hill, llamado Pharmacy. Esta obra consistía en frasquitos vacios de medicinas en anaqueles, solo eso. Cuando el restaurante cerró Hirst estaba histérico porque no tenia dinero y los dueños le regresaron los frasquitos de su obra porque no le podían pagar y le dijeron que podía tomar del restaurante lo que quisiera en compensación. Entonces Hirst dijo “voy a tener que ponerme a pintar y lo odio” y Dunphy respondió "paintings are shit, Damien. You don't, Damien, you don't." Dunphy fue al restaurante, tomó todos los objetos que pudo, desde las cucharas hasta las puertas, los subió a un camión y los llevó a Sotheby's. Ahí les ofreció una comisión del 70% si subastaban las obras de la promesa del arte contemporáneo inglés. Las vendieron en 11 millones de libras, pujando Dunphy desde un teléfono afuera del lugar de la subasta. Aquí comenzó la carrera del contador como artista y de Hirst como fraude, porque fue Dunphy el que decidió que las cucharas, las copas para huevos, las puertas, y el menaje del lugar eran arte y fue él quien las llevó a Sotheby's en calidad de “objetos artísticos”. De ahí para delante, cada obra que Hirst inventa en alguno de sus dos talleres en los que trabajan más de cien empleados es cabildeada con el contador y él decide si van a tener impacto o no. Es una aportación de Dunphy inflar el valor incluyendo elementos costosos en la factura, como el cordero en formol con cuernos de oro. La idea de llevar famosos a las exposiciones de Hirst es parte de la estrategia y de los contactos de Dunphy, por eso Bono y Guy Ritchie, el casi ex marido de Madonna, se hacen la foto con el “artista”. A pesar de tener a este maestro de las ventas los precios de la obra de Hirst cayeron de forma estrepitosa. Los críticos en el mundo comenzaron a denunciar la falta de calidad, originalidad y propuesta de Hirst. Robert Hughes, uno de los más influyentes, lo llamó un pirata de la imitación, incapaz de hacer algo por si mismo y creador de objetos para gente rica de mal gusto que no sabe en que gastar su dinero. Vaticinó que va a pasar a la historia como un gran fraude. Dunphy reaccionó. El cráneo cubierto de brillantes “For the Love of God” lo anunciaron con una gran cobertura mediática, editaron un libro en donde lo único que se ve a Hirst hacer es jugar con el cráneo mientras los joyeros son los que pulen, cortan y pegan los “diamantes”. El siguiente paso fue anunciar que el cráneo había sido comprado por un holding en 50 millones de libras. Esta “venta” coloco a Hirst como el artista más caro de la historia del arte. Las mentiras duran hasta que los enemigos hablan, de forma casi simultánea publicaron en New York y en Londres que el holding estaba formado por Hirst, Dunphy y Joplin la galerista dueña de White Cube. O sea para elevar los precios caídos de la obra de Hirst, se auto compraron la calavera en un precio exorbitante, en el clásico “yo valgo lo que yo decido”. Los críticos sospecharon de inmediato de la venta tan rápida a solo tres semanas de exhibirla y de que no permitieran revisar los “diamantes”, The Guardian publico que se debería llamar "For the Laugh of God". Esto minó la fama del artista así que Dunphy procedió al siguiente paso: anunciar que como un “rebelde” del sistema, Hirst se iba a saltar a sus galeristas y que realizaría una venta de su obra directa al público. Esto en el mundo del arte es alta traición, porque los galeristas se supone que impulsan a los artistas, en fin que Stachi y Joplin se aguantaron su coraje y aparentemente se alinearon con el contador. La subasta la realizó Sotheby's con una exhibición previa de las obras: mariposas enmarcadas, frascos vacios, animales en formol, etc. Lo más importante es que había decenas de líneas telefónicas para comprar sin ser visto. Y sucedió el milagro: vendieron todo. Si creen que Stachi y Joplin se iban a quedar tan tranquilos, se equivocaron. A los dos días de anunciar el éxito de la venta trascendió en la edición dominical de New York Times que Dunphy y Hirst estuvieron pujando por teléfono y que los mismos galeristas Stachi y Joplin lo habían hecho. Se recompraron para revalorarse. ¿Y qué problema puede haber en eso? Ninguno, si desbaratan esos objetos y los arrojan a la basura nadie lo nota y en cambio lo que sí vendieron está a un precio inflado. Pura ganancia. Esto es convertir el mercado del arte en un burdel. Ahora la calavera de “diamantes” está de gira, arrancó en un museo en Holanda exhibiéndose al lado de obras de Rembrandt. Sus críticos- esclavos celebran la reunión de dos maestros. ¿Qué sigue? ¿Qué se auto roben la calavera y cobren un seguro? You should never underestimate the predictability of stupidity.

NO MORE INTOXICATING MY MIND. MADONNA.

El arte requiere de una infraestructura de exhibición y venta para sobre vivir, no existe la utopía de la creación sin retribución. Por esto es deleznable que se haga de esta necesidad una perversión. Los artistas son la parte más débil porque han visto sus espacios ocupados por estafadores que ceden a los requerimientos y exigencias de esta red de corrupción. Es evidente que estas personas que se hacen llamar artistas y que no tienen el más elemental talento también utilizan a sus proxenetas, es una relación de explotación en igualdad de circunstancias. Lo que han provocando es que con tanta basura expuesta en museos y galerías el público se aleje del arte y que los verdaderos artistas tengan que pelear lo indecible por una exposición en un museo. Como la serpiente que se muerde la cola devorarán sus consecuencias, el público que es el que compra ya no quiere verlos. El día que la mediocridad deje de ser el concepto rector en esta oscuridad que estamos viviendo en el arte el público volverá a los museos y a las galerías, reconocerá lo que es el verdadero arte y la belleza y podremos decir que ya salimos de la pesadilla, que la tiranía de la estupidez ha terminado. Los curadores, galeristas, críticos y artistas por primera vez sabrán lo que es la vergüenza, porque son causantes de un gran daño y cómplices de una mentira. Seremos testigos del fraude más descarado de la historia.

14 comentarios:

POLO dijo...

Estoy de acuerdo con usted y esto no solo sucede en el arte, lamentablemente se esta proliferando muy rapidamente a otros campos. Me recuerda el primer estribillo de LETRILLA SATÍRICA:
PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO de Francisco de Quevedo (1580-1645:
Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
De contino anda amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso Caballero
Es don Dinero.

Como tiene vigencia estas letras escritas hace ya varios siglos.
Polo
http://elfogondepolo.blogspot.com/

Avelina Lésper dijo...

polo: la corrupción es un cáncer, y en el arte es terrible porque el arte es una manifestacion superior de la inteligencia, por cierto tu blog tiene una recetas buenisimas.

SH dijo...

Estoy de acuerdo. El mercado es voraz y libidinoso. Que no quepa la menor duda...

eddie hondo dijo...

Lo que no entiendo es ¿porque? siguen refiriéndose al "mercado" de arte cuando en verdad se parece más a un circo que a un mercado.

Avelina Lésper dijo...

EO:
Es un circo y es un budel, los instaleros y sus curadores y galerías han corrompido todo.

José Omar Sánchez Molina dijo...

¿Y por qué sorprendernos de lo que describe en su blog, que por demás es muy interesante, si el nominalismo (a cuya cabeza aparece Okcham) como contrapartida al realismo filosófico ha señalado que las cosas no son buenas en sí mismas sino que son buenas porque Dios, el monarca y (hoy) el curador así lo determinan?

Basta dejar de seguir creyendo en la ficción de una ontología realista para darnos cuenta que en el extremo, el arte actual -igual que el estado de derecho- es pura convención de los estéticos del imperio que imponen a los nudo consumidores los precios de los objetos estéticos -de la misma forma que las normas jurídicas de hoy día son la pura creación de 66 ciudadanos diputados, con independencia del valor de su normativa-.

Carlos Pérez Bucio dijo...

Salut!
No estarás confundiendo a Pinault papá con Pinault hijo? Pinault papá es el coleccionista, el Pinault junior es el playboy, el maridito de Hayek y de arte no es un entusiasta. De hecho, Pinault padre, el coleccionista, es uno de los mejores amigos de Jacques Chirac, cuyo Ministro de la Cultura fue por un tiempo JJ Aillagon. Durante su gestión le dieron la Legión de Honor a Koons. Casualidad

jesus z dijo...

Estoy de acuerdo con usted, una gran parte del arte de hoy presenta este aspecto especulativo.
Las galerías, los coleccionistas y vendedores están obligados a apoyar este mito para que sus obras no se conviertan en basura y en realidad se necesita esta telaraña de poder que abarca museos-galerías-coleccionistas-ferias de arte-curadores y demás.
Parece ser que lo que en realidad obtienen es la memebresía a una élite, a un club pretensioso y sofisticado.
¿Cuanto tiempo se podrá mantener de pie este castillo de naipes?
Creo que no mucho.

Maizal Rosa dijo...

Avelina,
Francisco Icaza que no maneja el blog..esta leyéndolo conmigo y quedó encantado..y completamente de acuerdo en este sobre la corrupción en el arte..También dice que esta seguro de que habrá oportunidad de conversar largo contigo sobre el tema de la pintura..

Antonio de Almeida dijo...

Me gusta mucho el tu crítica, y la verdad no lo se en que voy a transformarme, como estudiante de bellas artes, delante de unas simples rayas que hace uno y recibe un 10, mientras otros hace una figura realista y lo dan un 6, por no haber un "concepto". Estoy trabajando en un texto que tengo que entregar al profesor de antropologia y sociologia del arte, y el texto que ellos han propuesto habla de los faraones del lujo en el arte, evío el enlace para que lo veas el reportaje: http://www.elpais.com/articulo/Revista/sabado/guerra/lujo/puro/arte/elpepudep/20111126elpepirsa_1/Tes
Perdonar los errores de ortografia, es que el castellano todavía es un reto para mí. Seguiré tu blog, es muy bueno.
Saludos

boris salinas ochoa dijo...

AVELINA...COMPARTO MUCHO TU FORMA DE VER Y PENSAR SOBRE EL ARTE....SOY ECUATORIANO Y POR ACA LAMENTABLEMENTE EL ARTE ENFERMO DE LA VANGUARDIA FACIL,MEDIOCRE Y SIN SENTIDO...SIGUE AVANZANDO A PASOS GRANDES...EN LAS FACULTADES DE ARTES LOS PROFESORES DE ARTE SE ENCARGAN DE INYECTARLES EL VIRUS DE LA VANGUARDIA DE MODA QUE NO ENTIENDEN...Y ACABAN CON LOS SUEÑOS E ILUSIONES DE POTENCIALES ARTÍSTAS...QUIENES ACABAN SUS ESTUDIOS SIN HERRAMIENTAS DEL OFICIO DE LAS ARTES PLÁSTICAS...Y QUE AL POCO TIEMPO ACABAN "VENDIENDO PAPAS"
FELICITACIONES POR TUS DESCIDIDOS COMENTARIOS...YO POR MI PARTE VOY A DIFUNDIRLOS AQUI EN MI ZONA...
GRACIAS...POR CIERTO, YO SOY ESCULTOR Y PUEDES VISITAR LO QUE HAGO EN...borissalinasochoa.jimdo.com Y SI ME PUEDES FAVORECER CON ALGÚN COMENTARIO, BIENVENIDO SEA

Enrius dijo...

Excelente blog e igualmente interesantes los enlaces a otros sitios. Efectivamente, la crisis del arte actual, digamos a partir de los años 60 cuando el arte conceptual empieza a producir estragos con la mierda de artista enlatada de Manzoni, por ejemplo, tiene que ver con la corrupción propiciada y alentada por los especuladores de toda laya asociados con personajes decididos a enriquecerse haciéndose pasar por artistas.El papanatismo de determinado público deseoso a su vez de hacerse pasar por experto "conocedor de arte" en aras de su ambicionado "ascenso social", se complementa con otro sector de público decidido a incorporarse al mercado especulativo del arte a través del cual lo que desea es simplemente hacer crecer su dinero. No les faltarán a estos dos sectores algunos "desinteresados" consejeros en los que depositar su confianza. Llegará el día en el que algunos "artistas" productores de mierda, cotizarán en La Bolsa. Así son y están las cosas.
Me han interesado sus textos y me ha interesado conocerla a través de ellos por lo que no me parece impertinente presentarme por medio de un enlace. Un cordial saludo.

http://www.pinterest.com/telfeusa/pinturas/

Nicolas De la Hoz dijo...

Avelina, has analizado la actual dinámica del arte y señalado sus actuales falencias. Creo importante reconocer que el actual estado de podredumbre en el arte (antes del surgimiento del llamado arte conceptual) también fue decidido por nosotros, los propios artistas, además de los conocidos parásitos. También creo que se trata del antagonismo, presente en cualquier disciplina humana, entre los que “juegan limpio”, y los que “juegan sucio”. Una de las fallas de los primeros es que nunca han tenido la habilidad, la estrategia, ni la claridad mental de los segundos. Al final de tu comentario sugieres un camino al cambio. ¿Qué percibes como opción y estrategia que podríamos intentar los artistas para establecer un respetable y respetado espacio de contacto con el público?

CARLOS dijo...

HOLA AVELINA . ANTE TODO DISCULPA EL UTILIZAR ESTE MEDIO PARA HACERTE UNA CONSULTA .
EXISTEN REPLICAS , SI LO SAVE USTED , LATAS DE LA OBRA DE MANZONI ´´ MIERDA DEL ARTISTA ´´.
GRACIAS DE ANTE MANO